Other Worlds

Other Worlds, Universe Science Fiction y Science Stories fueron tres revistas estadounidenses relacionadas que tuvieron como editor a Raymond A. Palmer. Other Worlds fue lanzada en noviembre de 1949 por la editorial de Plamer, Clark Publications, y duró cuatro años en su primera etapa, con relatos que tuvieron buena acogida como Enchanted Village de A. E. van Vogt, o Way in the Middle of the Air, uno de los relatos de las Crónicas marcianas de Ray Bradbury. Como Palmer fue tanto editor como el responsable de la editorial, marcó su propia política editorial y publicó una amplia gama de ciencia ficción.

Other Worlds
Universe Science Fiction
Science Stories
Other Worlds - November 1949 (first issue).jpg
Portada del primer número de Other Worlds, obra de Malcolm Smith.
País Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Idioma inglés
Categoría ficción
Especialidad ciencia ficción y fantasía
Fundación 1949 Ver y modificar los datos en Wikidata
Primera edición 1949
Última edición 1976

Palmer se asoció con un empresario de Chicago en 1953 para crear Bell Publications, y lanzó Universe Science Fiction desde junio de 1953. Palmer utilizó la nueva compañía para abandonar Other Worlds y lanzar Science Stories para huir de las dificultades financieras de Clark Publications, por lo que Science Stories puede considerarse una continuación de Other Worlds. Science Stories era visualmente atractiva pero no publicó ninguna obra de ficción memorable. Por otro lado, Universe era de apariencia poco atractiva, pero en ella se publicaron algunas historias bien acogidas, como The World Well Lost, de Theodore Sturgeon, que planteaba cuestiones sobre la homosexualidad, un tema controvertido para la época.

Su socio de Chicago perdió el interés, por lo que Palmer se hizo cargo de Science Stories y Universe Science Fiction bajo una nueva compañía. En 1955 se deshizo de ambas revistas y lanzó de nuevo Other Worlds, catalogando sus números de forma que la nueva revista apareciera como una continuación de la Other Worlds original y también de Universe. En esta nueva etapa la revista tuvo menos éxito, pero publicó la primera novela de Marion Zimmer Bradley, Falcons of Narabedla. En 1957 Palmer cambió el enfoque de la revista hacia el tema de los ovnis, cambiándole el nombre a Flying Saucers from Other Worlds, y después del número de septiembre de 1957 no apareció más ficción. Palmer finalmente estableció Flying Saucers, Mysteries of the Space Age como título, que se mantuvo hasta su desaparición en junio de 1976.

Historia editorialEditar

En 1945 Raymond A. Palmer, por entonces editor de Amazing Stories, publicó I Remember Lemuria, de Richard Shaver, en el número de marzo de 1945 de la revista. Palmer presentó el relato, que hablaba sobre una raza de humanoides mutantes subterráneos con alta tecnología que se dedica a cometer atrocidades contra la humanidad, como una mezcla entre verdad y ficción, y tuvo tanto éxito entre los lectores que Palmer siguió comprando más relatos de Shaver y promovió lo que él llamó «Shaver Mystery», que supuso un enorme incremento de la tirada de la revista. Sin embargo Ziff-Davis, la editorial propietaria, se alarmó ante el ridículo que estas historias estaban planteando en la prensa, y ordenó a Palmer que limitara el uso de ese material. Palmer obedeció, pero se planteó abandonar la editorial. En 1947 formó su propia editorial, Clark Publishing Company, y lanzó Fate al año siguiente.[1]​ En 1949 Palmer dejó a Ziff-Davis y lanzó Other Worlds Science Stories en formato digest; como editor aparecía Robert N. Webster, un seudónimo utilizado por Palmer para ocultar sus actividades, ya que todavía trabajaba en Ziff-Davis cuando apareció el primer número.[2]​ Palmer había planeado distribuir copias gratuitas del primer número a los fanes en la Convención mundial de ciencia ficción de ese año en Cincinnati, pero los retrasos de impresión hicieron que la revista no apareciera hasta finales de año.[3]​ En la convención Palmer anunció que Robert N. Webster era su seudónimo, y entregó a los organizadores las ilustraciones originales de la primera edición para su subasta.[4]​ También conoció, e inmediatamente contrató, a Bea Mahaffey, un fan de Cleveland, como su editor jefe desde el cuarto número, con fecha de portada mayo de 1950.[3][4]

