Lamberto de Maastricht

Obispo de Maastricht

San Lamberto (en latín: Landebertus / Lambertus; c. 636, Maastricht - c. 705, Lieja), fue obispo de Maastricht desde aproximadamente 670 hasta su muerte. Lamberto denunció el enlace de Pipino de Heristal con su amante Alpaida, la madre de Carlos Martel. El obispo fue asesinado durante la agitación política que se desarrolló cuando varias familias lucharon por su influencia cuando la dinastía merovingia dio paso a la carolingia. Es considerado un mártir por su defensa del matrimonio. Su fiesta es el 17 de septiembre.

San Lamberto
St-Lambert-Liège.jpg
Obispo de Maastricht
Nacimiento c. 636
Maastricht
Fallecimiento c. 705
Lieja
Venerado en Iglesia católica
Orden religiosa Orden de San Benito Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 17 de septiembre
Patronazgo fidelidad conyugal, ciudad de Lieja

VidaEditar

Lamberto era de una familia noble de Maastricht, supuestamente hijo de Apre, señor de Lieja, y de Herisplende, ambos de familias nobles. Fue bautizado por su padrino, el obispo local, Remaclo, y educado por Landoaldo, el arcipreste de la ciudad. Lamberto también estaba relacionado con el senescal Hugoberto, padre de Plectrude, la legítima esposa de Pipino de Heristal y, por lo tanto, suegro de los mayordomos de palacio que controlaban los reyes merovingios de Austrasia.

Lamberto parece haber frecuentado la corte merovingia del rey Childerico II, y era un protegido de su tío, Teodardo, quien sucedió a Remaclo como obispo de Maastricht. Los primeros biógrafos lo describen como "un joven prudente de apariencia agradable, cortés y de buen comportamiento en su discurso y modales, bien constituido, fuerte, buen luchador, lúcido, cariñoso, puro y humilde, y aficionado a la lectura”. Cuando Teodardo fue asesinado poco después del 669, los consejeros de Childerico hicieron obispo de Maastricht a Lamberto.

Después de que Childerico fue asesinado en 675, la facción de Ebroin, mayordomo de palacio de Neustria y el poder detrás de ese trono, lo expulsaron de su sede, a favor de su candidato, Faramundo. Lamberto pasó siete años en el exilio en la recién fundada Abadía de Stavelot (674681). Con un cambio en las turbulentas fortunas políticas de la época, Pipino de Heristal se convirtió en mayordomo del palacio y Lamberto pudo regresar a su sede.

En compañía de Willibrordo, que había venido de Northumbria en 691, Lamberto predicó el evangelio en los tramos más bajos del río Mosa, en el área al norte. Junto con santa Landrada fundó un monasterio femenino en Munsterblizen. Lamberto también fue el director espiritual del joven noble Huberto, hijo mayor de Bertrand, duque de Aquitania. Huberto más tarde sucedería a Lamberto como obispo de Maastricht.

Lamberto parece haber sucumbido a la agitación política que se desarrolló cuando varios clanes lucharon por su influencia cuando la dinastía merovingia dio paso a los carolingios. El historiador Jean-Louis Kupper dice que el obispo fue víctima de una lucha privada entre dos clanes que buscaban controlar la sede de Tongres-Maastricht. Se dice que Lamberto denunció la relación adúltera de Pipino de Heristal con Alpaida, que se convertirían en la padres de Carlos Martel. Esto despertó la enemistad de Pipino y Alpaida. El obispo fue asesinado en Lieja por las tropas de Dodon, el doméstico de Pipino (administrador de dominios estatales), padre o hermano de Alpaida. El año de su muerte se otorga de manera diversa por un tiempo entre 705 y 709. Lamberto fue considerado un mártir por su defensa de la fidelidad conyugal.

Aunque Lamberto fue enterrado en Maastricht, su sucesor como obispo, Huberto, traslado su reliquia a Lieja, a la que finalmente se trasladó la sede episcopal. Para consagrar las reliquias de Lamberto, Huberto construyó una basílica cerca de la residencia de Lamberto, que se convirtió en el verdadero núcleo de la ciudad. El santuario se convirtió en la catedral de San Lamberto, destruida en 1794. Su emplazamiento es la moderna Place Saint-Lambert. La tumba de Lamberto se encuentra ahora en la actual catedral de Lieja.

PatronazgoEditar

San Lamberto es el patrón de la ciudad de Lieja.

Su fiesta en el calendario romano general de la Iglesia católica es el 17 de septiembre. El Lambertusfest en Münster ha sido durante mucho tiempo una fiesta popular, celebrada durante dos semanas que culmina en la víspera del 17 de septiembre. Los niños construyen "pirámides Lambertus" de ramas, decoradas con faroles y lámparas alrededor de las cuales bailan y cantan canciones tradicionales (conocidas como Lambertussingen o Käskenspiel).