Misil balístico

misil sin alas ni estabilizadores, con una trayectoria predefinida que no puede ser modificada

Un misil balístico sigue una trayectoria balística para el lanzamiento de una o más cabezas nucleares sobre un objetivo determinado. Estas armas consisten en un guiado que ocurre durante breves periodos de tiempo, mientras que el resto de viaje se realiza sin propulsión. Mientras que los misiles balísticos de corto alcance se mantienen dentro de la atmósfera de la tierra, los misiles balísticos intercontinentaless (ICBMs) se lanzan con una trayectoria sub-orbital.

Secuencia de lanzamiento del Minuteman-III MIRV:
  • 1. Desde el silo, el misil es lanzado mediante el encendido del motor de impulso (boost) de la primera fase (A).
  • 2. Tras 60 segundos desde el despegue, se desecha la primera fase y se enciende el motor de la segunda fase (B). La cabeza recubridora del misil (E) es eyectada.
  • 3. Unos 120 segundos tras el despegue, el motor de la tercera fase (C) comienza su ignición y se separa de la segunda fase.
  • 4. 180 segundos después del despegue, la propulsión de la tercera fase termina y el Vehículo de Post-Impulso (D) se separa del cohete.
  • 5. El Vehículo de Post-Impulso maniobra sobre sí mismo y se prepara para el despliegue del Vehículo de Re-entrada (RV).
  • 6. Se despliegan los RVs, así como los señuelos.
  • 7. Los RVs ya armados y los señuelos realizan la re-entrada en la atmósfera a alta velocidad.
  • 8. Se produce la detonación de la cabeza nuclear.

La categoría de estas armas difiere de los misiles de crucero, los cuales son guiados aerodinámicamente con vuelo propulsado.

HistoriaEditar

 
Réplica del V-2

La primera iteración de misiles balísticos se remontan al siglo XIII, cuyo uso se deriva de la historia de la Cohetería. En el siglo XIV, la armada de la dinastía Ming hacía uso de una forma de primitiva de misil balístico denominada Huo long chu shui contra barcos enemigos en diferentes batallas navales.[1]​ Uno de los misiles balísticos pioneros fue el A-4,[2]​ comunmente conocido como el V-2 desarrollado por la Alemania nazi en las décadas de 1930 y 1940 bajo la dirección de Wernher von Braun. El primer lanzamiento exitoso del V-2 aconteció el 3 de octubre de 1942, y el servicio dio comienzo el 6 de septiembre de 1944 contra la ciudad de París, seguido por un ataque contra Londres dos días más tarde. Hasta el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa, en mayo de 1945, más de 3.000 V-2s fueron lanzados.[3]

El R-7 Semyorka fue el primer misil balístico intercontinental.

Un total de 30 países tienen desplegados misiles balísticos operativos.[cita requerida] El desarrollo de esta clase de misil continúa con hasta cerca de 100 tests de vuelo en 2007 (sin incluir aquellos de EEUU), en su mayoría realizados por la República Popular China, Irán y la Federación Rusa.[cita requerida] En 2010, los gobiernos de Estados Unidos y Rusia firmaron un acuerdo con objeto de reducir el arsenal de misiles balísticos intercontinentaless (ICBMs) en un periodo de 7 años (hasta 2017) hasta un total de 1550 unidades por cada país.[4]

 
Esquema transversal del Minuteman-III ICBM

VueloEditar

La trayectoria de un misil balístico intercontinental consiste en tres partes diferentes: el vuelo propulsado; la caída libre, la cual constituye la mayor parte del tiempo de vuelo; y la re-entrada, en la cual el misil re-entra en la atomósfera de la Tierra. (Las etapas de vuelo para los misiles balísticos de corto alcance son prácticamente las dos primeras etapas del ICBM, ya que hay tipos de misiles balísticos que no llegan a salir de la atmósfera.)[cita requerida]

El lanzamiento de misiles balísticos puede realizarse desde plataformas fijas o desde lanzadores móviles, incluyendo vehículos (por ejemplo, baterías de misiles), aviones, embarcaciones, ysubmarinos. La fase de vuelo propulsado puede durar desde unas decenas de segundos hasta varios minutos y pueden consistir en múltiples fases de cohete.[cita requerida]

Tras agotarse el combustible, se termina la propulsión y el misil comienza una caída libre. Con el objetivo de cubrir grandes distancias, los misiles balísticos normalmente son lanzados con una trayectoria de vuelo suborbital; en el caso de los misiles intercontinentales, la altitud máxima (apogeo) alcanzada durante la caída libre es de unos 2.000 kilómetros 2000 kilómetros (1242,7 mi).[5]

La fase de re-entrada comienza a una altitud en la cual la fricción atmosférica juega un papel significativo en la trayectoria, y permanece hasta el impacto del misil.[cita requerida]

