Manto (geología)

capa dentro de un cuerpo planetario

Un manto es una capa dentro de un cuerpo planetario limitado por debajo por un núcleo y arriba por una corteza. Los mantos están hechos de roca o hielo, y generalmente son la capa más grande y masiva del cuerpo planetario. Los mantos son característicos de los cuerpos planetarios que han sufrido diferenciación por densidad. Todos los planetas terrestres (incluida la Tierra), varios asteroides y algunas lunas planetarias tienen mantos.

El manto de la tierraEditar

 
La estructura interna de la tierra

El manto de la Tierra es una capa de roca de silicato entre la corteza y el núcleo externo. Su masa de 4.01 × 10 24 kg es el 67% de la masa de la Tierra.[1]​ Tiene un espesor de 2900 kilómetros (1802,0 mi) que representan aproximadamente el 84% del volumen de la Tierra. Es predominantemente sólido, pero en el tiempo geológico se comporta como un fluido viscoso. La fusión parcial del manto en las crestas del océano medio produce la corteza oceánica, y la fusión parcial del manto en las zonas de subducción produce la corteza continental.[2]

Otros mantos planetariosEditar

Mercurio tiene un manto de silicato de aproximadamente 490 km de espesor, que constituye solo el 28% de su masa.[1]​ El manto de silicato de Venus tiene aproximadamente 2800 km de espesor, lo que constituye alrededor del 70% de su masa. El manto de silicato de Marte tiene aproximadamente 1600 km de espesor, constituyendo ~ 74-88% de su masa, y puede estar representado por meteoritos de chassignita.[3]

Lunas con mantosEditar

Las lunas de Júpiter Io, Europa y Ganímedes tienen mantos de silicato; el manto de silicato de ~ 1100 km de Io está cubierto por una corteza volcánica, el manto de silicato de ~ 1315 km de espesor de Ganímedes está cubierto por ~ 835 km de hielo, y el manto de silicato de ~ 1165 km de Europa está cubierto por ~ 85 km de hielo y posiblemente agua líquida.[1]

El manto de silicato de la luna de la Tierra tiene aproximadamente 1300–1400 km de espesor, y es la fuente de los basaltos lunares.[4]​ El manto lunar podría estar expuesto en la cuenca del Polo Sur-Aitken o en la cuenca del Crisium. El manto lunar contiene una discontinuidad sísmica a ~ 500 km de profundidad, muy probablemente relacionado con un cambio en la composición.

Titán y Tritón tienen cada uno un manto hecho de hielo u otras sustancias volátiles sólidas.[5][6]

Asteroides con mantosEditar

Algunos de los asteroides más grandes tienen mantos;[7]​ por ejemplo, Vesta tiene un manto de silicato similar en composición a los meteoritos de diogenita.[8]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c Katharina., Lodders (1998). The planetary scientist's companion. Fegley, Bruce. New York: Oxford University Press. ISBN 978-1423759836. OCLC 65171709. 
  2. «What is the Earth's Mantle Made Of? – Universe Today» (en inglés estadounidense). 26 de marzo de 2016. Consultado el 24 de noviembre de 2018. 
  3. Swindle, T. D. (1 de enero de 2002). «Martian Noble Gases». Reviews in Mineralogy and Geochemistry (en inglés) 47 (1): 171-190. ISSN 1529-6466. doi:10.2138/rmg.2002.47.6. 
  4. Wieczorek, M. A. (1 de enero de 2006). «The Constitution and Structure of the Lunar Interior». Reviews in Mineralogy and Geochemistry (en inglés) 60 (1): 221-364. ISSN 1529-6466. doi:10.2138/rmg.2006.60.3. 
  5. «Layers of Titan». NASA. 23 de febrero de 2012. Archivado desde el original el 14 de septiembre de 2015. Consultado el 7 de octubre de 2015. 
  6. «Triton: In Depth». NASA. Archivado desde el original el 17 de noviembre de 2015. Consultado el 16 de octubre de 2015. 
  7. «Griffith Observatory – Pieces of the Sky – Meteorite Histories». www.griffithobservatory.org (en inglés estadounidense). Consultado el 24 de noviembre de 2018. 
  8. Reddy, Vishnu; Nathues, Andreas; Gaffey, Michael J. (1 de marzo de 2011). «First fragment of Asteroid 4 Vesta's mantle detected». Icarus (en inglés) 212 (1): 175-179. ISSN 0019-1035. doi:10.1016/j.icarus.2010.11.032. 

Otras lecturasEditar

Enlaces externosEditar