Mácula (dermatología)

Una mácula (término en latín que significa «mancha») es una lesión cutánea primaria, consistente en un cambio de color en la piel[1]​ causado por una alteración de la pigmentación, del riego sanguíneo o por salida de sangre (al tejido). Estos cambios no van acompañados de un aumento de consistencia ni un cambio de textura o relieve de la piel.[2]​ Son de color, tamaño y forma variable.

Máculas

Diagnóstico diferencialEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Facultad de Medicina». www.uv.es. Consultado el 30 de enero de 2021. 
  2. «Farmacia Hospitalaria - Capítulo 4: Dermatología».