Judaizante

(Redirigido desde «Judaizar»)

Judaizante es un término que en la actualidad es restringido al uso historiográfico, que presenta una cierta polisemia (reflejada en las definiciones del DRAE),[1] [2] y puede hacer referencia:

  • Al que, independientemente de sus creencias y prácticas religiosas, se le atribuía socialmente la propensión a judaizar por razón de su condición étnica o ascendencia, y era objeto de una fortísima discriminación:o

Enlaces externosEditar

Los judaizantes y el apóstol Pablo en Cristianismo Primitivo

NotasEditar

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «judaizante». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  2. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «judaizar». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  3. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «judaizar». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. . Primera acepción.
  4. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «judaizar». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. . Segunda acepción, primera posibilidad.
  5. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «judaizar». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. . Segunda acepción, segunda posibilidad.
  6. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «marrano». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. . Primera acepción.
  7. Aunque desde la época visigótica la actividad legislativa no paró de producir disposiciones antijudías repletas de denominaciones ofensivas y despectivas, la comunidad de cristianos viejos denominó marranos a los judíos que aparentaban una vida de cristianos. Desde la descripción de los fingimientos que se veían forzados a realizar para que los cristianos viejos no conociesen su verdadera afición, y que son sintetizados en la crónica de Andrés Bernáldez, hasta la opinión de los viajeros extranjeros que visitaron la España de la época, el marrano se representaba como un falso cristiano que en secreto continuaba practicando su antigua religión. Un viajero alemán, Jerónimo Munzer, en su visita a Valencia se refiere en 1495 a la iglesia de San Cristóbal, donde "tenían sus sepulcros los marranos (es decir, los falsos cristianos, judíos en su interior). Cuando moría alguno de ellos fingían conformidad con los ritos de la religión cristiana e iban en procesión con el ataúd cubierto con un paño dorado, llevando delante la imagen de San Cristóbal. Sin embargo, lavaban en secreto los cuerpos de los muertos y los enterraban de acuerdo con sus ritos" (Ángel Rodríguez Sánchez, en Artehistoria).
  8. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «chueta». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  9. Chueta, traducido al castellano del catalán isleño, significa poco más o menos comedor de tocino, lo que ha venido teniendo un alto componente peyorativo y racista en la isla de Mallorca a lo largo de más de quinientos años y que afecta a un reducido número de familias descendientes de judíos conversos... Todo empezó a finales del siglo XV en ocasión de una conversión en masa al cristianismo de aproximadamente una docena de familias judías, las cuales fueron apadrinadas por otras tantas de pro cuyos miembros eran considerados cristianos viejos, quienes, además, les dieron su apellido: Segura, Fuster, Taronjí y otros. Aquellos nuevos cristianos fueron inmediatamente sacados de la judería e instalados en unas viviendas abandonadas por unos mercaderes árabes, sitas a espaldas de la iglesia de Santa Eulalia (de Palma), lugar que hoy día se conoce por calle de la Platería. No ... tardaron en circular murmuraciones acerca de que si la conversión había sido falsa y con el único fin de librar... al gran rabino y a dos más, acusados de haber cometido cierta felonía sacrílega. Se dijo incluso que tenía una sinagoga secreta... Para tratar de contrarrestar la calumnia, les llevó a sacar tocino en plena calle y comerlo; algo que, como se sabe, prohíbe la religión islámica. De ahí lo de chueta o chuetó, ya que en catalán al tocino se le dice chuya. Incluso hoy día aún persiste cierta aprensión hacia el chueta por parte de los mallorquines. (Andrés Salom ¿Qué es ser chueta?). Otra posible etimología es juetó o xuetó, diminutivo de "judío"; y posiblemente la proximidad entre ambas palabras, que reforzaba el efecto denigratorio (véase Chueta#Etimología y otras denominaciones).