En farmacia, pasta es una forma galénica compuesta por polvos y grasas mezcladas en proporciones parecidas.

Un ejemplo sería la pasta de cinc:

  • talco ... ... ... ... 25 g \
  • óxido de cinc ... 25 g / 50 g
  • vaselina ... ... 50 g

Antes se utilizaban polvos vegetales para muchas formulaciones de pastas, pero han caído en desuso debido a que sufren fácil descomposición y actuarían como irritantes. En la actualidad sólo se utilizan polvos minerales.

Si las formulaciones son demasiado duras o el paciente no las tolera, se reduce la parte correspondiente a los polvos, aumentando la cantidad correspodiente de grasa. Ejemplo:

  • talco ... ... ... 20 g
  • óxido de cinc ... 20 g
  • Vaselina ... ... 60 g

No sólo se pueden utilizar grasas sólidas, sino que también son muy usados los aceites, dando lugar a pastas oleosas. Para las mismas pueden utilizarse el aceite de sésamo, de oliva, de cedro y otros. Veamos un ejemplo:

  • Miristrato isopropilo ... ... ... ... 67 g
  • Alcoholes de lanolina acetilada . 5 g
  • Lanolina acetilada .. ... ... ... .. 5 g
  • Aceite esencial cedro ligero ... 20 g
  • Monoacetato de resorcina ... ... 3 g
  • Ácido salicílico .... ... ... ... ... 2 g
  • Ditranol ... ... .... ... ... ... ... 0,02 - 0,1 g (según concentración)

Pasta clásica de ditranol, utilizada en el psoriasis.[1]

En líneas generales las pastas son secantes, pero mantienen la piel suave y plegable, protegiendo de traumas mecánicos y permitiendo la transpiración. Están indicadas en procesos secos (dermatitis crónicas) o muy poco secretantes y en la prevención de las úlceras de decúbito, por su efecto protector. Pueden incorporar principios activos tanto en forma líquida como sólida.

Sus contraindicaciones principales son las lesiones secretantes, infecciones y regiones pilosas. Se aplican extendiéndolas con una espátula de madera y se retiran con aceite de oliva o vaselina líquida.[2]

Si a la pasta normal se le añaden líquidos, como el agua, obtenemos la Pasta Acuosa, también conocida como pasta refrescante debido a sus propiedades al aplicarla. Un ejemplo sería:

  • Óxido de cinc ... ... ... 20 g
  • Vaselina ... .... ... ... 20 g
  • Lanolina anhidra ... ... 30 g
  • Agua destilada .. ... ... 30 g

En la farmacopea anglosajona las pastas acuosas son más conocidas como cremas que como pastas. Un ejemplo sería la crema de zinc BP:[3]

  • Óxido de zinc ... ... ... ... 32 g
  • Ácido oléico .... ... ... ... 0,5 ml
  • Aceite de cacahuete (arachis) 32 ml
  • Grasa de lana ... ... ... ... 8 g
  • Agua ... ... ... ... ... c.s.p. 100 g

que, en esencia, es igual a la anterior.

Este tipo de pastas están indicadas en dermatosis inflamatorias subagudas.[2]​ Tienen el inconveniente de que pueden ser cosméticamente poco aceptables en función de las propiedades del principio activo que lleven incorporado.[4]

Referencias.Editar

  1. Llopis, M.J. , Baixauli, V. La formulación magistral en la oficina de farmacia. Distribuciones Cid. Valencia, 1981 69 pp. ISBN 84-300-4859-6
  2. a b Dulanto, F. Dermatología médico-quirúrgica. Tomo II. Cap. 53. 1.341 pp. Ed. Anel s.a. Granada. 1982 ISBN 84-85622-18-9
  3. Leppard, B. Ashton, R. Tratamiento en Dermatología. Radcliffe Medical Press. Oxford. 1994. 5 pp ISBN 1-85775-003-9
  4. Siemens, H.W. General diagnosis and therapy of skin. U. Chicago Med. Press. 1958