Palmer tenía la intención de lanzar otra revista de ciencia ficción, Imagination, para otoño de 1950,[5]​ pero en junio sufrió un grave accidente que le incapacitó temporalmente, por lo que Mahaffey se hizo cargo en su ausencia. Palmer ayudó con la edición de ambas revistas, incluso mientras estaba en el hospital, pero en septiembre decidió vender Imagination a William Hamling y continuar con Other Worlds.[5][6]​ A pesar de su elevado precio (35 centavos), Other Worlds tuvo el suficiente éxito como para que Palmer aumentara la frecuencia de publicación de bimestral a cada seis semanas, pero tuvo que enfrentarse a la competencia de dos nuevas revistas lanzadas por entonces: The Magazine of Fantasy & Science Fiction, cuyo primer número había aparecido a finales de 1949, y Galaxy Science Fiction, que publicó su primer número en octubre de 1950.[6][7]​ Ambas tuvieron mucho éxito, y además pagaban más a sus autores que Palmer, por lo que Other Worlds se resintió,[6]​ aunque la revista se estaba haciendo lo suficientemente bien como para que Palmer pasara a una publicación mensual a finales de 1952. Se publicó regularmente hasta el número de julio de 1953,[8]​ pero las finanzas de Palmer finalmente empeoraron hasta el punto de que no pudo pagar a la imprenta.[9]

Un empresario de Chicago interesado en iniciar una revista de ciencia ficción se puso en contacto con Palmer, quien aprovechó la oportunidad para resolver sus problemas financieros formando una nueva compañía, Bell Publications, asociándose con el empresario (cuyo nombre nunca fue revelado), e iniciando la publicación de dos revistas: Universe Science Fiction y Science Stories.[9]​ El primer número de Universe apareció en junio de 1953, mientras Other Worlds todavía se publicaba, y fue financiado por el socio de Palmer, con la intención de que saliera cada dos meses, aunque de hecho los primeros cuatro números se publicaron trimestralmente. Fue editada por Palmer y Mahaffey, quienes usaron el seudónimo colectivo «George Bell» en los dos primeros números.[10]Science Stories le siguió en octubre, también editada por Palmer y Mahaffey como «George Bell» y publicado por Bell Publications;[11]​ en realidad era la misma revista, Other Worlds Science Stories, pero sin Other Worlds en el título.[8]​ En el segundo número de Science Stories Palmer explicó la razón de la nueva revista: «Por distintos motivos —y seamos sinceros, la mayoría de ellos financieros— tuvimos que tomar la decisión urgente de interrumpir Other Worlds y reemplazarlo con la revista que está leyendo ahora. Telefoneamos al cajista, interrumpimos OW en agosto, y cogimos el editorial y los relatos que necesitábamos de OW para el n.º 1 de Science Stories».[12]​ A los suscriptores de Other Worlds se les dio la opción de continuar su suscripción con cualquiera de las dos revistas que prefirieran.[12]

Cuando el empresario anónimo perdió interés en el proyecto, Palmer se hizo cargo, financiado con la venta de su participación en Clark Publications, que había publicado Other Worlds y Fate. Fundó Palmer Publications y se hizo cargo de las nuevas revistas a partir del tercer número de Universe y el segundo de Science Stories, y dejó de utilizar el seudónimo.[9][13]​ Lanzó Mystic Magazine que, como Fate, publicó material sobre fenómenos paranormales, tanto reales como de ficción.[13][14]Science Stories no tenía buenas ventas,[15]​ y dejó de publicarse después del número de abril de 1954, pero Universe continuó, publicándose bimestralmente después del número de marzo de 1954.[10][11]​ Aparecieron un total de diez números bajo el título Universe Science Fiction, y con el de de mayo 1955 volvió a aparecer como Other Worlds Science Fiction.[10][16]​ La nueva etapa de Other Worlds llevó inicialmente tanto la numeración de Universe como la de la edición de la etapa original de Other Worlds.[16]​ Palmer cerró las oficinas en Evanston (Illinois), y editó la revista desde su casa en Wisconsin; Mahaffey siguió trabajando en la revista por correo desde Cincinnati. A partir de noviembre de 1955 el formato cambió a formato pulp, algo en contra de la tendencia predominante del mercado, ya que casi todas las pulp habían desaparecido por aquella época.[13]​ En 1956, un impuesto imprevisto forzó a Palmer a dejar irse a Mahaffey, encargándose él de la revista a partir de entonces.[17]

Al año siguiente, Palmer cambió el enfoque de la revista hacia el tema de los platillos voladores (flying saucers, en inglés). Para tratar de mantener a los lectores existentes y atraer a otros nuevos, Palmer alternaba la temática de la ciencia ficción y la de los platillos volantes en cada número: por ejemplo, el número de junio de 1957 se tituló FLYING SAUCERS from Other Worlds y el de julio fue Flying Saucers from OTHER WORLDS. También esperaba que cada número se mantuviera más tiempo en los quioscos si los distribuidores pensaban que estaban tratando con dos revistas. El experimento no duró; desde el número de julio/agosto de 1958 el título de la revista pasó a ser Flying Saucers, y la revista dejó de incluir ficción.[18][19][20]​ Palmer se retiró a Amherst (Wisconsin) y asumió el control de la impresión.[19]​ Las fuentes bibliográficas se centran en los temas de ciencia ficción y no indexan la revista después de 1958, pero siguió publicándose hasta 1976 como una revista de no ficción.[2][21][22]

Contenidos y recepciónEditar

 
Portada del número de mayo de 1951 de Other Worlds.

El interés de Palmer en el «Shaver Mystery» no disminuyó cuando dejó Amazing Stories, y el principal relato de la primera edición de Other Worlds fue The Fall of Lemuria de Richard Shaver, todavía presentado como realidad disfrazada de ficción. La ilustración de la portada fue de Malcolm Smith, un artista habitual de Amazing.[3]​ Palmer manifestó en el primer número que quería ofrecer ciencia ficción de todo tipo: de ciencia ficción dura como la que ofrecía Astounding Science Fiction, y relatos de los estilos de las otras revistas líderes como Amazing, Planet Stories y Thrilling Wonder Stories, aunque muchos de los relatos del primer número eran comunes. Gran parte del contenido de la primera edición era de los habituales de Amazing, y al principio parecía que la nueva revista no sería muy diferente del Amazing Stories de Palmer, pero en algunos números la calidad mejoró notablemente.[23]

A diferencia de casi todas las demás revistas de ciencia ficción del mercado, Other Worlds fue editado y publicado por la misma persona, lo que significó que no había restricciones en la política editorial de Palmer. Intentó encontrar material nuevo y atrevido, y en los primeros años de la revista consiguió algunos de los mejores relatos que se publicaron. Mike Ashley, un historiador de la ciencia ficción, cita por ejemplo Dear Devil, de Eric Frank Russell; Portrait of a Narcissus, de Raymond F. Jones; Way in the Middle of the Air, uno de los relatos de las Crónicas marcianas de Ray Bradbury; y dos historias de A. E. van Vogt: Enchanted Village, una de las obras más apreciadas de van Vogt, y War of Nerves, parte de su serie Voyage of the Space Beagle.[2][24]Fritz Leiber contribuyó con The Seven Black Priests, uno de sus relatos de Fafhrd y el Ratonero Gris, y E. E. Smith, que se había hecho famoso por sus space opera, se pasó al género fantástico con Tedric, que apareció en el número de marzo de 1953.[25]Poul Anderson y Gordon R. Dickson publicaron en la revista Heroes Are Made, el primero de su serie Hoka, y Palmer consiguió relatos de otros escritores reconocidos como Fredric Brown y Wilson Tucker.[2]​ En parte debido a la competencia de las recientemente aparecidas Galaxy Science Fiction y The Magazine of Fantasy & Science Fiction, Palmer era incapaz de conseguir suficiente material de calidad para completar la revista, y la mayor parte de las historias restantes eran las aventuras espaciales ordinarias.[25][26]​ Ashley comenta que el estigma del Shaver Mystery persiguió a Palmer y dañó la reputación de la revista,[2]​ y sugiere que gran parte del trabajo de mejor calidad de Other Worlds se debió a la influencia de Mahaffey,[2]​ quien según Ashley «tenía un gran gusto para la ficción».[27]​ Un punto culminante en el apartado de no ficción fue una serie de artículos de L. Sprague de Camp, sintetizados de su libro Lost Continents: The Atlantis Theme in History, que se publicaron entre 1952 y 1953. Las portadas eran atractivas, a menudo con ilustraciones también en la contraportada, a cargo de artistas bien conocidos como Malcolm Smith, Robert Gibson Jones, Harold McCauley y Hannes Bok.[8]

 
Portada de Virgil Finlay para el número de diciembre de 1953 de Science Stories.

Science Stories mantuvo la misma alta calidad artística. El primer número, con fecha de portada octubre de 1953, fue obra de Bok, quien también realizó la ilustración interior del relato de Jack Williamson de la portada. Las otras tres portadas fueron obra de Virgil Finlay, Albert A. Nuetzell y Jones; Wendy Bousfield, una historiadora de la ciencia ficción, considera que la última es la mejor, y también elogia las ilustraciones interiores del último número, todas ellas de Finlay. Los relatos no estaban al nivel del material gráfico, con Jack Williamson y Mack Reynolds como únicos autores cuya reputación ha perdurado. El contar con un número menor de páginas en Science Stories que en Other Worlds significaba menos material de no ficción y secciones de los lectores (como las cartas), pero Palmer encontró espacio para incluir dibujos humorísticos y anuncios en sus propios libros, como The Coming of the Saucers, escrito con Kenneth Arnold.[28]

Así como Science Stories era visualmente atractiva pero carecía de relatos memorables, Universe Science Fiction adoptó un enfoque opuesto, con portadas poco interesantes y dibujos interiores de menor calidad, pero tenía argumentos sólidos en los dos primeros números, que el historiador E. F. Casebeer atribuye a la influencia de Mahaffey. Murray Leinster, Mark Clifton y Mack Reynolds contribuyeron en los primeros números, además de Robert Bloch, con Constant Reader, y Theodore Sturgeon, con The World Well Lost, que ofrecía un tratamiento de la homosexualidad controvertido para los años 1950. Cuando Palmer se involucró más con la revista, el material gráfico mejoró, con contribuciones de Finlay, Lawrence Stevens y Edd Cartier con buenas ilustraciones de interior. En opinión de Casebeer, las ilustraciones de Finlay y Lawrence eran lo mejor que ofrecía la revista, y considera que la calidad de la ficción fue cuesta abajo después de un comienzo bastante prometedor. En los últimos tres números el apartado gráfico también decayó, con portadas en blanco y negro de mala calidad y poco arte interior.[29]

El primer número de la renacida Other Worlds, de mayo de 1955, tenía una portada en blanco y negro; los números posteriores volvieron a ser en color, aunque hasta 1956 todas fueron reimpresiones de las portadas de la primera etapa de la revista.[13]​ Para la portada de la edición de noviembre de 1955, Palmer utilizó los dibujos de J. Allen St. John de la contraportada del número de noviembre de 1952;[13][30]​ Una portada de St. John en 1939 había salvado de la cancelación otra revista Palmer, Fantastic Adventures.[13]​ La calidad de la ficción disminuyó a partir de los picos de calidad ocasionales de la primera etapa de Other Worlds. Falcons of Narabedla, la primera novela de Marion Zimmer Bradley, apareció en 1957, y Palmer también compró su primera novela de la serie Darkover, Sword of Aldones, aunque nunca llegó a publicarla y finalmente devolvió el manuscrito a Bradley. Palmer esperaba publicar Tarzan on Mars, una novela de Stuart J. Byrne ambientada en los mundos de ficción creados por Edgar Rice Burroughs, pero no pudo conseguir la autorización de los herederos de Burroughs y tuvo que abandonar la idea.[17]

