Nemo 33 es una piscina de uso deportivo. Se encuentra en Bruselas, Bélgica en la Rue de Stalle straat 333 (Rond-point des Menhirs) 1180 Uccle-Ukkel. Tiene una capacidad de 2500 m³ de agua a una temperatura entre 30 °C a 33 °C que es calentada mediante paneles solares.[1]​ El centro de buceo se inauguró en 2004.

Nemo 33
Vista del foso profundo de Nemo 33 (también llamado "the pocket" (el bolsillo)) que alcanza una profundidad declarada de 33 m
Una inmersión en el Nemo

Nemo 33 fue concebido y diseñado por John Beernaerts, un ingeniero civil e instructor de buceo belga al que no le gustaba iniciar a los nuevos buceadores en lóbregas canteras inundadas o en el tempestuoso Atlántico Norte, las opciones habituales en el norte de Europa. El proyecto Nemo 33 necesitó ocho años de trabajo para que viese la luz: cinco de diseño para solventar todos los problemas tecnológicos, y tres de construcción, buscando siempre la optimización de recursos y la sostenibilidad medioambiental de toda la instalación. El arquitecto Sebastian Moreno-Vacca fue el encargado de dar forma arquitectónica definitiva al proyecto de Beernaerts.[1]

El nombre de la piscina es un homenaje a la capacidad visionaria de Julio Verne y al personaje del Capitán Nemo de su obra 20.000 leguas de viaje submarino, mientras que el 33 indica la máxima profundidad que alcanza su vaso.

Las instalaciones editar

Nemo 33 es en realidad un edificio dentro de otro. En el interior se encuentra un enorme foso de buceo multinivel que alcanza la insólita cota de 33 m de profundidad máxima declarada (48,6 m según lectura de profundímetro digital[1]​), lo que la convierte en la piscina más profunda del mundo. Los primeros 12 m del vaso están sobre el nivel de la superficie, lo que permite ver desde casi cualquier rincón del exterior lo que sucede en el interior del foso de buceo a través de 14 ventanas.

El vaso de la piscina se divide en diferentes zonas de buceo a distintas profundidades para acomodarse a las necesidades de buceadores de diferentes niveles y titulaciones:

  • zona de iniciación: 1,30 x 20,0 x 5,0 m
  • zona de natación: 2,50 x 20,0 x 5,0 m
  • zona de descubrimientos: 5,0 x 8,0 x 8,0 m
  • foso de iniciación: 10,0 x 6,0 x 6,0 m
  • foso de buceo experto: 33,0 x 6,0 x 6,0 m

Tiene también una zona de buceo bajo techo con 2 cámaras de aire a -9 m donde es posible quitarse la máscara de buceo, y una estancia a -7 m donde es posible sacar todo el cuerpo del agua. La iluminación de toda la piscina es tanto natural a través de los ventanales superiores de la zona de acceso como artificial, mediante una serie de focos en posición cenital, con temperatura de color de 4600 K, similar a la luz solar que iluminan el tanque central hasta la profundidad máxima de 33 m.[1]​ Envolviendo todo el vaso de buceo se encuentra el edificio de servicios, con vestuarios, cafetería, restaurante y aulas.

Referencias editar

  1. a b c d Pardo, A. (2005): Nemo 33, la piscina más profunda del mundo. Inmersión, n.º 71, pp.54-60.

Enlaces externos editar