Abrir menú principal

Luis Jufré de Loaysa y Meneses

Luis Jufré de Loaysa y Meneses fue un militar español nacido en Santiago de Chile, hijo del general Juan Jufré (fundador de la Ciudad de San Juan) y de doña Constanza de Meneses. Siguió las huellas de su padre, tanto en las empresas de guerra como en las actividades industriales. Fundó la Ciudad de San Luis el 25 de agosto de 1594.

Luis Jufré de Loaysa y Meneses
LuisJufre.jpg
Información personal
Nacimiento Siglo XVI Ver y modificar los datos en Wikidata
Santiago de Chile, Chile Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 2018 Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española y argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Hijos 6 Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Futbolista Ver y modificar los datos en Wikidata

Fue regidor y Alférez real de Santiago en 1581 y en 1593 Martín García Oñez de Loyola lo nombró su Lugarteniente de Capitán General y Corregidor de Cuyo. Reedificó la ciudad de San Juan y fundó la de San Luis, pagando de su propio caudal a los soldados que lo acompañaron.

Volvió a Chile en 1596, sufrió un proceso criminal y fue condenado a una multa en dinero y confinamiento en el mismo territorio chileno.

El 22 de agosto de 1611 hizo su testamento en la ciudad de Santiago, donde falleció ese mismo año. Había contraído matrimonio en 1588 con doña Francisca de Gaete y tuvo cinco hijos: Juan, Luis, Diego, Beatriz y Luciana. Si bien el fundador de San Luis firmaba Jufré, la forma Jofré aparece ya en documentos del siglo XVII y es la que adoptan sus descendientes.

Fundación de la Ciudad de San LuisEditar

La gobernación de Chile, encabezada por Martín García Oñez de Loyola, buscaba una salida al Atlántico y encomendó a Luis Jufré de Loaysa y Meneses la fundación de una ciudad en el camino hacia Buenos Aires.

Fue así que al frente de una veintena de hombres, Jufré cruzó el río Desaguadero y llegaron hasta un lugar conocido actualmente como "El Bajo", a unos cinco kilómetros de la Punta de los Venados, donde se forma un delta del río Chorrillo; pero las continuas inundaciones hicieron que el asentamiento poblacional se mudara una legua más al oeste de la actual capital; sitio conocido como El Talar. Este lugar tampoco resultó favorable a las necesidades de la población, produciéndose, en 1752, el definitivo emplazamiento cuya plaza mayor ocupó el espacio de lo que hoy es la actual plaza Independencia. El 9 de julio de 2010 en conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo, los puntanos optaron por recuperar el primer sitio donde se había ubicado la primera fundación de la ciudad, en la cual trasladaron la Casa de Gobierno construida en forma de pirámide y todos los ministerios provinciales, además de un obelisco metálico ultramoderno. El lugar se encuentra en Terrazas del Portezuelo, al límite con la Ciudad de Juana Koslay.

ToponimiaEditar

San Luis de Loyola Nueva Medina de Rioseco: El nombre de San Luis le fue dado por Jufré en honor a San Luis Rey de Francia, también nombrado Santo Patrono de la Ciudad, debido a su fallecimiento el mismo día de fundación de la ciudad, 25 de agosto, aunque en el caso del santo su deceso se produjo en el año 1270, más de tres siglos antes.

De Loyola: En honor al capitán general de Chile Martín García Óñez de Loyola, quien ordenó a Jufré fundar la ciudad.

Nueva Medina de Rioseco: Por el lugar de nacimiento de Juan Jufré, padre de Luis Jufré, Medina de Rioseco, ciudad ubicada en la provincia de Valladolid, en España.

Puntano: La historia demuestra que a partir de la observación topográfica hecha por cartógrafos navales españoles, en cuanto a que las sierras entraban en punta sobre "el mar" de la llanura sanluiseña, la nombraban "Sierras de la Punta". Y ese nombre se le aplicó al lugar donde se fundara la ciudad de San Luis. De allí proviene el gentilicio de "puntanos".

A medida que fueron pasando las décadas los primeros habitantes hicieron frente a las vicisitudes que la tierra les fue presentando. Una vez asentada la población en su emplazamiento actual, los registros determinan que la población fue en aumento hasta 1630, año en que la comarca padeció los efectos de la peste introducida desde el Tucumán y el Litoral.

A partir de 1650 se hizo notable el incremento de la ganadería puntana, merced a las recogidas de haciendas que se efectuaban en las pampas. De ese modo crecieron las estancias y fue posible comerciar activamente con Chile.

Las primeras autoridades de la ciudad fueron Gabriel Rodríguez de León (alcalde), García de Reinoso (alcalde), capitán Juan de Barreda Estrada (funciones de Justicia Mayor) y Alonso de Villegas (escribano público y a la vez a cargo del Cabildo).[1]

ReferenciaEditar

  1. Brenda Dospital, Celina Fernández, Romina Paleta, Gabriela Abaca, César Nievas, Sandra Miranda, Diego González, Yanina Jofré. «407 años de Historia». www.oni.escuelas.edu.ar. Consultado el 2017.