Margareta Elisabeth Roos

militar sueca

Margareta Elisabeth Roos o Anna Stina Roos (16961772) fue una mujer sueco-estonia que disfrazada de hombre sirvió como soldado en el ejército sueco de Carlos XII de Suecia durante la Gran guerra del Norte. Es también mencionada como Anna Stina Roos.

ReferenciasEditar

Margareta Elisabeth Roos nació como la hija de un capitán en la provincia sueca de Ingria en Estonia-Carelia. Huyó de casa vestida de chico presuntamente porque era mal tratada.

Roos se alistó en el ejército en 1713. Una versión es que su motivo para alistarse fue que estaba enamorada de un oficial. Sirvió hasta el fin de la guerra, durante la que destacó por su valor y fue ascendida al rango de oficial por su valentía en batalla. Se informa que sirvió en el regimiento del general Düker. Aparentemente, nunca fue descubierta. Se dice que era tan "masculina" en sus maneras respecto al consumo de alcohol y uso de lenguaje grosero que nadie sospechó que pudiera ser una mujer, y era también tan alta como un hombre.

Roos dejó el ejército después del tratado de paz de 1721. Tras la guerra, fue empleada como mayordomo principal en la casa de una condesa, que se sugiere hubiera sido Hedvig Vilhelmina Oxenstierna, condesa Dücker por matrimonio, durante tres años. Sin embargo, durante una enfermedad, una sirvienta descubrió que era una mujer e informó a la condesa. La dama accedió a guardar silencio, pero arregló un matrimonio para ella con un oficial. Este era John Gustave Irving (fallecido en 1744), de origen escocés y también él veterano de la misma guerra.

El matrimonio tuvo lugar en 1724 y duró veinte años, durante los que tuvieron dos hijos. Después de la muerte de su cónyuge, se mudó a Köping. Su hija con Irving, Margareta Charlotta Irving, se casó con el vicario de Bro, Nils Larsson Sundell, y Roos pasó la mayor parte de su vejez con su hija y yerno. Se dijo que entonces mostraba numerosas pruebas de poseer una "mente masculina y valiente". La descripción sobre su servicio en el ejército fue dada por su familia a un sacerdote en 1843, 71 años después de su muerte.

El servicio de Margareta Elisabeth Roos en el ejército se considera sin confirmar, dado que fue relatado solo después de su muerte. En contraste con otras mujeres que sirvieron en el ejército haciéndose pasar por hombres, como Ulrika Eleonora Stalhammar y Lisbetha Olsdotter, Margareta Elisabeth Roos nunca fue descubierta y llevada a juicio, y por tanto no es mencionada en ningún documento judicial, ni se conoce su nombre como soldado, lo que dificulta su verificación en documentos militares. Su historia, sin embargo, es bien conocida y se considera que indica cierta tolerancia y admiración hacia las mujeres que sirvieron como soldados, al menos dentro de los círculos aristocráticos, a pesar del hecho que era considerado como un delito grave para una mujer hacerse pasar por hombre según las leyes contemporáneas, y el hecho de que se casara con un hombre después del servicio es también tomado como un indicador de que hacerse pasar por un hombre no reducía la reputación de una mujer en el mercado matrimonial.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  • Alf Åberg (Sueco): Karolinska Kvinnoöden (english, Fates of Carolinian Women) ISBN 91-27-07761-6 , in swedish, page 160
  • Wilhelmna Stålberg: Anteckningar om svenska qvinnor (Sueco)