Abrir menú principal
Luisón o Lobizón.

El lobisón (del portugués: lobisomem),[1]lobizón, Juicho, Luisón o Luisõ hace referencia a un personaje propio de la mitología guaraní, el cual guarda similitudes con la leyenda europea del hombre lobo.

Índice

Ahijado presidencial y leyendaEditar

En Paraguay y en el nordeste de Argentina se acostumbra desde el siglo XIX, que el Presidente de la Nación sea nombrado "padrino" del séptimo hijo varón de un matrimonio consolidado bajo las mismas costumbres. Esta costumbre irregular se debió a que los supersticiosos a veces sacrificaban a su séptimo hijo a pedreadas por el terror que les producía la "posibilidad" de que les hubiera nacido un lobizón o lobicete (lobizón prematuro).

Si bien este padrinazgo se realizaba de modo informal hasta 1907, se tienen registros de que en ese año se hizo el primer bautismo oficial, con el Presidente de la Nación como padrino. Ya el 12 de marzo de 1973, el presidente Juan Domingo Perón dio formato legal a esta costumbre a través del decreto número 848, conocido como ley de padrinazgo presidencial. El decreto otorga además becas totales para estudios primarios y secundarios, a la vez que aclara que este padrinazgo "no crea derechos ni beneficios de naturaleza alguna en favor del ahijado ni de sus parientes".[2]

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

  • Colmán, Narciso Rosicrán: Ñande Ypy Kuéra ("Nuestros antepasados"), 1929.
  • Bossi, Elena: Seres mágicos que habitan en la Argentina. Ediciones del Copista, 2007

ReferenciasEditar