Lectura de labios

La lectura de labios, también conocida como lectura labial, es una técnica de comprensión del habla mediante la interpretación visual de los movimientos de los labios, la cara y la lengua cuando no se dispone de un sonido normal. También se basa en la información proporcionada por el contexto, el conocimiento del idioma y cualquier audición residual. Aunque la lectura de labios es utilizada más ampliamente por personas sordas y con problemas de audición, la mayoría de las personas con audición normal generalmente procesan la información visual de la boca que se mueve a un nivel subconsciente.[1]

ProcesoEditar

Aunque la percepción de habla se considera una habilidad auditiva, es intrínsecamente multimodal, ya que la producción del habla requiere que el hablante realice movimientos de los labios, los dientes y la lengua que a menudo son visibles en la comunicación cara a cara. La información de los labios y la cara apoya la comprensión auditiva y la mayoría de los oyentes fluidos de un idioma son sensibles a las acciones del habla que se ven (véase el efecto McGurk).[2]​ La medida en que las personas hacen uso de las acciones del habla vista varía con la visibilidad de la acción del habla y el conocimiento y la habilidad del perceptor.

ReferenciasEditar

  1. Woodhouse, L; Hickson, L; Dodd, B (2009). «Review of visual speech perception by hearing and hearing-impaired people: clinical implications». International Journal of Language and Communication Disorders 44 (3): 253-70. PMID 18821117. doi:10.1080/13682820802090281. 
  2. Erber, NP (1969). «Interaction of audition and vision in the recognition of oral speech stimuli». J Speech Hear Res 12 (2): 423-5. PMID 5808871. doi:10.1044/jshr.1202.423. 

Véase tambiénEditar