Abrir menú principal

La nivelación lingüística es el proceso por el que variantes dialectales de un idioma se aproximan entre sí, típicamente por eliminación de formas marcadas, mejorando su mutua inteligibilidad y dando lugar a una lengua más homogénea. Las formas que causan más problemas de comprensión son simplificadas o eliminadas y el número de variantes disminuye. El cambio es progresivo y antes de que se complete, hay variación condicionada al entorno social.

BibliografíaEditar