María Pascuala Caro Sureda

filósofa española

María Pascuala Caro Sureda (Palma de Mallorca, 17 de julio de 1768-ibídem, 12 de diciembre de 1827) fue una doctora en filosofía y religiosa mallorquina.[1]

María Pascuala Caro Sureda
Información personal
Nacimiento 17 de julio de 1768 Ver y modificar los datos en Wikidata
Palma de Mallorca (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 12 de diciembre de 1827 Ver y modificar los datos en Wikidata (59 años)
Palma de Mallorca (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre Pedro Caro Fontes y Maza de Lizana Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educada en Universidad de Valencia Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Filósofa Ver y modificar los datos en Wikidata
Orden religiosa Orden de Predicadores Ver y modificar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

De familia perteneciente a la aristocracia, María Pascuala Caro Sureda era hija del segundo marqués de La Romana, Pere Caro Fontes, y de Margalida Sureda de Togores. Nació el 17 de julio de 1768 en Palma de Mallorca. [1]​ Excepcionalmente para su tiempo, María Pascuala dominaba el latín y varios idiomas —incluidos el latín, el italiano y el francés—,[1]​ puesto que su madre procuró que sus hijos, tanto hombres como mujeres, recibieran una educación formal.[2]​ Apenas tenía doce años cuando sostuvo conclusiones en la Universidad de Valencia, donde más adelante recibiría el grado de doctora y el título de profesora de Filosofía.[1]

Entre sus obras se encuentra Ensayo de Historia, Física y Matemáticas, que se publicó en Valencia el año 1781 por la editorial valenciana de Benito Monfort.[1]​ En 1779 fue nombrada Académica de Mérito de la Academia de San Carlos en Valencia.[2]

En 23 de febrero de 1789 ingresó en el convento de las dominicas de Santa Catalina de Siena,[1]​ situado en Palma, y llegó a ser priora. En este convento desarrolló una gran obra de temática poética religiosa, como por ejemplo Novena del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo o Poesías místicas.[2]

De ella se decía que era una mujer modesta y sencilla a pesar de su genialidad, su belleza y su jerarquía social. Falleció en el convento de Santa Catalina de Palma de Mallorca el 12 de diciembre de 1827, a la edad de 59 años.[1][2]

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Canut, M.L., Llabrés, J. Manresa, M.A., Masferrer, M., Pascual, A., Torres, M., Tur, C., Tur, F. (1999). Mujeres y Épocas. Aproximación histórica en el mundo de la mujer a las Islas Balear. Palma de Mallorca: El Socavón.