María Francisca de Sulzbach

Princesa palatina alemana

La condesa palatina María Francisca de Palatinado-Sulzbach (Schwetzingen, 15 de junio de 1724 - Sulzbach-Rosenberg, 15 de noviembre de 1794) fue una princesa miembro de la Casa de Wittelsbach. Hija del Conde palatino José Carlos de Sulzbach y de la princesa Isabel Augusta de Neoburgo, fue madre del rey Maximiliano I de Baviera, por lo tanto ancestro de los posteriores reyes bávaros.

María Francisca de Sulzbach
Condesa Palatina de Zweibrücken-Birkenfeld
Maria Franziska of Sulzbach with a portrait of her son.png
Retrato anónimo sosteniendo una miniatura de su hijo mayor Carlos Augusto.
Información personal
Nombre secular María Francisca Dorotea Cristina
Otros títulos
Nacimiento 15 de junio de 1724
Schwetzingen, Electorado del Palatinado
Fallecimiento 15 de noviembre de 1794 (70 años)
Castillo Franziskaruhe, Sulzbach-Rosenberg, Electorado de Baviera
Sepultura Iglesia Parroquial de Santa María de Sulzbach-Rosenberg
Familia
Casa real Wittelsbach
Padre José Carlos de Sulzbach
Madre Isabel Augusta de Neoburgo
Consorte Federico Miguel de Zweibrücken-Birkenfeld

VidaEditar

Su padres se habían casado por la voluntad de su abuelo materno el elector Carlos III Felipe de Neoburgo, debido a que la línea Palatinado-Neoburgo estaba en vías de extinción, su padre de la línea Palatinado-Sulzbach era el heredero designado para sucederlo, aunque no llegó a suceder.

Maria Francisca perdió a su madre en 1728 con cuatro años y a su padre al año siguiente, de sus cinco hermanos, aparte de ella solo sobrevivieron a la edad adulta dos hermanas Isabel Augusta (la cuál se casó más tarde con el siguiente heredero del electorado del Palatinado, Carlos Teodoro) y María Ana.

Contrajo matrimonio el 6 de febrero de 1746 con el Conde palatino Federico Miguel de Zweibrücken-Birkenfeld. Fruto de este matrimonio nacieron cinco hijos:

Tras el nacimiento de sus hijos, su matrimonio había fracasado desde 1760. Según sus propias declaraciones, fue “seducida por el mal ejemplo de la corte que despreciaba”. Entablo una relación con un actor de Mannheim, quedando embarazada tras el escándalo, fue expulsada de la corte.

Maria Francisca fue prácticamente encarcelada; primero con las Ursulinas en Metz, donde dio a luz, y luego con los Agustinos en Bonneweg (Bonnevoie) en el Ducado de Luxemburgo. Después de la muerte de su esposo en 1767, se le permitió mudarse al castillo de Sulzbach. En 1785 hizo construir el Palacio Franziskaruhe, donde vivió el resto de su vida.

Casi cinco años después de su muerte, murió el elector Carlos Teodoro y como ya no quedaban herederos varones en la línea Sulzbach, su hijo menor Maximiliano se convirtió en elector y posteriormente sería rey, algo que María Francisca ya no pudo experimentar. Se desconoce el destino que tuvo su hijo ilegítimo. Su corazón descansa en la Capilla de Nuestra Señora de Altötting desde 1983, esta ubicado detrás del altar mayor.

ÓrdenesEditar

AncestrosEditar

Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar

  1. Destouches, Ernst von (1873). Geschichte des Königlich-Bayerischen St.-Elisabethen-Ordens (en alemán). Consultado el 6 de julio de 2019.