Abrir menú principal

Laura Vicuña

beata chilena

Laura del Carmen Vicuña Pino, más conocida como Laura Vicuña (Santiago, Chile, 5 de abril de 1891–Junín de los Andes, Argentina, 22 de enero de 1904) fue una joven de origen chileno que vivió y murió en Argentina. Las circunstancias de su muerte, en una situación de violencia y su compromiso con la fe católica, le valieron la beatificación en 1988. Es considerada por la Iglesia católica como protectora de la familia. Se conmemora el 22 de enero.[1][2]

Laura del Carmen Vicuña Pino
Laura Vicuña 2.jpg
Fotografía de Laura del Carmen Vicuña Pino.
Beata
Nombre Laura del Carmen Vicuña Pino
Nacimiento 5 de abril de 1891
Bandera de Chile Santiago, Chile
Fallecimiento 22 de enero de 1904 (12 años)
Bandera de Argentina Junín de los Andes, provincia del Neuquén, Argentina
Venerada en Iglesia católica, en particular en Chile y Argentina
Beatificación 3 de septiembre de 1988 por Juan Pablo II
Canonización En proceso
Orden religiosa Salesianos Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 22 de enero

BiografíaEditar

Nació el 5 de abril de 1891, hija del matrimonio entre José Domingo Vicuña, militar vinculado a una de las familias más importantes de Chile, y Mercedes Pino, quien no era estimada por los parientes de su esposo a causa de su clase social, considerada "pobre". [3]​Laura fue bautizada en la Parroquia Santa Ana en Santiago, en la misma pila bautismal donde pocos años más tarde recibiría similar sacramento Juanita Fernández Solar, Santa Teresa de Los Andes.[4]

En ese momento, Chile estaba en una crisis política que había desembocado, desde enero, en una guerra civil. Claudio Vicuña, pariente lejano del padre de Laura, respondía al cuestionado presidente José Manuel Balmaceda, y fue electo como su sucesor, pero no llegó a asumir. Al temrinar la guerra, la familia Vicuña fue perseguida, y José Domingo debió alejarse de Santiago. Murió en 1894, luego del nacimiento de su segunda hija, Julia Amanda, por lo cual Mercedes Pino y sus hijas quedaron en la pobreza y portadoras de un apellido perseguido.[5]​ En este contexto, la madre decidió buscar refugio en Argentina. Nació el 12 de abril de 1891 en Santiago. sus padres eran José Domingo Vicuña y Mercedes Pino.[4]

Sus primeros años en ArgentinaEditar

Mercedes y sus hijas se establecieron en las proximidades de Neuquén, Argentina,[6]​ en la localidad de Junín de los Andes. Al principio Mercedes buscó algún trabajo para poder costear los estudios de sus hijas, llegando a la estancia “Las Mercedes” perteneciente al Capitán Mariano Fosbery, quien la recibió como empleada doméstica. Allí estuvieron aproximadamente de 5 a 6 meses. Luego, se trasladaron a orillas del Río Quilquihué, donde se encontró con Manuel Mora, dueño de la estancia local,[7]​ quien maltrataba a la madre de Laura, presionándola para que accediera a ser su concubina. A cambio de ello, accedió a costear los estudios de sus hijas, por lo que Mercedes aceptó.[8]

Laura y su hermana ingresaron al colegio "Las Hijas de María Auxiliadora", de la Congregación Salesiana, fundada por Don Bosco, en Junin de los Andes, donde fue instruida tanto en la fe cristiana. Según sus palabras, era feliz en el colegio, al cual llamaba: “mi paraíso” y las hermanas la consideraban una niña devota, llena de caridad hacia sus compañeras y fiel a sus deberes cotidianos.

