Mandolina (utensilio)

utensilio de cocina

Una mandolina es un utensilio de cocina que sirve para hacer rodajas de grosor uniforme. Con una mandolina se obtienen rodajas o tiras del mismo grosor, lo que ayuda a obtener un punto de cocción uniforme y una presentación más cuidada del plato. Se pueden lograr rebanadas muy delgadas, más rápido y con menos esfuerzo que con un cuchillo.

Mandolina moderna de grosor ajustable

FuncionamientoEditar

 
Cortadora de verduras de madera

El aparato tiene dos piezas que se deslizan entre sí. Sobre la superficie fija se montan una o dos cuchillas que pueden ajustarse para cortar diferentes grosores. El alimento se sujeta con la pieza móvil, a la que se imprime un movimiento de vaivén. En cada paso por la cuchilla se obtiene una rodaja.

Hay modelos que permiten cortar el alimento en tiras mediante cuchillas perpendiculares a la principal, o con una combinación de cuchillas de diferentes secciones. Los modelos que montan cuchillas de sección ondulada pueden cortar en cubos girando la rebanada 90º.

RiesgosEditar

Como todos los utensilios de corte, la mandolina debe manipularse con cuidado para evitar cortarse los dedos. Para apurar los extremos es preferible emplear un protector de dedos.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar