Abrir menú principal

Palacio de Velarde (Santillana del Mar)

El palacio de Velarde, también llamado palacio de las Arenas,[1]​ es un edificio situado en la plaza de las Arenas de Santillana del Mar (Cantabria, España). Fue terminado a mediados del siglo XVI para Alonso de Velarde.

Palacio de Velarde
Palacio de Velarde. Santillana del Mar.jpg
Vista desde la plaza de las Arenas
Información general
Estilo gótica y renacentista
Localización Santillana del Mar
Coordenadas 43°23′36″N 4°06′17″O / 43.39333333, -4.10472222Coordenadas: 43°23′36″N 4°06′17″O / 43.39333333, -4.10472222
Inicio siglo XV
Finalización siglo XVI

Su arquitectura es del primer Renacimiento. Cuenta con ventanas ritmadas y una coronación de pináculos. La sala principal está guarnecida de un zócalo decorado con motivos platerescos.

HistoriaEditar

Fue edificado en el siglo XVI por Alonso Velarde, vástago de un poderoso linaje local. Era hermano menor de Rodrigo Fernández Velarde, que construyó la casa del Cantón en la misma villa, e hijo de otro Rodrigo o Ruy Fernández Velarde y de María Fernández de Villa, patronos de la capilla de San Juan de la Colegiata, que testaron en 1528. El palacio se sucedió en el linaje de Velarde y siguió en sus descendientes hasta principios del siglo XX. La última dueña hereditaria fue María García de la Llata,[2]​ que en 1915 lo vendió al escritor Ricardo León.[3]​ Después lo compró Fernando de la Cerda, duque de Parcent, que acometió una vasta rehabilitación. El duque murió sin hijos y heredó el palacio su viuda, Trinidad von Scholtz Hermensdorff, notable mecenas y coleccionista de arte. La duquesa dejó por heredera a su hija de un matrimonio anterior: Piedad de Yturbe, marquesa de Belvís de las Navas, y de ésta hubo el palacio su hijo el príncipe Alfonso de Hohenlohe, fallecido en 2003. En 2008 fue puesto en venta por un médico de Torrelavega, que lo poseía por entonces.[4]

ReferenciasEditar

  1. Pereda de la Reguera, Manuel (1955). Santillana del Mar y Altamira. Editorial Cantabria. p. 64. 
  2. Sobre esta señora refiere algunas curiosas anécdotas Miguel de Asúa, que anduvo en tratos con ella para comprarle el palacio. Miguel de Asúa Campos, Santillana del Mar romántica y caballeresca (1934, con ilustraciones del Marqués de Aledo), ed. facsim. (Valladolid, Maxtor, 2006), pp. 113 y ss.
  3. Académico de la Española que habitó el palacio de Velarde durante varios años, aunque no hizo en él grandes mejoras. Antes de poseerlo había escrito la novela Casta de Hidalgos (1908), que constituye un canto elegíaco a la Santillana nobiliaria en trance de desaparecer. Hay una edición reciente en Biblioteca Nueva (1996). Sobre este autor barcelonés y su amor por Santillana del Mar, véase José Montero Alonso, «Santander influyó profundamente en la vida literaria de Ricardo León», en La revista de Santander n.º 11 (abril-junio 1978), pp. 16-23.
  4. El Diario Montañés; El Palacio de Velarde, en venta (Última visita: 2 de abril de 2011).