Abrir menú principal

León de Bienservida

escultura íbera

El conocido como León de Bienservida (también León de Huerta Bayonas) es una escultura zoomorfa ibérica hallada en 1893, de manera accidental, en el paraje de Huerta Bayonas en Villarrodrigo (Jaén) y trasladada a la contigua población albaceteña de Bienservida, de la que recibe el nombre.

León de Bienservida
Leon bienservida.png
Grabado del León de Bienservida
Autor desconocido
Creación Finales del siglo VI a.C.
Ubicación Museo Arqueológico de Albacete, Albacete, EspañaFlag of Spain.svg España
Estilo Ibero arcaico
Material Piedra caliza
Dimensiones Altura: 81 cm
Longitud: 98 cm
Anchura: 31 cm

Circunstancias de su hallazgoEditar

La pieza fue hallada por unos campesinos durante unas tareas agrícolas y resultó mutilada. Estos trabajadores comunicaron el hallazgo a don Antonio Pretel, dueño de la finca de Huerta Bayonas, contigua al término de Bienservida, y éste la llevó a su domicilio particular, en dicha población albaceteña, para ser custodiada. Hacia 1941 fue donada al Museo Arqueológico de Albacete donde hoy está depositada.

CaracterísticasEditar

Como en otras esculturas iberas, hay que resaltar su carácter psicopompo y apotropaico, es decir, de conductor del alma y defensor del difunto y su memoria, propio del simbolismo oriental. Sin embargo, es muy notable la existencia, bajo las patas del león, de una cabeza humana cortada, puesto que el culto al cráneo, derivado de la temática de la cabeza trofeo, suele ser más común en ambientes celtas.

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar