Abrir menú principal

La nostalgia (del griego clásico nóstos, regreso al hogar, y álgos, dolor) es descrita como un sentimiento de anhelo por un momento, situación o acontecimiento pasado.

La nostalgia es referida comúnmente como un sentimiento que cualquier persona puede atravesar en cualquier etapa biológica. Es el sufrimiento de pensar en algo que se ha tenido o vivido en una etapa y ahora no se tiene, está extinto o ha cambiado. La nostalgia se puede asociar a menudo con una memoria cariñosa de la niñez, un ser querido, un lugar, un juego o un objeto personal estimado, o un suceso en la vida del individuo o grupo.

Índice

CaracterísticasEditar

Los estudios muestran que muchas personas creen que en años o décadas pasadas las personas estaban mejor de lo que están ahora, con un nivel de vida más alto. Esta creencia es un carácter típico entre los signos del sufrimiento nostálgico. No se refiere a una enfermedad o condición psíquica o mental patológica, sin embargo puede convocar síntomas que son tanto verdaderos como físicos en la naturaleza.

También se describe como la necesidad o aflicción de estar en «otra parte» u «otra condición», de superar la temporalidad y la finitud, de volver a la Ítaca de los orígenes (tal como los aluviones de su etimología griega – nosteo y algeo, «volver a la patria» y «sentir dolor» - lo indican). La nostalgia, aun cuando también identifica en sus límites un sentimiento de pérdida, no se refiere a una vivencia corriente, sino a una difusa, a la vez que persistente y dolorosa, como la que denota la palabra dolor (< lat. pop. dolus < dolere). El hombre no está satisfecho de ser hombre, pero no sabe hacia qué regresar, ni cómo volver a un estado del que ha perdido todo recuerdo claro. La nostalgia que tiene de él no constituye el fondo de su ser y, a través de ella muchas cosas podrían cambiar, comunica con lo más antiguo que subsiste en él.[1]

Según Mariano Ibérico, la nostalgia mezcla «un sentimiento de encanto ante el recuerdo del objeto ausente o desaparecido para siempre en el tiempo, un sentimiento de dolor ante la inasequibilidad de ese objeto, en definitiva un anhelo de retorno que quisiera transponer la enigmática distancia que separa el ayer del hoy y reintegrar el alma en la situación que el tiempo ha abolido».[2]

Nostalgia de lo no vividoEditar

Una sensación parecida es aquel sentimiento que nos da por algo que no hemos vivido, nostalgia de cosas sucedidas y que no hemos sido protagonistas ni testigos presenciales, como ejemplo cuando: escuchamos música de los 90s, nos transporta a una época donde no existimos y a lugares donde nunca estuvimos, a discotecas que nunca pisamos. O quizá una película de los 80s o 60s, Et el Extraterrestre, Rocky, nos llevan a sitios donde nunca nos situamos ni en espacio ni tiempo pero que nos provocan sensaciones fuertes de nostalgia hasta el punto de quebrantar a quien las sufre.

Porque una canción vieja nos lleva a sitios que ni conocemos, la explicación esta en nuestro cerebro, la mente humana es muy compleja, nuestro cerebro nos invoca esas sensaciones, que son la suma de los sonidos y acordes melancólicos de una canción, más imágenes y experiencias antes anheladas y difusas, imágenes inventadas e incluso fantasías apartadas en tiempo y espacio, aunque siempre mirando un pasado.

Los seres humanos, en su gran mayoría son seres acumuladores, tenemos la necesidad de abarcar todo, objetos, dinero, incluso a personas, si extrapolamos eso a situaciones concretas, podemos dar una explicación más o menos clara de como sucede en nuestro cerebro esa sensación tan rara. La sensación de quererlo todo, como la que tiene aquella persona por las cosas, querer haberlo vivido todo, anhelar haber estado presente en un punto y en un tiempo especifico, donde no se puede estar jamas por cuestiones físicas, provoca en la mente una sensación de frustración y tristeza que desembocan en nostalgia de lo no vivido, que no es más que un deseo Platónico de haber vivido en un tiempo y lugar.

El antónimo de este sentimiento puede ser Sehnsucht término alemán que es anhelo por lo que nunca se vivirá.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Cioran, E. M. (2000). Ese maldito yo. Barcelona: Tusquets. p. 106. 
  2. Ibérico, Mariano (1958). Perspectivas sobre el tiempo. Lima: UNM San Marcos. p. 164. 

Enlaces externosEditar