Manto de Enrique II

El manto de Enrique II (en alemán, Sternenmantel Heinrichs II.) es una importante obra de arte textil medieval. Se encuentra actualmente en el Museo Diocesano de Bamberg. Fue un regalo del príncipe apuliano Melo de Bari a Enrique II con motivo de la reunión del emperador con el papa Benedicto VIII en 1020 en Bamberg.

Manto de Enrique II
Sternenmantel Heinrichs II.jpg
Manto estrellado de Enrique II
Creación siglo XI
Ubicación Museo Diocesano de Bamberg
Bandera de Alemania Alemania
Estilo Otoniano
Material seda
Aplicaciones en detalle, con Cristo en el centro, en la mandorla.

DescripciónEditar

El programa de imágenes de los bordados de oro que ornamentan todo, se puede ver en la inscripción del margen inferior izquierdo: es una descripción de todo el mundo (DESCRIPTIO TOCIVS ORBIS). El lugar más prominente, en el centro del manto superior de la espalda, es un aplique con Cristo en majestad, Cristo entronizado en mandorla rodeado por el Tetramorfos. Cristo está flanqueado por Sol –la personificación del Sol–, la Luna, un querubín, un serafín, así como el Alfa y Omega, la primera y última letra del alfabeto griego que simboliza el principio y el fin del mundo. El mundo subordinado a Cristo está representado por la madre de Dios, María, Juan el Bautista, dos obispos y seis figuras de santos con halos sentadas, mientras que el el Zodíaco y los dos hemisferios representan el universo entero. Las numerosas representaciones están muy elaboradas, cada una rodeada por aforismos también bordados, que parcialmente son traducciones incorrectas al latín de Phainomena («Fenómenos celestes») de Arato de Solos, un poema didáctico del siglo III a. C., que sirvió de base.[1]​ Una inscripción en el lado derecho nombra al donante de la obra: PAX ISMAHELI QVI HOC ORDINAVIT (Paz a Ismael, que encargó esto).

AntecedentesEditar

El nombre del donante, Ismael debe considerarse un seudónimo de Melo de Bari, quien, después de ser derrotado por los bizantinos en la Batalla de Cannas en el año 1018, solicitó la ayuda de Enrique y viajó hasta Bamberg en 1020, donde el papa Benedicto VIII visitó al emperador durante la Pascua. El emperador también se reunió para pedirle ayuda en la lucha contra la expansión de los bizantinos en el sur de Italia. En esta ocasión, el príncipe quería entregar la capa como un regalo a Enrique, pero esto no fue posible, pues murió en Bamberg antes de su finalización, el 23 de abril del mismo año. Esto queda claro por el deseo de paz bordado para el difunto. La inscripción dedicatoria en el dobladillo inferior prueba que Melo (Ismael) pretendía que la capa fuera para el emperador: O DECVS EVROPAE CESAR HEINRICE BEARE| ANGEAT [= AVGEAT] IMPERIVM TIBI REX QVI REGNAT IN EVUMO DECVS EVROPAE CESAR HEINRICE BEARE| ANGEAT [= AVGEAT] IMPERIVM TIBI REX QVI REGNAT IN EVUM (Salvación seas tú, adorno de Europa, emperador Enrique, tu reino multiplica al rey, que reina allí eternamente). Sin embargo, Enrique finalmente se negó a usar el manto y lo donó a la catedral de Bamberg, después de que tuvo otra inscripción con el deseo de aprobación divina si había sido golpeada la base debajo de la plaza de Cristo: SVP [ER] NE VSYE SIT GRATV [M] HOC CESARIS DONVM (Para el Ser Supremo, este regalo imperial es bienvenido).[1]

CalificaciónEditar

Realizada en técnica de aplique, se hicieron bordados bastante elaborados alrededor de 1018–1024 en Ratisbona. Por el contrario, el portador es un tejido de seda de Italia entre 1453 y 1455, en el que se restauró el manto. El bordado fue cortado y cosido en la nueva tela. El tejido original, parcialmente presente aún bajo la capa de aplicación, era de seda violeta - púrpura oscuro.[1]

ReferenciasEditar

Notas
  1. a b c Norbert Jung, Wolfgang F. Reddig (Hrsg.): Dem Himmel entgegen. 1000 Jahre Kaiserdom Bamberg 1012–2012. Katalog der Sonderausstellung. Petersberg 2012, S. 288–289, hier: S. 289.
Bibliografía
  • Renate Baumgärtel-Fleischmann: Der Sternenmantel Kaiser Heinrichs II. und seine Inschriften. En: Walter Koch (Hrsg.): Epigraphik 1988. Fachtagung für mittelalterliche und neuzeitliche Epigraphik. Graz 10.–14. Mai 1988. Verlag der Österreichischen Akademie der Wissenschaften, Viena 1990, ISBN 3-7001-1790-6, S. 105–125.
  • Renate Baumgärtel-Fleischmann: Die Kaisermäntel im Bamberger Domschatz. En: Bericht des Historischen Vereins Bamberg 133, 1997, S. 93–126.
  • Horst Enzensberger: Bamberg und Apulien. En: Christine und Klaus van Eickels (Hrsg.): Das Bistum Bamberg in der Welt des Mittelalters. Vorträge der Ringvorlesung des Zentrums für Mittelalterstudien der Otto-Friedrich-Universität Bamberg im Sommersemester 2007. Prensa de la Universidad de Bamberg, Bamberg 2007, ISBN 978-3-923507-28-3, S. 141–150 (Texto completo).
  • Norbert Jung, Wolfgang F. Reddig (Hrsg.): Dem Himmel entgegen. 1000 Jahre Kaiserdom Bamberg 1012–2012. Katalog der Sonderausstellung (= Veröffentlichungen des Diözesanmuseums Bamberg. Tomo 22). Michael Imhof Verlag, Petersberg 2012, ISBN 978-3-86568-754-8, S. 288–289.
  • Wilhelm Messerer: Der Bamberger Domschatz in seinem Bestande bis zum Ende der Hohenstaufenzeit. Hirmer, Múnich 1952, S. 54–57 Taf. 49–50.
  • Wolfgang Metzger: Der Sternenmantel Kaiser Heinrichs II. En: Dieter Blume, Mechthild Haffner, Wolfgang Metzger: Sternbilder des Mittelalters. Der gemalte Himmel zwischen Wissenschaft und Phantasie. Tomo 1: 800–1200. de Gruyter, Berlín 2012, S. 153–157 (vista previa limitada en Google Books).
  • Rudolf Schieffer: Der Sternenmantel Kaiser Heinrichs II. En: Katharina Weigand, Jörg Zedler (Hrsg.): Ein Museum der bayerischen Geschichte. Herbert Utz Verlag, Múnich 2015, ISBN 978-3-8316-4200-7, S. 89–105.
  • Percy Ernst Schramm, Florentine Mütherich: Denkmale der deutschen Könige und Kaiser. Tomo 1, 2. edición adicional, Múnich 1981, S. 163 (N.º 130).

Enlaces externosEditar