Abrir menú principal

Pakistán es un estado de Asia, oficialmente islámico. Se trata de un país multicultural y multiétnico. Con todo, la mayoría de la población profesa el Islam en su variante sunní. Según el World Factbook publicado por la CIA, el 96,4% de la población profesa el Islam, de los que alrededor del 80 son sunnies, y del 10 al 15 por ciento son shiíes[1]​.

Son muchos los reportes de graves limitaciones a la libertad religiosa en Pakistán. Por ejemplo el Departamento de Estado de Estados Unidos incluye a este país en su lista negra de países que violan la libertad religiosa[2]​. Particular preocupación internacional se da por la ley de blasfemia, considerándose la mayor fuente de discriminación de los no musulmanes[3]​. Con el nombre de «Ley de la Blasfemia,» se hace referencia a un entramado normativo, por el que se puede perseguir judicialmente a cualquiera que hable mal del Islam, el Corán o sus símbolos. Estas leyes permiten que un musulmán acuse a cualquier persona sin tener que demostrar ni justificar lo que dice «porque habría que volver a blasfemar», simplemente apoyándose en que el denunciante «es un buen musulmán»[4]​.

En la década de 2010 se hizo conocido el caso de Asia Bibí, una cristiana que fue acusada por estas leyes.

ReferenciasEditar

  1. «South Asia :: Pakistan — The World Factbook - Central Intelligence Agency». www.cia.gov. Consultado el 6 de diciembre de 2018. 
  2. «EE.UU. incorpora a Pakistán a la lista de países que violan la libertad religiosa». abc. 4 de enero de 2018. Consultado el 6 de diciembre de 2018. 
  3. «Libertad Religiosa en la web - La ley sobre la blasfemia y el extremismo islámico: “males oscuros de la sociedad pakistaní”». libertadreligiosa.eu. Consultado el 7 de diciembre de 2018. 
  4. «Pakistán: ¿Qué es la Ley de la Blasfemia?». Ayuda a la Iglesia Necesitada. Consultado el 7 de diciembre de 2018.