Abrir menú principal

San José Manyanet y Vives (en catalán Josep Manyanet i Vives; Tremp, Lérida, 7 de enero de 1833Barcelona, 17 de diciembre de 1901) fue un sacerdote católico español, que promovió la construcción del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, el monumental y aún inconcluso magnum opus de Antoni Gaudí en Barcelona.

San José Manyanet y Vives
PadreManyanetPortrait.jpg
Fundador
Nombre José Manyanet y Vives
Nacimiento 7 de enero de 1833
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Tremp, España
Fallecimiento 17 de diciembre de 1901 (68 años)
Flag of the First Spanish Republic.svg Barcelona, España
Venerado en Iglesia católica
Canonización 16 de mayo de 2004, por el papa Juan Pablo II
Festividad 16 de diciembre
Atributos Hábito sacerdotal

BiografíaEditar

José Manyanet nació el 7 de enero de 1833 en Tremp (Lérida, España) y quedó huérfano de padre a los 20 meses. A la edad de 5 años

Actualmente, la congregación masculina también llamada "Manyanetianos", tienen asilos de huérfanos, escuelas y liceos en España, Italia, Estados Unidos, Argentina, Colombia, México, Brasil y Venezuela. Hay varios colegios de la Congregación de Hijos de la Sagrada Familia que llevan su nombre, como el de Reus, el de Barcelona, el de Medellín y el de Alcobendas. Otros colegios de la Congregación que no llevan su nombre son el Jesús, María y José (1877) de Barcelona; el colegio San Ramón (1889) en Villafranca del Panadés; el San Miguel (1894) en Molins de Rey; el Santa María (1896) de Blanes, el Jesús Adolescente (1931) en Tres Arroyos (Argentina) y el San Luis Bosch (1925) de Begas. Algunos de ellos fueron fundados personalmente por José Manyanet. La congregación femenina tiene casas en España (Barcelona, Canarias y Madrid), en Camerún, en Ecuador, Venezuela, Colombia, Brasil, Paraguay, Australia e Indonesia, y su casa general en Roma.

Fundó la revista "Sagrada Familia". Escribió varios libros para propagar la devoción de la Sagrada Familia, y para la formación de los religiosos, de las familias y de los niños. Con el mismo fin inspiró la erección del Templo de la Sagrada Familia de Barcelona.

La fe del Padre Manyanet se destaca no sólo en su vocación como sacerdote y educador, también tuvo un profundo amor por Cristo, la Virgen María y la Santa Eucaristía.

Murió en 1901 en Barcelona a los 68 años de edad, afectado de una grave y dolorosa enfermedad.

Fue declarado beato por el papa Juan Pablo II el 25 de noviembre de 1984, y canonizado el 16 de mayo del 2004.[1]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar