Lengua criolla

idioma natural estable que se desarrolla en una comunidad compuesta de personas de orígenes diversos que no comparten una lengua

Una lengua criolla,[1][2][3]​ o, simplemente criollo es una lengua que se desarrolla a partir del proceso de simplificación y mezcla de diferentes idiomas en una nueva forma (a menudo, un pidgin), y luego esa forma se expande y elabora hasta convertirse en un lenguaje completo con hablantes nativos, todo dentro de un período bastante breve de tiempo.[4]​ Si bien el concepto es similar al de lengua mixta, las lengua criollas a menudo se caracterizan por una tendencia a sistematizar su gramática heredada (por ejemplo, eliminando irregularidades o regularizando la conjugación de verbos que de otro modo serían irregulares). Como cualquier lengua, una lengua criolla se caracterizan por un sistema coherente de gramática, posee un amplio vocabulario estable y los niños la adquieren como lengua materna.[5]​ Estas tres características distinguen una lengua criolla de una pidgin.[6]​ La creolística, o creología, es el estudio de las lenguas criollas y, como tal, es un subcampo de la lingüística.

Letreros escritos en criollo antillano
Dlo koko ("Agua de coco")
Soley ("Sol")
Lanmè ("El mar")

Se desconoce el número exacto de lenguas criollas, sobre todo porque muchas de ellas están poco documentadas, desde 1500 han surgido unas cien lenguas criollas, basadas predominantemente en lenguas europeas como el inglés y el francés[7]​ debido a la era de los descubrimientos europeos y la trata de esclavos en el Atlántico que surgió en ese momento. Con las mejoras en la construcción naval y la navegación, los comerciantes tuvieron que aprender a comunicarse con personas de todo el mundo, y la forma más rápida de hacerlo fue desarrollar un pidgin; a su vez, las lenguas criollas completas se desarrollaron a partir de estos pidgins. Además de los criollos que tienen como base lenguas europeas, existen, por ejemplo, criollos basados ​​en el árabe, el chino y el malayo. La hipótesis postula que el inglés desciende de un criollo, de alguna combinación de inglés antiguo, normando, nórdico antiguo y bretón común.

El léxico de una lengua criolla proviene en gran medida de las lenguas madre, en particular la del grupo más dominante en el contexto social de la construcción del criollo. Sin embargo, a menudo hay cambios fonéticos y semánticos claros. Por otro lado, la gramática que ha evolucionado a menudo tiene características nuevas o únicas que difieren sustancialmente de las de las lenguas originales.[8]

Formación editar

Existen discrepancias entre los lingüistas sobre la formación de los idiomas criollos. Para los lingüistas Ronald Wardhaugh y Robert A. Hall, Jr., la comunicación adopta inicialmente la forma de un pidgin, una segunda lengua que toma el léxico, muy deformado y simplificado, de la lengua impuesta y que, sin embargo, mantiene una sintaxis propia de las lenguas indígenas. Los hijos y los descendientes de los hablantes perfeccionarán este lenguaje reducido para transformarlo en una lengua más eficiente, en un proceso llamado nativización.[9]​ Cuando el pidgin nativizado se convierte en su idioma materno, una lengua con una sintaxis más estructurada y un léxico estable y más amplio, se habla entonces de lengua criolla.[10]

Para otros lingüistas, las lenguas criollas serían el resultado de la evolución progresiva de un idioma en contacto con otras lenguas, sin la necesidad de pasar por la etapa de transición del pidgin.

Ejemplos editar

Algunas lenguas criollas clasificadas (no por su gramática sino por la lengua de la que procede).

De base inglesa
De base francesa
De base portuguesa
De base española
De base neerlandesa
De base árabe
De base japonesa
De base alemana
De base romaní
  • Caló, de España, en varias ocasiones considerado un criollo.

Véase también editar

Referencias editar

  1. «The study of pidgin and creole languages (en inglés)». 
  2. «Language varieties: Pidgins and creoles». Archivado desde el original el 12 de julio de 2018. Consultado el 24 de mayo de 2017. 
  3. «Typologizing grammatical complexities, or Why creoles may be paradigmatically simple but syntagmatically average (en inglés)». 
  4. Millar, Robert McColl, ed. (2015). Trask's historical linguistics (3. ed edición). Routledge. pp. 305-306. ISBN 978-0-415-70658-2. 
  5. Calvet, Louis-Jean. (2006). Toward an Ecology of World Languages. Malden, MA: Polity Press. [173-6]
  6. McWhorter, J. H. (2005). Defining creole. Oxford University Press.
  7. «Creole – Language Information & Resources». www.alsintl.com. Archivado desde el original el 20 de junio de 2017. Consultado el 9 de octubre de 2017. 
  8. Siegel, Jeff (2008). The Emergence of Pidgin and Creole Languages (en inglés). New York: Oxford Linguistics. pp. 68-69. ISBN 978-0-19-921666-6. 
  9. Ronald Wardhaugh, Pidgins and Creoles, An Introduction to Sociolinguistics Blackwell Publishing, 2002, 4.ª ed., págs. 57–86
  10. Robert A. Hall, Pidgin and creole languages, Ithaca: Cornell University, 1966.

Enlaces externos editar