Abrir menú principal

La civilización está haciendo masa y no deja oír

La civilización está haciendo masa y no deja oír es una película de Argentina filmada en Eastmancolor dirigida por Julio César Ludueña según su propio guion que se estrenó el 25 de abril de 1974 y que tuvo como actores principales a Irma Brandeman, Juana Bullrich, Carlos del Burgo e Hilda Rey.

SinopsisEditar

Las prostitutas de una casa de citas hartas de ser explotadas, deciden rebelarse en contra de sus proxenetas y hacen una huelga.[1][2]

RepartoEditar

ComentariosEditar

Riz en Mayoría escribió:

”Falló en la realización por falta de oficio, el director, los actores, los técnicos, es decir un fracaso total.”[2]

Juan Carlos Frugone en Clarín dijo:

”Fábula ejemplar, contada con ingenio, desenfado y un sentido urticante.”[2]

La Razón opinó:

”Delirante relato…abundante en alegorías.”

Manrupe y Portela escriben:

”Un asunto que podría haber sido de interés, en uno de los films más curiosos de la época, hoy olvidado.”[2]

Paula Wolkowicz opina:

« De forma alegórica… se vislumbran ciertos núcleos semánticos (la familia como la institución perversa de la sociedad burguesa, la conformación de un espacio totalitario, represivo y asfixiante, el cuerpo como víctima del poder represivo) que dejan en evidencia la fuerte crítica a las instituciones, al poder político de turno y a las hipocresías de una sociedad patriarcal y autoritaria.»[1]

ReferenciasEditar

  1. a b Wolkowicz, Paula. «Escenas del under porteño. Experimentación y vanguardia en el cine argentino de los años 60 y 70». Consultado el 14 de septiembre de 2015. 
  2. a b c d e Manrupe, Raúl; Portela, María Alejandra (2001). Un diccionario de films argentinos (1930-1995). Buenos Aires: Editorial Corregidor. p. 112. ISBN 950-05-0896-6. 

Enlaces externosEditar