Momias del Tarim

Las momias del Tarim son una serie de momias de tipo «europeo» o «caucásico» que datan del II y I milenio a. C., descubiertas en el territorio actualmente ocupado por China, en la cuenca del río Tarim.

Mapa de la depresión del Tarim, esencialmente ocupado por el desierto del Taklamakán.

Estas momias tienen una cultura material y características genéticas que parecían indicar que su origen se encontraba al oeste de Eurasia. Por ello, generalmente, se consideraba que se trataba de una de las culturas indoeuropeas antiguas más al oriente, junto con las culturas siberianas y centroasiáticas de Andrónovo o de Afanásievo.

Imagen satelital del desierto de Taklamakán.

Es plausible, aunque incierto, que el pueblo de las momias fuera el ancestro de la civilización tocaria, una cultura indoeuropea que perduró en la cuenca del Tarim hasta el siglo VIII de nuestra era.

Descubrimientos arqueológicosEditar

La datación elaborada en las últimas décadas ha mostrado que las momias más antiguas databan de 1800 o 2000 años a. C. Tal es el caso del cementerio de Qäwrighul, donde los cuerpos han sido fechados en 2000 a 1500 a. C.[1]​ Las momias más recientes, justo antes del periodo propiamente dicho de la civilización tocaria, databan del 200 a. C.

Esta antigüedad, así como las características «occidentales» de la cultura material y de la apariencia física de las momias mejor conservados, ha suscitado cierto interés tanto en los medios como en los investigadores.

HistoriaEditar

 
Sir Aurel Stein en la meseta del Tarim, 1910.

Las primeras momias fueron descubiertas en la actual región autónoma de los uigures de Sinkiang, en China, a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. En particular, fue la obra de los exploradores Sven Hedin («quien identificó las momias desecadas de la cultura de Qäwrighul»)[1]​ y sobre todo sir Aurel Stein, «el arqueólogo más activo en la exploración de la meseta del Tarim en los primeros años de descubrimientos».[1]

No obstante, la investigación y los descubrimientos arqueológicos no fueron avanzados hasta los años 1970. Así, en el curso de cuatro décadas previas a 2010, en torno a 500 tumbas fueron abiertas en toda la meseta del Tarim, las cuales contenían varias centenas de momias.[2]​ Estas tumbas se ubicaban principalmente en las regiones de Hami, Loulan, Lop Nor o Qiemo.[2]

Estudios genéticosEditar

Un estudio en 2021, del sitio llamado Cementerio Xiaohe en Xinjiang, realizado por investigadores chinos, europeos y americanos analizó el ADN de 13 momias, secuenciando sus genomas por primera vez.[3]​ Los resultados sugieren que no pertenecían a recién llegados del oeste, sino a un grupo descendiente de una antigua población asiática de la edad de hielo. Representan una población local altamente aislada genéticamente.[4]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c Higham, Charles, (2004). Encyclopedia of Ancient Asian Civilizations. Facts on File, pág. 340, ISBN 0816046409
  2. a b Arthur C. Aufderheide (2011). The Scientific Study of Mummies, Cambridge University Press, pág. 268, ISBN 9780521177351
  3. Katie Hunt, (28 de octubre de 2021). «DNA reveals unexpected origins of enigmatic mummies buried in a Chinese desert». CNN (en inglés). Consultado el 29 de octubre de 2021. 
  4. Zhang; Ning; Scott; Cui (27 de octubre de 2021). «The genomic origins of the Bronze Age Tarim Basin mummies». Nature (en inglés). Consultado el 29 de octubre de 2021. 

BibliografíaEditar

  • Barber, Elizabeth (2000). The Mummies of Urumchi. Washington D.C.: TBR Book Club.
  • Mallory, James y Victor Mair (2008). The Tarim Mummies. Londres: Thames & Hudson.

VideografíaEditar

  • Les momies du bassin du Tarim, Reino Unido, 2007, 52mn, dirigida por David Shadrack Smith.

Enlaces externosEditar