Abrir menú principal

El paseo de Catalina de Ribera es un camino ajardinado en el barrio Santa Cruz de Sevilla, Andalucía, España. Tiene un monumento a Cristóbal Colón y un monumento a Catalina de Ribera. El jardín existe desde finales del siglo XIX, aunque fue reformado en 1921.[1]​ A su noroeste están los jardines de Murillo. Fue catalogado como Bien de Interés Cultural en 2002.[2]

Paseo de Catalina de Ribera
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Paseo Jardines Catalina de Ribera. Sevilla..JPG

Declaración 12 de marzo de 2002
Figura de protección Jardín histórico
Coordenadas 37°22′59″N 5°59′18″O / 37.383125, -5.9884194444444Coordenadas: 37°22′59″N 5°59′18″O / 37.383125, -5.9884194444444
Ubicación Flag of Sevilla, Spain.svg Sevilla
AndalucíaBandera de Andalucía.svg Andalucía
EspañaFlag of Spain.svg España
Construcción 1898 - 1921

Índice

HistoriaEditar

En 1860 la institución de Real Patrimonio cedió al Ayuntamiento un terreno extramuros cerca de los Alcázares[3]​ para la ampliación del campo de la Feria de Abril, que hasta 1973 se celebraba cerca de ese lugar, en el Prado de San Sebastián. Entre la feria y el alcázar quedó una franja de terreno que no se usaba para la feria pero que era propiedad municipal. A lo largo del siglo XIX esa zona se conocía como paseo del Pino, porque había un gran pino piñonero. En 1895 se llamó oficialmente a la zona paseo de Catalina de Ribera.[1]Catalina de Ribera fue una sevillana del siglo XVI que había sido miembro de una de las familias nobiliarias más importantes de la ciudad y había realizado importantes obras de filantropía.

En 1898 se plantaron árboles en hileras en esa franja. Con posterioridad a este, el paseo se vino a llamar Paseo de los Lutos, por ser entonces una zona apartada por donde paseaban las familias con algún fallecido.[1][3]​ El apodo cayó en desuso cuando, a comienzos del siglo XX, se puso mucha jardinería, dándole el aspecto de continuador del parque de María Luisa.[3]

 
Monumento a Cristóbal Colón en el paseo.

En 1920 se hicieron arriates, canastillos de plantas, bancos de obra alicatados. Juan Talavera y Heredia tomó unos pedestales con sus maceteros de los jardines de Cristina para hacer un semicírculo en la entrada sur del paseo.[3]

En 1921 se colocó en el muro que separa el paseo de los Alcázares un monumento a Catalina de Ribera. A partir de 1917 José Laguillo y Bonilla impulsó la creación de un monumento a Colón. El monumento fue diseñado por Juan Talavera y Heredia y el león de la parte superior fue realizado por Lorenzo Coullaut Valera.[3]

En 1921 se construyó al norte del paseo un pabellón para servir de estafeta de correos.

CaracterísticasEditar

Tiene 18.250 metros cuadrados. Abundan las palmeras datileras y canarias (phoenix dactilifera y canariensis), las jacarandas (jacaranda mimosaefolia), el jazmín (jazminum officinale) y las adelfas (nerium oleander), entre otras especies.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b c d Francisco Bueno Manso (2000). Parques y jardines de Sevilla. Diario de Sevilla y Caja Rural del Sur. pp. 118-132. 
  2. Por Decreto 103/2002, de 12 de marzo, se declara bien de interés cultural, con la categoría de jardín histórico, los jardines de Murillo y el paseo de Catalina de Ribera, de Sevilla.. Boletín Oficial del Estado (España). 16 de mayo de 2002. 
  3. a b c d e José Elías Bonells. Plantas y jardines de Sevilla. Ayuntamiento de Sevilla. Delegación de Parques y Jardines. pp. 65-66. «D.L. SE-104-1983». 

Enlaces externosEditar