Matrimonio de conveniencia

unión que se produce para obtener beneficios, sin que exista un vínculo sentimental
Para la película, véase Green Card (película)

Un matrimonio de conveniencia es aquel casamiento fraudulento que se produce fundamentalmente para obtener beneficios jurídicos, económicos o sociales, sin que exista un vínculo sentimental intenso entre los contrayentes. También recibe el nombre de matrimonio blanco (calco de la expresión francesa mariage blanc), cuando no hay consumación carnal (los cónyuges no mantienen relaciones íntimas).[1]

Laguna legalEditar

 
Operación de los agentes de la Agencia de Fronteras del Reino Unido en la Oficina de Registro de Oxford el 8 de junio de 2010 para detener un presunto matrimonio falso.

Los matrimonios de conveniencia se celebran a menudo para aprovechar vacíos legales de diversa índole. Una pareja puede casarse para que uno de ellos obtenga la ciudadanía o el derecho de residencia, por ejemplo, ya que muchos países de todo el mundo conceden esos derechos a quien se casa con un ciudadano residente. En Estados Unidos, esta práctica se conoce como matrimonio con tarjeta verde. En Australia, se han producido matrimonios de conveniencia para llamar la atención sobre las leyes de Asignación para jóvenes del gobierno. El 31 de marzo de 2010, dos estudiantes se casaron pública y legalmente en el césped de la Universidad de Adelaida para que ambos pudieran recibir el subsidio juvenil completo.[2]​. En los Estados Unidos, durante la época de la guerra de Vietnam, algunas parejas se casaban durante el tiempo en que el hombre estaba expuesto al servicio militar obligatorio; la pareja acordaba no tener contacto, seguido de una anulación al final del matrimonio (normalmente un año). Es habitual que se publiquen anuncios en los periódicos estudiantiles en este sentido. Debido a que explotan las lagunas legales, los matrimonios por conveniencia falsos a menudo resultan en consecuencias legales. Por ejemplo, el Servicio de Inmigración de Estados Unidos (USCIS) puede castigar este proceder con multas de 250,000 dólares y una sentencia de cinco años de prisión.[3][4][5]

HomosexualidadEditar

Otra razón común para los matrimonios de conveniencia es ocultar la homosexualidad de uno de los miembros de la pareja en lugares donde ser abiertamente gay está castigado o es potencialmente perjudicial. Un matrimonio ficticio de este tipo, a veces llamado matrimonio de lavanda, suele realizarse para mantener la apariencia de heterosexualidad y evitar las consecuencias negativas de la discriminación LGBT. Este tipo de matrimonios puede tener una pareja heterosexual y otra gay, o dos parejas gay: una lesbiana y un hombre gay casados entre sí. En el caso de que un hombre gay se case con una mujer, a veces se dice que la mujer es su "barba", mientras que en el caso de que una lesbiana se case con un hombre, a veces se dice que el hombre es su "merkin".

Uso metafóricoEditar

La expresión "matrimonio de conveniencia" también se ha generalizado para referirse a cualquier asociación entre grupos o individuos para su beneficio mutuo (y a veces ilegítimo), o entre grupos o individuos que de otro modo no serían aptos para trabajar juntos. Un ejemplo sería un "gobierno de unidad nacional", como el que existió en Israel durante gran parte de la década de 1980 o en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial. Más concretamente, la cohabitación se refiere a una situación política que puede darse en países con un sistema semipresidencialista (especialmente Francia), donde el presidente y el primer ministro pertenecen a campos políticos opuestos.

Matrimonio políticoEditar

Los matrimonios de conveniencia, a menudo denominados matrimonios de Estado, han sido siempre habituales en las familias reales, aristocráticas y otras poderosas, para establecer alianzas entre dos casas poderosas. Algunos ejemplos son los matrimonios de Inés de Courtenay, su hija Sibila, Juana de Albret y Catalina de Aragón.

ReferenciasEditar

  1. Desarticulada una banda que arreglaba bodas. La policía ha detenido en Barcelona a siete personas que facilitaban la entrada ilegal en España de pakistaníes, a los que, a cambio de dinero, ofrecían una residencia laboral o un matrimonio concertado con españolas, lo que les permitía después obtener la nacionalidad. Los clientes de la banda pagaban 700.000 pesetas por contraer un llamado "matrimonio blanc". La Vanguardia, 30 de noviembre de 1995.
  2. Hood, Lucy, "Students marry to highlight youth allowance inconsistencies], The Advertiser, Adelaida, Australia, 1 de abril de 2010
  3. US Department of Justice, "1948 Marriage Fraud—8 U.S.C. § 1325(c) and 18 U.S.C. § 1546", US Attorneys Manual, Title 9, Criminal Resource Manual.

    La Enmienda a la ley de Fraude Matrimonial de Inmigración de 1986 modificó el artículo 1325 añadiendo el artículo 1325(c), que establece una pena de cinco años de prisión y una multa de 250.000 dólares para cualquier "persona que, a sabiendas, contraiga matrimonio con el fin de eludir cualquier disposición de las leyes de inmigración".

  4. USCIS, af9bb95919f35e66f614176543f6d1a/?vgnextoid=da75d676b6b6f110VgnVCM1000004718190aRCRD&vgnextchannel=a2dd6d26d17df110VgnVCM1000004718190aRCRD "11 Arrested, Indicted in Multi-State Operation Targeting Visa and Mail Fraud".

    "Las máximas sentencias por los cargos indicados son:

    • Conspiración: 5 años de prisión y una multa de $250,000
    • Fraude por correo: 20 años de prisión y una multa de $250,000
    • Fraude por cable: 20 años de prisión y una multa de 250.000 dólares
    • Declaración falsa en materia de inmigración: 10 años de prisión y 250.000 dólares de multa"
  5. El matrimonio fraudulento es cualquier matrimonio que se ha celebrado con el único propósito de eludir la ley. Según la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), Ley 255 [8 U.S.C 1325], las consecuencias de contraer un matrimonio con el fin de eludir la ley incluyen el encarcelamiento durante un máximo de cinco años, una multa de hasta 250.000 dólares, o ambas cosas.

BibliografíaEditar

Véase tambiénEditar