Primera comunión, últimos años y muerteEditar

Laura realizó su primera comunión el 2 de junio de 1901.[9]​ Ese día ofreció su vida a Jesús y consagró su pureza a la Virgen.[6]

Durante una de sus vacaciones escolares, Laura sufrió dos violentos ataques por parte de Mora, quien pretendia mantener relaciones sexuales con ella. Ante su rechazo, él se negó a seguir costeando los gastos de los estudios de las niñas. Sin embargo, el colegio solucionó el problema permitiendo que Laura siguiera estudiando gratis. A pesar de esto, Laura pensaba que la situación de su madre no había mejorado, sintiendo que no había hecho nada por ayudarla.[10]

Un día, y recordando la frase de Jesús: "No hay muestra de amor más grande que dar la vida por sus amigos", Laura optó por pedir a Dios la salvación de su madre a cambio de su propia vida.[5][11]​ A los pocos meses cayó enferma, empeorando su salud conforme avanzaba la enfermedad. En una visita de su madre, Mora la agredió dejándola herida en su cama.[12]​ La vida de Laura se iba apagando: “Señor, que yo sufra todo lo que a ti te parezca bien, pero que mi madre se convierta y se salve”.

Antes de morir, Laura le pidió a su madre:

Muero. Yo misma se lo pedí a Jesús, hace dos años que ofrecí mi vida por ti, para pedir la gracia de tu conversión. Mamá, antes de morir ¿tendré la dicha de verte arrepentida?[13]

Doña Mercedes, con los ojos en llanto, le respondió diciendo:

Te juro en este momento que haré cuanto me pides. Estoy arrepentida. ¡Dios es testigo de mi promesa![14]

Laura dijo al sacerdote Genghini que la asistía, y luego a su madre:

Padre, mamá promete en este momento abandonar a aquel hombre; sea usted testigo de su promesa [...] ¡Gracias, Jesús!, ¡Gracias, María!, ¡Adiós, Mamá!, ¡Ahora muero contenta![14]

Así, el 22 de enero de 1904 murió Laura Vicuña Pino.[6]

Proceso de beatificaciónEditar

VenerableEditar

 
Representación de Domingo Savio y Laura Vicuña, en la Basílica María Auxiliadora y San Carlos, Buenos Aires, Argentina.

Una vez ocurrida su muerte, y en consideración a su fama de santidad,[15]​ la congregación salesiana comenzó su proceso de canonización en la década de 1950. La misma congregación le encomendó la tarea a la madre Clelia Genghini, quien pasó varios años recolectando información acerca de su vida y obra. No alcanzó a ver su obra realizada, debido a que murió el mismo año en que se inició el proceso de beatificación.

La fase diocesana del proceso de beatificación de Laura Vicuña se inició en la ciudad de Viedma, provincia de Río Negro. Entre los obstáculos que enfrentó el proceso se contaron que Laura no podía ser considerada mártir, y su corta edad no abría muchas esperanzas para su beatificación. En efecto, la Congregación de los Ritos (actual Congregación para las Causas de los Santos) solía excluir la posibilidad de canonización de aquellos creyentes cuya corta edad al momento de su muerte dificultaba la valoración de su ejercicio de las virtudes teologales y cardinales en grado heroico durante un considerable periodo de su vida.[11]​ Con todo, resultó un precedente de importancia la beatificación (el 5 de marzo de 1950) y posterior canonización (el 12 de junio de 1954) de santo Domingo Savio, muerto a los 14 años,[11]​ y la canonización el día 24 de junio de 1950 de santa María Goretti, muerta a los 11 años.

En marzo de 1981 se allanó este último requisito en el Dicasterio romano. Con el decreto del 18 de marzo de 1982, la Congregación plenaria de cardenales y obispos miembros de la Congregación para las Causas de los Santos introdujo la causa de Laura Vicuña.

Al decretarse su heroicidad en el ejercicio de las virtudes, Laura Vicuña Pino fue declarada venerable el 5 de junio de 1986.

