Abrir menú principal

Maltace, Malthace o Malthake (en griego: Μαλθάκη) era una mujer samaritana que vivió en la segunda mitad del siglo I a. C. Fue una de las esposas de Herodes el Grande y madre de Herodes Antipas, Herodes Arquelao y Olimpia. Murió en el 4 a. C. en Roma, mientras que sus hijos Herodes Arquelao y Herodes Antipas disputaban la herencia de su padre ante el emperador Augusto.

Malthace
Información personal
Nacimiento Siglo I a. C.juliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Samaria (Palestina) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 4 a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Roma (Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
Hijos

VidaEditar

Maltace vino de Samaria. Su matrimonio con Herodes el Grande fue alrededor del 27 a. C., es asombroso por el desprecio de los judíos hacia los samaritanos. Tal vez el matrimonio con Maltace con Herodes debería servir para unir más a la región de Samaria con su persona. Dado que Herodes concede gran importancia a los valores distintivos de los socios en los matrimonios, Maltace probablemente provenía de una de las familias más distinguidas del país y, más allá de eso, tendría cualidades personales desconocidas para nosotros.

El primer hijo de Maltace, Herodes Arquelao, nació alrededor del 23 a. C. El segundo hijo, Herodes Antipas, nació alrededor del año 21 a. C. Y la hija, Olimpia, alrededor del 19 a. C. Sus hijos varones fueron educados en Roma.

De los informes del historiador judío Flavio Josefo sobre las numerosas intrigas en la corte real de Herodes, se demuestra que Maltace y sus hijos se mantuvieron alejados de estos peligrosos juegos de poder, de modo que Maltace sobrevivió personalmente a todas las complicaciones y finalmente a sus hijos, después de que todos los demás competidores fueron ejecutados o desheredados para el trono, probablemente también para su propia sorpresa, como los principales sucesores del rey († 4 a. C.).

MuerteEditar

Maltace, que tendría alrededor de cuarenta años cuando murió el rey Herodes, acompañó a sus hijos, que deseaban confirmar sus derechos hereditarios con el emperador Augusto, a Roma. Ella murió allí el 4 a. C. antes de que su hijo, Herodes Arquelao, fuera nombrado por Augusto al etnarca de Judea, Samaria e Idumea y su otro hijo, Herodes Antipas, tetrarca de Galilea y Perea.

ReferenciasEditar