Lucía de Narni

Lucía de Narni (1476 - Ferrara, 1544) fue una religiosa italiana de la orden dominica.

Beata Lucía de Narni
O.P.
Lucianarni.JPG
Información personal
Nombre de nacimiento Lucia Broccadelli
Nacimiento 1476
Sacro Imperio Romano Germánico
Fallecimiento 1544
Ferrara, Sacro Imperio Romano Germánico
Religión Cristianismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Monja Ver y modificar los datos en Wikidata
Información religiosa
Canonización Beato Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 16 de noviembre
Venerada en Iglesia católica
Orden religiosa Orden de Predicadores Ver y modificar los datos en Wikidata

HagiografíaEditar

Después de tres años de matrimonio espiritual con el conde Pietro di Alessio, Lucía, recibió, en la ciudad de Narni, en 1496, el hábito de terciaria dominica, y en 1496 también recibió los estigmas en Viterbo. Fue consejera de Hércules I de Este, duque de Ferrara, desde 1499 hasta la muerte del duque en 1505. Fue fundadora y superiora del monasterio de Santo Domingo de Viterbo (1496) y Santa Catalina de Siena de la ciudad de Ferrara (1501). Pasó los últimos treinta y nueve años de su vida soportando un gran sufrimiento.

El 26 de mayo de 1935, 391 años después de su muerte, su cuerpo fue devuelto solemnemente a su ciudad natal de Narni. Aun así, sigue siendo popular en Viterbo, Narni y Ferrara por su pureza de mente y por la fe que demostró.

Un documento particularmente importante de su historia personal y mística es La autobiografía de la Santa Lucía, compuesta ocho meses antes de su muerte en 1544 y considerada como perdida, pero que fue recientemente descubierto en Bolonia con el título: La vida de la Santa Lucía de Narni Dominica: copia de la biografía de esta beata . Fue publicado en Roma en abril de 2011 por E. Ann Matter e Gabriella Zarri en un libro titulado: Una mística cuestionada: la vida de Lucía de Narni entre la hagiografía y la biografía.

Culto públicoEditar

Las dominicas la consideran santa, sin embargo, fue el Papa Clemente IX quien aprobó su culto, mientras que el Papa Benedicto XIII extendió su memoria a toda la orden dominica, y a las ciudades de Ferrara, Viterbo y Narni.

Se le venera el 16 de noviembre.