BeataEditar

Su proceso de beatificación fue impulsado por la atribución a Laura de un milagro en favor de la religiosa perteneciente a la Congregación de las Hijas de María Auxiliadora, Ofelia del Carmen Lobos Arellano.[16]​ Esta religiosa estuvo afectada por problemas en sus pulmones, provocando que fuese bastante delicada de salud. En agosto de 1955 fue desahuciada por los médicos, quienes la enviaron a su convento a morir "en casa". Sin embargo, y tras rezar a Laura Vicuña se mejoró en forma notoria, recuperando la salud y parte de los pulmones que se catalogaron como irrecuperables. En la consulta científica de la Congregación por la Causa de los Santos, fue catalogada como "5 sobre 5, recuperación inexplicable mediante la ciencia".

El 3 de septiembre de 1988, fue beatificada por el papa San Juan Pablo II, en medio de las celebraciones del centenario de la muerte de san Juan Bosco.[17][18][19]

SantuarioEditar

 
Estatua de Laura Vicuña en la iglesia de Junín de los Andes.

En las faldas del Cerro Renca y ocupando 30 hectáreas, en la ciudad de Santiago, se encuentra emplazado el Santuario de Laura Vicuña, que posee una capilla con capacidad para 100 personas, salas para encuentros católicos y una amplia área para reuniones de grupos que se encuentren dispuestos a orar con Laura Vicuña.

El 9 de diciembre de 1999, en la ciudad de Junín de los Andes, se inauguró un templo que fue restaurado y dedicado a la memoria de Laura Vicuña, siendo construido por las alumnas del Colegio María Auxiliadora. La primera eucaristía fue celebrada por el obispo de Neuquén, Mons. Agustín Radrizzani.[20]

Verdadero rostroEditar

Una investigación encargada por religiosas salesianas argentinas y chilenas a Carabineros de Chile y publicadas en la prensa en febrero de 2010, reveló que el rostro por el cual se conocía a Laura Vicuña no pertenecía a ella, sino que se trataba de una pintura del artista italiano Caffaro Rore, hecha por encargo de las salesianas italianas e inspirado en una niña europea y en supuestas descripciones dadas por la hermana menor de Laura, Julia. Ya en la década de 1990 el Padre Ciro Brugna había presentado un análisis indicando que el rostro que más se había difundido no era el de ella. Luego en el estudio del año 2010 se reconoce en una fotografía junto a sus compañeras, el verdadero rostro que es el de una niña morena con rasgos mestizos.[21][22]

FilmografíaEditar

  • En Italia en 1988, se realizó la película Laura, un gran amor, la cual narra la vida de Laura Vicuña y sus padecimientos antes de lograr la conversión de su madre. (La revisión histórica reconoce algunos datos que no son reales)
  • Laura, una vida luminosa. Ediciones Don Bosco Argentina.

