Línea de meta (futbol)

regla donde se especifican las características del terreno de juego apropiado para practicar el fútbol

En el fútbol las líneas de meta o líneas de fondo son las líneas más cortas de dos de las cuatro líneas que demarcan los límites interiores de los exteriores de la cancha o campo de fútbol. Las líneas de meta deben tener la misma longitud, una longitud entre 45 metros (49 yardas) y 90 metros (98 yardas). Sin embargo, en los partidos internacionales, las líneas deben tener entre 64 metros (70 yardas) y 75 metros (82 yardas) de largo.[1]​ Las porterías deben ser colocadas en el centro de cada línea de meta o de fondo.[2]

Líneas de meta en Old Trafford en Mánchester en 1992

ReferenciasEditar

  1. Fédération Internationale de Football Association, ed. (julio de 2007). «Laws of the Game 2007/2008» (PDF). pp. p.6. Consultado el 29 de febrero de 2008. 
  2. Fédération Internationale de Football Association, ed. (julio de 2007). «Laws of the Game 2007/2008» (PDF). pp. p.8. Consultado el 29 de febrero de 2008. :

Enlaces externosEditar