Abrir menú principal

José de Jesús del Valle y Navarro

Mons. José de Jesús del Valle y Navarro (Hacienda del Valle, Jalisco, 24 de junio de 1888 - Villahermosa, Tabasco, 18 de septiembre de 1966). Fue un obispo mexicano nombrado VIII Obispo de Tabasco el 2 de junio de 1945 en sustitución de Mons. Vicente María Camacho y Moya.[1]​ Permaneció al frente de la Diócesis de Tabasco 21 años y tres meses. Mucho le debe la iglesia de Tabasco a este misionero de ideas elevadas y pensar profundo, quien utilizó su herencia personal para concluir la reconstrucción de la catedral de Villahermosa a la que bautizó como "Catedral del Señor de Tabasco", en homenaje a una imagen que el mismo donó.[1]

José de Jesús del Valle y Navarro

Obispo de Tabasco
2 de junio de 1945 - 19 de septiembre de 1966
Predecesor Vicente María Camacho y Moya
Sucesor Antonio Hernández Gallegos

Título Obispo de México
Información religiosa
Ordenación sacerdotal 19 de noviembre de 1916
Ordenación episcopal 29 de junio de 1945 Luis Martínez
Información personal
Nombre José de Jesús del Valle y Navarro
Nacimiento Hacienda del Valle, Jalisco, 24 de junio de 1888
Fallecimiento Villahermosa, Tabasco, 18 de septiembre de 1966 (78 años)

Primeros añosEditar

Mons. del Valle nació en la Hacienda "Del Valle", estado de Jalisco, un 24 de junio de 1888. Aprendió las primeras letras en Atotonilco el Alto, Jalisco, en 1895. Ingresó al Seminario Conciliar de Guadalajara, el 18 de octubre de 1905, para seguirlos estudios eclesiásticos, más tarde cursó Filosofía y Sagrada Teología.[1]

El 11 de marzo de 1913 recibió la tonsura de manos del Sr. Francisco Orozco y Jiménez, lo mismo que las Órdenes Menores. El Subdiaconado y Diaconado los recibió respectivamente los días 5 y 12 de noviembre de 1916, de manos del Sr. Plascencia, el 19 de noviembre de 1916 recibió el Sacramento del Orden Sacerdotal.[1]

El 28 de noviembre del mismo año cantó su primera Misa Solemne, siendo asignado a la parroquia de Totatiche a donde va como Vicario y como profesor del Seminario Menor. Gran apóstol de la palabra desde los albores de su apostolado, fue nombrado Misionero Apostólico, oficio que desempeñó con todo el vigor de su vida, con todo el valor de su fe, con toda la alegría. Formó varios poblados, construyó algunos templos y organizó varias parroquias, recorriendo parte de los estados de Jalisco, Guanajuato y Michoacán y hasta Nuevo León se había extendido su apostolado. Testigos son todos aquellos pueblos que lo amaron tanto y lo llamaban llenos de cariño, de respeto y veneración: "el Padre Misionero".[1]

Obispo de TabascoEditar

A los poco días de la muerte de Mons. Vicente María Camacho y Moya, VII Obispo de Tabasco, se dio a conocer el nombre del sucesor de tan noble prelado. La comunicación la hizo el Sr. Dr. D. Luis Ma. Martínez, encargado de los negocios de la Delegación Apostólica en México, en los siguientes términos:[1]

"El Santo Padre S.S. Pío XII se dignó nombrar Administrador Apostólico de la Diócesis de Tabasco Ad mutum Sanctae Sedis, al Ilmo. Mons. D. J. de Jesús del Valle y Navarro."

Por lo pronto, la designación de Mons. del Valle era de "Administrador Apostólico" y como tal gobernó la Diócesis de Tabasco desde el 4 de abril de 1943 en que tomó posesión de su cargo, hasta dos años más tarde.[1]

Mons. del Valle, llegó a Villahermosa, comenzando inmediatamente la reconstrucción de la iglesia tabasqueña tanto material como espiritualmente. Y por eso el 4 de abril de 1944 entregó al pueblo tabasqueño a su Señor y Santo Patróno: "El Señor de Tabasco".[1]

Dos años más tarde, el 2 de junio de 1945 Mons. del Valle fue electo VIII Obispo de Tabasco. La ceremonia de su Ordenación se realizó en la Basílica de N. S. de Guadalupe en la Ciudad de México, el 29 de junio del mismo año. Ofició el Excmo. Sr. Dr. D. Luis María Martínez Arzobispo Primado de México y le ayudaron los Excmos. Sres. D. José Garibi Rivera, Arzobíspo de Guadalajara, y D. Luis María Altamirano y Bulnes, Arzobíspo de Morelia, la cátedra sagrada la ocupó el Sr. Arzobispo de Mérida, Excmo. Sr. Dr. D. Fernando Ruiz Solórzano. Estuvieron presentes varios Arzobispos y Obispos de los cuales varios también lo acompañaron hasta Tabasco a su toma de posesión como Obispo de Tabasco.[1]

Desde entonces, su labor pastoral en Tabasco la desarrolló de forma incansable, venciendo dificultades derivadas de una tierra a la que le habían arrancado la religión, destruido sus templos y quemado sus imágenes, una tierra en la que los católicos habían sido perseguidos y las autoridades ecléciásticas expulsadas, sin embargo, Mons. del Valle, se distinguió por su esfuerzo, su perseveráncia y su profundo amor a Tabasco.

FallecimientoEditar

Mons. José de Jesús del Valle, falleció un 18 de septiembre de 1966, en su ciudad episcopal Villahermosa,[1]​ donde entregó su amor, su espíritu y su trabajo. Con su muerte, Mons. del Valle se convertía en el segundo Obispo de Tabasco que moría en su Sede Episcopal, Mons. Leonardo Castellanos Castellanos y Mons. José de Jesús del Valle. Por indicaciones suyas, sus restos descansan en Tlalpuhahuilla, Michoacán.[1]

En su memoria, se colocó una estatua de él, en el atrio de la Catedral del Señor de Tabasco, en la ciudad de Villahermosa.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f g h i j k Diócesis de Tabasco. «Obispos de Tabasco». Archivado desde el original el 18 de mayo de 2011. Consultado el 5 de febrero de 2011.