ReferenciasEditar

  1. León Torres, Fray Jose (1994). La flor de la Patagonia. Producciones Cruz del Sur. ISBN 987-95116-0-3. 
  2. de Palma, F. (2000). «Laura Vicuña». Leonardi, C.; Riccardi, A.; Zarri, G., eds. Diccionario de los Santos, volumen II. Madrid: San Pablo. pp. 1433-1434. ISBN 84-285-2259-6. Consultado el 10 de junio de 2015. 
  3. «Laura Vicuña, Biografía». Archivado desde el original el 1 de febrero de 2014. Consultado el 20 de enero de 2014. 
  4. a b «LAURA VICUÑA». Consultado el 20 de enero de 2014. 
  5. a b «Biografía de Chile, Laura Vicuña». 
  6. a b c Catholic.net. «Lautra Vicuña». Consultado el 20 de enero de 2014. 
  7. «Laura Vicuña, Beata». Catholic. net (en español). 
  8. Salesianos de Sevilla. «Laura Vicuña». Archivado desde el original el 2 de febrero de 2014. Consultado el 20 de enero de 2014. 
  9. «Primera comunión, Beata Laura Vicuña». Consultado el 20 de enero de 2014. 
  10. Movimiento Apóstolico Manquehue. «El Boletín» (PDF). Consultado el 20 de enero de 2014.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  11. a b c de Palma, Francesco (2000). «Laura Vicuña». Leonardi, C.; Riccardi, A.; Zarri, G., eds. Diccionario de los Santos, volumen II. España: San Pablo. pp. 1433-1434. ISBN 84-285-2259-6. 
  12. «Combate, Laura Vicuña». Consultado el 20 de enero de 2014. 
  13. «"Ahora muero contenta"». Consultado el 20 de enero de 2014. 
  14. a b Chica, Neno (1982). Laura Vicuña: la que supo amar. Librería Nacional. p. 160. 
  15. lauravicuna.free (s/f). «Laura Vicuña: Fama de santidad». Consultado el 22 de febrero de 2011. 
  16. lauravicuna.free (s/f). «Laura Vicuña: El Milagro». Consultado el 22 de febrero de 2011. 
  17. Juan Pablo II (3 de septiembre de 1988). «BEATIFICAZIONE DI LAURA VICUÑA OMELIA DI GIOVANNI PAOLO II» (en italiano). Consultado el 1988. 
  18. «BEATI e SANTI». La Santa Sede. Consultado el 20 de enero de 2014. 
  19. [1989%20-%20ocr.pdf «ACTA APOSTOLICAE SEDIS: Augustae Taurinorum, ob decretos Servae Dei Laurae Vicuña Beatorum caelitum honores»]. La Santa Sede (en latín). 1989. pp. 79-89. 
  20. ACI Prensa (9 de diciembre de 1999). «Laurita Vicuña ya tiene santuario en Argentina». aciprensa.com. Consultado el 22 de febrero de 2011. 
  21. Villavicencio, Gustavo (7 de febrero de 2010). «Investigación secreta revela el verdadero rostro de Laura Vicuña». El Mercurio (Santiago, Chile): C 6. Consultado el 22 de febrero de 2011. 
  22. http://www.catholicnewsagency.com/news/painting_of_blessed_laura_vicuna_modified_after_unpublished_photo_discovered/

BibliografíaEditar

  • de Palma, Francesco (2000). «Laura Vicuña». Leonardi, C.; Riccardi, A.; Zarri, G., eds. Diccionario de los Santos, volumen II. España: San Pablo. pp. 1433-1434. ISBN 84-285-2259-6. 
  • Vida de Laura Vicuña. Editorial CSS, ISBN 84-8316-762-X
  • Laura Vicuña. Editoral CSS, ISBN 84-7043-829-8
  • Una muchacha valiente: Laura Vicuña. ISBN 84-8316-761-1
  • Beata Laura Vicuña. ISBN 9604051
  • Laurita delle Ande. Vita di Laura Vicuna. ISBN 88-315-26979 (en italiano)
  • Laura Vicuña. Editora Salesiana, ISBN 85-7547-165-1 (en portugués)
  • Castano, Luigi y Francisco de la Hoz: “La beata Laura Vicuña” Inst. HMA, Barcelona 1988.
  • Crestanello, Augusto: “Vida de Laura Vicuña” Santiago de Chile 1911.
  • Entraigas, Raúl: “La azucena de los Andes” edb, Bs.Aires 1958.
  • Scalco, Elda- HMA – “Laura Vicuña- Contexto histórico, cultural, religioso, de ayer y de hoy” En búsqueda de más humanidad- 2004
  • Brugna, Ciro, sdb “Aportes para el conocimiento de Laura Vicuña” ,Bs.Aires 1990.
  • Brugna Ciro – Román Ricardo :”Laura del Carmen Vicuña, una adolescente heroica”.
  • González, Antonio: “Laura Vicuña”, Bahía Blanca 2004

Enlaces externosEditar