Legión Azul

La Legión Azul, llamada oficialmente en España Legión Española de Voluntarios y en Alemania Spanische-Freiwilligen Legion, más conocida como la Legión Azul o Blaue Legion en alemán, fue una unidad de voluntarios españoles participante en la Segunda Guerra Mundial del lado de la Alemania nazi, sucesora de la División Azul.

Legión Española de Voluntarios
Spanische-Freiwilligen Legion
Blue division.svg
Activa 17 de noviembre de 1943 - 12 de abril de 1944
País Bandera de España España
Fidelidad Bandera de la Alemania nazi Alemania nazi
Rama/s Balkenkreuz, emblema de la Wehrmacht Heer (Wehrmacht)
Tipo Infantería
Especialización Guerra terrestre
Tamaño División
Alto mando
Comandantes
notables
Miguel Ezquerra Sánchez
Insignias
Insignia Blue division.svg
Cultura e historia
Mote «Legión Azul»
Guerras y batallas
Segunda Guerra Mundial:
Ofensiva de Leningrado-Novgorod

HistoriaEditar

La Legion Azul fue un Regimiento de Legionarios voluntarios mandado por el Coronel de la Legión, Garcia Navarro.

Sus orígenes se encontraban en el otoño de 1943, cuando se propuso la disolución de la División Azul y su retorno a España. Finalmente, en el mes de octubre se decide su retirada del frente, pero el Gobierno del General Franco se encontró con que muchos de sus integrantes decidieron permanecer combatiendo junto a los alemanes. Por ello, las autoridades españolas permitieron que una unidad de tamaño regimental siguiera combatiendo en filas alemanas, con lo que el 17 de noviembre de 1943 era creada la unidad, oficialmente denominada Legión Española de Voluntarios.[1]​ Quedaron en el Frente Oriental unos 2.000 españoles, que se integraron en la nueva unidad.[2]

También continuaron operativas varias unidades aéreas con la Luftwaffe, las llamadas "Escuadrillas azules".[3]

A mediados de diciembre la unidad es agregada a la 121.ª División alemana y destinada al sector de Ljuban. No obstante, ante la fuerte presión del Ejército Rojo se vio obligada a retirarse hasta Luga junto al resto del Ejército alemán.[1]​ Durante la Ofensiva de Leningrado–Novgorod las fuerzas soviéticas levantaron el Sitio de Leningrado, obligando a los alemanes a retirarse hacia los países bálticos. Tras este período de operaciones, los voluntarios españoles fueron trasladados por ferrocarril a la retaguardia.[1]

A comienzos de 1944 aumentaron las presiones de los Aliados para que los voluntarios españoles se retiraran del Frente Oriental, consiguiendo que Madrid cediera: el 6 de marzo comenzó la retirada de los voluntarios españoles, que se completó finalmente el 12 de abril de 1944.[4]

Nuevamente, numerosos voluntarios rechazaron volver a España y permanecieron en el Frente Oriental, aunque esta vez integrados en unidades alemanas. Algunos de ellos continuarían luchando hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.[5]​ La Spanische-Freiwilligen Kompanie der SS 101, con 140 efectivos, fue integrada en la 28.ª División de Granaderos SS Voluntarios "Wallonien" y combatió contra los soviéticos en Pomerania y Brandeburgo. Más adelante estuvo integrada en la 11.ª División de Granaderos SS "Nordland" y bajo el mando del SS-Hauptsturmführer Miguel Ezquerra luchó en la Batalla de Berlín durante los últimos días de la guerra, defendiendo el búnker y últimas dependencias del régimen de Adolf Hitler.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c Stanley G. Payne (1996). España y la Segunda Guerra Mundial, Ed. complutense, pág. 80
  2. Manuel Espadas Burgos (1988). Franquismo y política exterior, Ed. Rialp, pág. 135
  3. Frank Joseph (2012). The Axis Air Forces: Flying in Support of the German Luftwaffe, pág. 54
  4. Stanley G. Payne (1996). España y la Segunda Guerra Mundial, Ed. complutense, pág. 81
  5. Julio Rodríguez-Puértolas (2008). Historia de la literatura fascista española, Ed. Akal, pág. 712