Palmer se había interesado durante mucho tiempo en la temática ovni y en 1951 apareció un artículo en Other Worlds titulado I Flew in a Flying Saucer (Volé en un platillo volante), firmado por «Captain A.V.G.», del que Lester del Rey indica en su libro The World of Science Fiction que podría haber sido escrito por el propio Palmer.[31]​ Palmer decidió eliminar el contenido de ciencia ficción; desde junio de 1957 sólo tres números —junio, julio y septiembre— incluyeron ficción; a partir de entonces fue una revista de no ficción sobre ovnis.[2]​ En el siguiente número manifestó que iba a publicar noticias y rumores sobre platillos voladores, y desacreditaría cualquier reclamación que pudiera probar como falsa. Durante los veinte años siguientes incluyó ideas tan marginales como que la Tierra no era esférica y en diciembre de 1959 publicó un artículo en Flying Saucers que decía que la Tierra tenía forma de donut y que los platillos voladores provenían de una región inexplorada de la superficie de la tierra.[32]​ En 1965 Palmer publicó un artículo de Delmar H. Bryant que desacreditó la idea de que la Tierra era hueca, pero al año siguiente sugirió de nuevo que podía tener forma de donut. En el número de junio de 1970, la portada mostraba una Tierra en forma de rosquilla vista desde el espacio; Palmer afirmó que era una fotografía de satélite.[33]

Detalles editorialesEditar

Other Worlds fue editado por Raymond A. Palmer y publicado por Clark Publications desde noviembre de 1949 hasta julio de 1953 y por Palmer Publications desde mayo de 1955 hasta al menos noviembre de 1957.[16]​ El primer número de Science Stories y el primero y el segundo de Universe Science Fiction fueron publicados por Bell Publications; posteriormente ambas fueron publicadas por Palmer Publications, con Palmer y Bea Mahaffey como editores.[10][11]​ Todos los números de Universe y Science Stories se publicaron en formato digest y se vendían a un precio de 35 centavos; Other Worlds se publicó inicialmente en formato digest y cambió a pulp con el número de noviembre de 1955, y costaba también 35 centavos hasta por lo menos finales de 1958.[10][11][16][22]Other Worlds tenía 160 páginas en su primera etapa y 128 cuando volvió a publicarse en mayo de 1955, bajando a 96 páginas en los números en formato pulp hasta al menos el número de noviembre de 1957.[16]​ Tanto Universe como Science Stories tenían 128 páginas en todos los números publicados.[34][10]

