Mensáfono

dispositivo de telecomunicaciones inalámbrico que recibe y muestra mensajes alfanuméricos y/o recibe y anuncia mensajes de voz; parte de un sistema de localización

Un mensáfono[1]​ (en inglés pager o beeper, también llamado dispositivo buscapersonas,[2]busca,[3]bíper[4]​ (Hispanoamérica) radiobúsqueda, radiomensajería o dispositivo localizador) es un dispositivo de telecomunicaciones que recibe mensajes cortos. Además incluye una pantalla de cristal líquido, una circuitería, una alerta vibratoria y/o sonora y botones de control.

Mensáfonos o buscapersonas.
Mensáfono o buscapersonas numérico, marca Motorola.

Fue popular en la década de 1990, cuando coexistían con los teléfonos móviles analógicos (incapaces de enviar-recibir mensajes de texto). Con el auge de los SMS en teléfonos celulares digitales a finales de la década, el bíper quedó en desuso.

Los mensáfonos utilizan señales de radio para enlazar un centro de control de llamadas con el destinatario, lo cual los hacía más seguros que las redes de telefonía móvil, sobre todo a la hora de enviar mensajes a zonas sin cobertura, ya sea a causa de interferencias, por las "sombras" producidas por los accidentes geográficos o por hallarse en el interior de edificios.

Por ejemplo, un mensáfono unidireccional solo recibe mensajes numéricos, como por ejemplo el número de un teléfono con el que se espera que el usuario contacte. Hay otros modelos que pueden recibir mensajes alfanuméricos, así como mensáfonos bidireccionales que tienen la capacidad de enviar y recibir correo electrónico, páginas numéricas y servicio de mensajes cortos.

HistoriaEditar

El antecesor más antiguo del mensáfono o buscapersonas es un dispositivo creado en 1921 para el Departamento de Policía de Detroit, pero no sería sino en 1949 cuando fue inventado y patentado el primer buscapersonas o mensáfono telefónico por el inventor Al Gross y sus primeros equipos fueron usados por el Hospital Judío de Nueva York.[5]​ También fue desarrollado un dispositivo similar por la empresa inglesa Multitone Electronics en 1956 para el Hospital de Saint Thomas de Londres con la función de alertar a los doctores de los servicios de urgencia. Sin embargo, no sería hasta 1958 cuando el ente regulador de las comunicaciones en Estados Unidos, Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), aprobó su uso para el público.[5]​ El término pager comenzó a usarse en Estados Unidos cuando la empresa Motorola presentó un producto de telecomunicaciones personal al cual denominó de ese modo. El primero de estos dispositivos exitosos en el territorio estadounidense fue el "Pageboy I" introducido por esta empresa en 1974, aunque carecía de pantalla y almacenamiento de mensajes.[5]​ Años después, los fabricantes adoptaron el término en inglés de beeper para los mensáfonos por el sonido (beep) que hacen al recibir un mensaje.

La FCC aprobó dos bandas de frecuencias para la operación de los mensáfonos: 152,0075 y 157,450 MHz.[6]​ En cambio, en algunos países latinoamericanos como Ecuador y Venezuela se aprobó el uso de las bandas de 470 a 472 MHz y 482 a 488 MHz para el servicio unidireccional de buscapersonas y las bandas de 901-902 MHz, 929-932 MHz y 940-941 MHz para el servicio en una y dos direcciones.[7][8]

Auge de los localizadoresEditar

Estos dispositivos alcanzaron una notable popularidad en los años 1990, cuando se inició el uso de los teléfonos móviles, los cuales al principio solo ofrecían servicio de voz. Los "beepers", eran muy populares debido a su bajo coste, en comparación con el alto precio de los teléfonos móviles, reservados casi exclusivamente para ejecutivos o funcionarios gubernamentales, además del elevado costo que significaba realizar una llamada a teléfonos, en comparación con las llamadas a las empresas de localizadores, que resultaba una opción más económica, aunque limitada. Los modelos de localizadores fueron evolucionando y así algunos permitían grabar los números de teléfono, de tal forma que al recibir la llamada, el usuario fácilmente supiera quién llamaba, y posteriormente permitían enviar texto a otros localizadores.

Sin embargo, la moda de usar los localizadores terminó cuando las redes de telefonía móvil y los dispositivos respectivos empezaron a integrar estas funciones. Los teléfonos ofrecieron pronto identificador de llamadas, contador de llamadas perdidas, almacenamiento de contactos y envío de mensajes cortos de texto a otros teléfonos móviles, incluso de distintas empresas operadoras de telecomunicaciones. [cita requerida]

Los protocolos más comunes de mensáfonos son TAP, FLEX, ReFLEX, POCSAG, Golay, ERMES y NTT. Los mensáfonos rápidos usan Two-tone y 5/6-tone.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española. «mensáfono : Aparato portátil que sirve para recibir mensajes a distancia». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Consultado el 19 de agosto de 2015. 
  2. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española. «buscapersonas». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  3. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española. «busca». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  4. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española. «bíper». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  5. a b c Bellis, Mary. «History of Pagers and Beepers"». About.com (en inglés). Consultado el 14 de enero de 2014. 
  6. «FCC narrowbanding mandate» (en inglés). 2006. Consultado el 14 de enero de 2014. 
  7. Consejo Nacional de Telecomunicaciones (ed.). «Plan Nacional de Frecuencias 2012». Ecuador. p. 84-85. Archivado desde el original el 29 de enero de 2014. Consultado el 14 de enero de 2014. 
  8. Comisión Nacional de Telecomunicaciones (ed.). «Cuadro Nacional de Atribución de Bandas de Frecuencias». Caracas, Venezuela. p. 62. Consultado el 14 de enero de 2014. 

Enlaces externosEditar