Abrir menú principal

El merismo es una figura retórica que consiste en enumerar las partes o características propias de algo para pasar a continuación a explicar cada una de ellas. D

Así, escribe Jorge Manrique:

yo soy el que, por amaros,
estoy, desque os conocí,
sin Dios y sin vos y mí.

Sin Dios, porque en vos adoro;
sin vos, pues no me queréis;
pues sin mí, ya está de coro
que vos sois quien me tenéis.

Como se ve, a la descripción inicial de la situación del poeta (sin Dios y sin vos y mí) le sigue la explicación de cada uno de los términos.

Un uso muy similar se aprecia en esta copla popular:

Ni contigo ni sin ti
tienen mis males remedio;
contigo, porque me matas
y sin ti, porque me muero.

En los estudios bíblicos, se llama también merismo a la expresión de una totalidad mediante la mención de dos partes que constituyen los extremos de la misma: así, cielo y tierra quiere decir universo y montes y valles, el conjunto del paisaje.[1]​ "Día" y "noche" significa todo el tiempo.[2]​ "Carne" y "sangre" significa "humano" [3]

NotasEditar

  1. Luis Alonso Schökel, Manual de Poética Hebrea, 1987, pp. 105-106.
  2. http://www.miapic.com/que-tipo-de-tecnicas-literarias-se-usan-en-la-biblia.
  3. https://www.youtube.com/watch?v=0xu1eDGtaZU | minuto 17