Abrir menú principal

Mirador Monte Lobeira

Mirador de monte Lobeira

El mirador de monte Lobeira se encuentra en lo alto de la cima del monte Lobeira,situado en la parroquia de András (San Lorenzo) que pertenece al Ayuntamiento de Villanueva de Arosa.

VistasEditar

Desde él se aprecian espectaculares vistas de la Ría de Arosa, hacia el oeste se ve la Isla de Arosa, una gran superficie del interior de la provincia de Pontevedra, hacia el este, la cara sur de la Sierra de Barbanza, en la comarca de Barbanza hacia el norte, y hacia el sur se aprecian desde las montañas y turísticas ciudades de la comarca del Salnés, hasta la Isla de Ons.

HistoriaEditar

El mirador se aposenta en el lugar donde se levantaba el castelo de monte Lobeira, que permaneció en posesión de monarcas de la Península Ibérica en la época medieval.

El origen de Lobeira está marcado por diversos sucesos acontecidos a lo largo de la historia ya que los siglos XI y XII destacan por el protagonismo del castelo de monte Lobeira, donde la reina Urraca decidió asentarse cuando buscaba la seguridad necesaria para Galicia. Cuando la reina terminó su función de defensa en estas tierras, dejó también de ser residencia de reyes, y a partir de ese momento el castillo fue abandonado.

En 1175 con la entrega del castillo a la mitra Compostelana y posteriormente a manos de D. Juan García Manrique se fue deteriorando al estar rodeado de un monte sin vencindad ni población en su entorno; a lo que se suma la fiebre destructiva en el s.XV durante las luchas irmandiñas. Aún se puede observar algunos de los sillares que conformaban una de las torres de la muralla, y conserva los aljibes donde se almacenaban víveres para las batallas; los restos de la otra torre quedaron ocultos por las obras del emplazamiento de la cruz, cuyo origen es del año 1896, para perpetuar la muerte de tantas víctimas cobradas por el mar, acumuladas a través de los tiempos.

AccesosEditar

Hasta lo alto del mirador se accede por vías forestales, hasta el mismo pie del mirador, después hay que subir algunos metros de altura, a través de escaleras. En lo alto se puede apreciar la vista explicada antes y también su cruz, una cruz que culmina el mirador.