Los vehículos de re-entrada atraviesan la atmósferas a altísimas velocidades del orden de 6–8 kilómetros por segundo (22,000–29,000 km/h; 13,000–18,000 mph) en el alcance de los ICBMs.[6]

VentajasEditar

El rumbo tomado por los misiles balísticos dan lugar a dos propiedades significativas y deseables. En primer lugar, los misiles balísticos pueden volar por encima de la atmósfera con un alcance mucho mayor que aquel de un misil de crucero del mismo tamaño. El vuelo de un misil propulsado a través de miles de kilómetros de aire requeriría una cantidad de combustible ampliamente mayor, lo cual necesitaría un vehículo más grande, más fácil de detectar y más fácil de interceptar. Aquellos misiles propulsados que cubren alcances similares, como los misiles de crucero, no hacen uso de los motores de cohete durante la mayor parte del vuelo, sino que utilizan motores de tipo jet, los cuales son más económicos. No obstante, los misiles de crucero no han dejado obsoletos a los misiles balísticos gracias a su segunda mayor ventaja: los misiles balísticos son capaces de viajar extremadamente rápido a lo largo de su trayectoria. Un ICBM es capaz de alcanzar a su objetivo a 10,000 km de alcance en un periodo de entre 30 y 35 minutos.[cita requerida] Mediante unas velocidades terminales por encima de los 5,000 m/s, los misiles balísticos son mucho más difíciles de interceptar que los misiles de crucero ya que implican una ventana de respuesta disponible más pequeña. Por tanto, los misiles balísticos suponen una de las armas más temidas disponibles, a pesar de que los misiles de crucero son más baratos, móviles y versátiles.[cita requerida]

TiposEditar

 
SLBM Trident II

SLBM siendo lanzado por un submarino de misiles balísticos]]

Los misiles balísticos varían ampliamente en alcance y uso, y sus categorías están basadas en el alcance. Existen varios esquemas usados por los diferentes países para categorizar el alcance de los misiles balísticos:

Aquellos diseños más recientes cuentan con alcance intercontinental, siendo una excepción notable el SLBM indio Sagarika y el K-4, así como el ya deplegado KN-11 norcoreano,[7]​ el cual es posible que no disponga finalmente de alcance intercontinental. Un misil comparable es el SLBM retirado chino JL-1, el cual cuenta con un alcance menor de 2,500 km.

Los misiles tácticos de medio y corto alcance son a menudo llamados misiles tácticos y misiles de teatro de operaciones, respectivamente. Los misiles balísticos de medio y largo alcance son diseñados para el lanzamiento de cabezas nucleares, ya que su capacidad de carga no es suficiente para el uso óptimo en costes de explosivos convencionales en comparación con el uso de dichos explosivos mediante un bombardero (aunque EEUU está evaluando la idea de un ICBM armado con explosivos convencionales para conseguir una capacidad de ataque aéreo de alcance global de manera casi instantánea, a pesar de los altos costes).

Misiles cuasi-balísticosEditar

Un misil cuasi-balístico (también llamado misil semi-balístico e incluye a los misiles balísticos anti-navales) es una categoría de misil con trayectoria baja y/o es mayormente balístico pero puede realizar maniobras durante el vuelo o cambios inesperados en su dirección o alcance.[cita requerida]

Al tener una trayectoria más baja que un misil balístico, un misil cuasi-balístico puede alcanzar velocidades mayores, por lo que da un menor margen de tiempo al objetivo para poder reaccionar al ataque, a un coste de alcance menor.

El Iskander ruso es un misil cuasi-balístico.[8]​ El Iskander-M ruso viaja a una velocidad hipersónica de 2,100–2,600 m/s (Mach 6–7) a una altitud de 50 km. El Iskander-M pesa 4,615 kg lleva una cabeza nuclear de 710–800 kg, tiene una alcance 480 km y consigue un CEP de 5–7 metros. Durante el vuelo puede maniobrar a diferentes altitudes y trayectorias para esquivar misiles anti-balísticos.[9][10]

China, India e Irán han desarrollado recientemente misiles balísticos anti-navales;

Lista de misiles cuasi-balísticosEditar

 
 
 
 
 
 
 
 \ 
 

Peso lanzableEditar

El peso lanzable se define como el peso efectivo de la carga (payload) de los misiles balísticos. Su unidad de medida es el kilogramo o la tonelada. El peso lanzable equivale al peso total de la cabeza nuclear del misil, el vehículo de reentrada, los mecanismos de dispensación autónomos, la ayuda de penetración, y los sistemas de guiado del misil. Es decir, generalmente el peso efectivo de todos los componentes menos el propulsor de lanzamiento y el combustible. El concepto de peso lanzable puede atribuirse para cualquier tipo de ojiva, aunque en el uso moderno se refiere casi exclusivamente a cargas nucleares o termonucleares. Anteriormente también ha sido considerado como un concepto dentro del diseño de embarcaciones navales y el número y tamaño de sus armas de combate.