Tras convertirse en una revista de no ficción cambió el nombre a Flying Saucers, The Magazine of Space Conquest con el número de julio/agosto de 1958. En 1961 el título cambió dos veces más, primero a Flying Saucers, The Magazine of Space Mysteries y finalmente a Flying Saucers, Mysteries of the Space Age, que mantuvo hasta que cesó la publicación en 1976.[2]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Ashley (1985a), pp. 32-33.
  2. a b c d e f g h Ashley, Mike; Edwards, Malcolm; Nicholls, Peter. «Culture : Other Worlds : SFE : Science Fiction Encyclopedia». sf-encyclopedia.com. Consultado el 7 de febrero de 2017. 
  3. a b c Ashley (1985c), p. 458.
  4. a b Nadis (2013), p. 145.
  5. a b Ashley (2005), p. 10.
  6. a b c Ashley (1985c), pp. 460-461.
  7. Lawler (1985), p. 290.
  8. a b c Ashley (1985c), p. 462.
  9. a b c Casebeer (1985), p. 692.
  10. a b c d e f Casebeer (1985), p. 694.
  11. a b c d Bousfield (1985), p. 555.
  12. a b Bousfield (1985), p. 552.
  13. a b c d e f Ashley (1985c), p. 463.
  14. Ashley (1985b), p. 417.
  15. Ashley (2005), p. 62.
  16. a b c d e Ashley (1985c), p. 466.
  17. a b Ashley (1985c), p. 464.
  18. Ashley (1985c), pp. 464-465.
  19. a b Ashley (2005), pp. 184-185.
  20. Ashley (2016), p. 448.
  21. «Issue Grid: Other Worlds Science Stories». The Internet Speculative Fiction Database. Consultado el 28 de marzo de 2017. 
  22. a b Stephensen-Payne, Phil. «Other Worlds». Science Fiction, Fantasy, & Weird Fiction Index. Galactic Central Publications. Consultado el 28 de marzo de 2017. 
  23. Ashley (1985c), pp. 458-459.
  24. Ashley (1985c), pp. 459-460.
  25. a b Ashley (1985c), p. 461.
  26. Ashley (2005), pp. 9-10.
  27. Ashley (2005), p. 61.
  28. Bousfield (1985), pp. 552-554.
  29. Casebeer (1985), pp. 692-693.
  30. «Publication: Other Worlds Science Stories, November 1955». The Internet Speculative Fiction Database. Consultado el 28 de marzo de 2017. 
  31. del Rey (1979), p. 162.
  32. Nadis (2013), pp. 232-235.
  33. Nadis (2013), pp. 236-238.
  34. «Issue Grid: Science Stories». The Internet Speculative Fiction Database. Consultado el 29 de marzo de 2017. 

BibliografíaEditar

  • Ashley, Mike (1985a). «Amazing Stories». Tymn, Marshall B.; Ashley, Mike, eds. Science Fiction, Fantasy, and Weird Fiction Magazines. Westport, Connecticut: Greenwood Press. pp. 14-49. ISBN 978-0-313-21221-5. 
  • Ashley, Mike (1985b). «Mystic Magazine». Tymn, Marshall B.; Ashley, Mike, eds. Science Fiction, Fantasy, and Weird Fiction Magazines. Westport, Connecticut: Greenwood Press. pp. 417-418. ISBN 078-0-313-21221-5 |isbn= incorrecto (ayuda). 
  • Ashley, Mike (1985c). «Other Worlds Science Stories». Tymn, Marshall B.; Ashley, Mike, eds. Science Fiction, Fantasy, and Weird Fiction Magazines. Westport, Connecticut: Greenwood Press. pp. 457-466. ISBN 978-0-313-21221-5. 
  • Ashley, Mike (2005). Transformations:The Story of the Science-Fiction Magazines from 1950 to 1970. Liverpool: Liverpool University Press. ISBN 978-0-85323-779-2. 
  • Ashley, Mike (2016). Science Fiction Rebels: The Story of the Science-Fiction Magazines from 1981 to 1990. Liverpool: Liverpool University Press. ISBN 978-1-78138-260-8. 
  • Bousfield, Wendy (1985). «Science Stories». Tymn, Marshall B.; Ashley, Mike, eds. Science Fiction, Fantasy, and Weird Fiction Magazines. Westport, Connecticut: Greenwood Press. pp. 551-555. ISBN 978-0-313-21221-5. 
  • Casebeer, E. F. (1985). «Universe Science Fiction». Science Fiction, Fantasy, and Weird Fiction Magazines. Westport, Connecticut: Greenwood Press. pp. 692-694. ISBN 978-0-313-21221-5. 
  • del Rey, Lester (1979). The World of Science Fiction: 1926-1976: The History of a Subculture. Nueva York: Del Rey Books. ISBN 978-0-345-25452-8. 
  • Lawler, Donald L. (1985). «Galaxy Science Fiction». Tymn, Marshall B.; Ashley, Mike, eds. Science Fiction, Fantasy, and Weird Fiction Magazines. Westport, Connecticut: Greenwood Press. pp. 290-309. ISBN 978-0-313-21221-5. 
  • Nadis, Fred (2013). The Man From Mars: Ray Palmer's Amazing Pulp Journey. Nueva York: Jeremy P. Tarcher/Penguin. ISBN 978-0-399-16054-7.