El peso lanzable ha sido usado como un criterio de clasificación para diferentes tipos de misiles durante los Acuerdos de Limitación de Armas Estratégicas entre la Unión Soviética y los Estados Unidos.[11]​ El término pasó a ser políticamente controvertido durante los debates sobre el acuerdo de control de armas, ya que los más críticos con el tratado alegaban que los misiles soviéticos eran capaces de llevar mayores cargas y, por tanto, se les permitía a las fuerzas soviéticas mantener pesos lanzables mayores que a la fuerza análoga estadounidense, la cual contaba con una cantidad comparable de misiles pero de menor carga efectiva.[12]

Los misiles con las cargas más pesadas del mundo son el ruso SS-18 y el chino CSS-4. Por otro lado, desde 2017 Rusia ha estado desarrollando un nuevo ICBM pesado y propulsado por combustible líquido denominado el Sarmat.[6]

Trayectoria deprimidaEditar

Normalmente, el peso lanzable viene determinado y computado partiendo de un tratectoria balística óptima de un punto a otro de la superficie de la Tierra. Una trayectoria óptima maximiza la carga total (peso lanzable) haciendo uso del impulso del misil. Al reducir el peso de la carga, es posible la selección de diferentes trayectorias, las cuales pueden incrementar el alcance nominal o decrementar el tiempo total de vuelo.

Una trayectoria deprimida es una no-óptima, ya que una trayectoria más baja y plana toma un menor tiempo entre el lanzamiento y el impacto, aunque implica un peso lanzable menor. Los principales motivos por los cuales se escoge una trayectoria deprimida son o evadir sistemas de misiles antibalísticos mediante la reducción de la ventana de tiempo que el enemigo dispone para interceptar el vehículo (especialmente durante la fase de quemado, la cual es vulnerable contra sistemas de ABM espaciales) o un escenario nuclear de primer ataque.[13]​ Un propósito civil alternativo de una trayectoria deprimida se encuentra en conjunción con el concepto de avión espacial que hace uso de motores de chorro de aire, lo cual requiere que el misil balístico se motenga lo suficientemente bajo, dentro de la atmósfera, para que los motores por chorro funcionen.

Véase tambiénEditar


CitasEditar

  1. Needham, Volume 5, Part 7, 508-510.
  2. Zaloga, Steven (2003). V-2 Ballistic Missile 1942–52. Reading: Osprey Publishing. p. 3. ISBN 978-1-84176-541-9. (requiere registro). 
  3. Clayton K. S. Chun (2006). Thunder Over the Horizon: From V-2 Rockets to Ballistic Missiles. Greenwood Publishing Group. p. 54. 
  4. U.S. Department of State (8 April 2010). "Treaty between the United States of America and the Russian Federation on Measures for the Further Reduction and Limitation of Strategic Offensive Arms". Retrieved 25 November 2018.
  5. Almasy, Steve; Kwon, K. J.; Lee, Taehoon (14 de mayo de 2017). «North Korea launches missile». CNN. Consultado el 14 de octubre de 2017. 
  6. a b «Ballistic and Cruise Missile Threat». Defense Intelligence Ballistic Missile Analysis Committee. June 2017. 
  7. (2nd LD) N.K. leader calls SLBM launch success, boasts of nuke attack capacity—Yonhap, 25 Aug 2016 08:17am
  8. «Latest News» – via Business Standard. 
  9. «MilitaryRussia.Ru — отечественная военная техника (после 1945г.) | Статьи». military.tomsk.ru. 
  10. «SS-26 Stone Iskander 9M72 9P78EBallistic missile system». Archivado desde el original el 25 de julio de 2010.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  11. James John Tritten, Throw-Weight and Arms Control, Air University Review, Nov-Dec 1982.
  12. New York Times, What Is Throw-Weight?, July 15, 1991.
  13. Science & Global Security, 1992, Volume 3, pp.101-159 Depressed Trajectory SLBMs: A Technical Evaluation and Arms Control Possibilities [1]

Más referenciasEditar

  • Needham, Joseph (1986). Science and Civilization in China: Volume 5, Chemistry and Chemical Technology, Part 7, Military Technology; the Gunpowder Epic. Taipei: Caves Books Ltd.

Más lecturas al respectoEditar

  • Futter, Andrew (2013). Ballistic Missile Defence and US National Security Policy: Normalisation and Acceptance after the Cold War. Routledge. ISBN 978-0415817325. 
  • Neufeld, Jacob (1990). The Development of Ballistic Missiles in the United States Air Force, 1945-1960. Office of Air Force History, U.S. Air Force. ISBN 0912799625. 
  • Swaine, Michael D.; Swanger, Rachel M.; Kawakami, Takashi (2001). Japan and Ballistic Missile Defense. Rand. ISBN 0833030205. (requiere registro). 

Enlaces externosEditar