Pausanias (geógrafo)

geógrafo e historiador

Pausanias (en griego: Παυσανίας), fue un viajero, geógrafo e historiador griego del siglo II de la era común (c. 110-180), contemporáneo de los emperadores romanos Adriano, Antonino Pío y Marco Aurelio.

Pausanias
Pausanias Description of Greece.jpg
Información personal
Nacimiento c. 110 o c. 115 Ver y modificar los datos en Wikidata
Asia (Imperio romano) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento c. 180 Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor, geógrafo, mitógrafo e historiador Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables Descripción de Grecia Ver y modificar los datos en Wikidata

Es reconocido por su extensa obra Descripción de Grecia (griego antiguo: Ἑλλάδος Περιήγησις, Hellados Periegesis),[1]​ que describe la antigua Grecia a partir de sus propias observaciones; y en la cual proporciona información crucial para establecer vínculos entre la literatura clásica y la arqueología moderna.

BiografíaEditar

Se cree que era nativo de la región de Lidia, situada en Asia Menor, probablemente de Magnesia del Sípilo, que menciona varias veces en su obra. Nació aproximadamente en el año 110 de nuestra era. Ciertamente estaba familiarizado con la costa occidental de Asia Menor, pero sus viajes se extendieron mucho más allá de los límites de Jonia. Antes de visitar Grecia, había estado en Antioquía, Jope y Jerusalén, y en las orillas del río Jordán. En Egipto, había visitado las pirámides. En Macedonia, parece haber visto la tumba que se dice que es la de Orfeo en Libethra (Leivithra moderna). Al cruzar a Italia visitó algunas de las ciudades de Campania, así como Roma. Es uno de los primeros en escribir sobre las ruinas de Troya y Micenas.

Entre otros méritos, se le atribuye haber encontrado el lugar de la sepultura de Platón en la Academia que aquel fundó, en las afueras de Atenas; que ya tenía unos 5 siglos en la época de Pausanias.

A pesar de que su obra tiene poco valor literario, actualmente se la considera una fuente valiosa de información histórica sobre la topografía, los monumentos y los cultos locales de la antigua Grecia; pues ha llegado intacta hasta nosotros y es considerada como la primera guía turística conocida. Así, por ejemplo, cuenta su estancia en Atenas, describe los Juegos Olímpicos, los templos dóricos y la mitología griega.

Cuando en el siglo XVIII los viajeros europeos, sobre todo británicos y alemanes, comenzaron a viajar a Grecia y a redescubrir esta civilización, llevaban como guía la obra de Pausanias. Ella permitió la identificación del sitio en Olimpia, en Delfos y, en general, en los grandes yacimientos arqueológicos griegos.

Cabe señalar que fue el primero en estudiar el mar Muerto en el siglo II y darle nombre.

Sobre su obra [2]Editar

La Descripción de Grecia de Pausanias está contenida en diez libros, cada uno dedicado a una parte de Grecia; como se indica en el párrafo siguiente.

La obra no es simplemente topográfica; es una geografía cultural. Pausanias se aparta de la descripción de los objetos arquitectónicos y artísticos para revisar los fundamentos mitológicos e históricos de la sociedad que los produjo. Como escritor griego bajo el imperio romano, se encontraba en un espacio cultural incómodo, entre las glorias del pasado griego que estaba tan ansioso por describir, y las realidades de una Grecia gobernada por Roma.

No es un naturalista, aunque de vez en cuando comenta las realidades físicas del paisaje griego. Observa los pinos en la costa arenosa de Elis, los ciervos y los jabalíes en los bosques de robles de Phelloe, y los cuervos en medio de los robles gigantes de Alalcomenae. Es principalmente en el último apartado donde Pausanias toca los productos de la naturaleza, como las fresas silvestres de Helicon, las palmeras datileras de Aulis y el aceite de oliva de Tithorea, así como las tortugas de Arcadia y los "mirlos blancos", de Cyllene.

Pausanias se siente más cómodo al describir el arte religioso y la arquitectura de Olimpia y Delfos. Sin embargo, incluso en las regiones más apartadas de Grecia, le fascinan todo tipo de representaciones de deidades, reliquias sagradas y muchos otros objetos sagrados y misteriosos. En Tebas ve los escudos de los que murieron en la batalla de Leuctra, las ruinas de la casa de Píndaro y las estatuas de Hesíodo, Arión, Támyris y Orfeo en la arboleda de las Musas en Helicón, así como los retratos de Corinna en Tanagra y de Polibio en las ciudades de Arcadia.

Pausanias tiene instintos de anticuario. Como ha dicho su editor moderno, Christian Habicht, [3]

"En general, prefiere lo viejo a lo nuevo, lo sagrado a lo profano; Hay mucho más sobre el arte griego clásico que sobre el contemporáneo, más sobre templos, altares e imágenes de los dioses, que sobre edificios públicos y estatuas de políticos. Algunas estructuras magníficas y dominantes, como la Stoa de Atalo en el Ágora de Atenas (reconstruida por Homer Thompson) o el Ninfeo de Herodes Ático en Olimpia, ni siquiera se mencionan". [4]

Andrew Stewart evalúa a Pausanias como:

"Un escritor cuidadoso, peatonal ... interesado no solo en lo grandioso o lo exquisito, sino en vistas inusuales y rituales oscuros. Ocasionalmente es descuidado o hace inferencias injustificadas, y sus guías o incluso sus propias notas a veces lo engañan, sin embargo, su honestidad es incuestionable y su valor sin par". [5]

Pausanias hace digresiones sobre un punto de ritual antiguo o para contar un mito apropiado, en un género que no volvería a ser popular hasta principios del siglo XIX. En la parte topográfica de su obra, Pausanias le gusta hacerlas sobre las maravillas de la naturaleza, los signos que anuncian la proximidad de un terremoto, los fenómenos de las mareas, los mares cubiertos de hielo del norte y el sol del mediodía; que en el solsticio de verano, no proyecta sombra en Syene (Aswan). Si bien nunca duda de la existencia de deidades y héroes, a veces critica los mitos y leyendas relacionados con ellos. Sus descripciones de monumentos de arte son sencillas y sin adornos. Tienen la impresión de la realidad, y su exactitud es confirmada por los restos existentes.

Es perfectamente franco en sus confesiones de ignorancia; y cuando cita un libro de segunda mano, se esfuerza en decirlo.

La obra dejó pocas huellas en el corpus griego conocido; es decir el conjunto de obras griegas que han llegado hasta la actualidad. Christian Habicht, dice: "No fue leído; no hay una sola mención del autor, ni una sola cita de él, (...) y sólo dos o tres referencias a él a lo largo de la Edad Media". [6]​ Los únicos manuscritos conocidos de Pausanias son tres copias del siglo XV, llenas de errores y lagunas, que parecen depender de un solo manuscrito que sobrevivió para ser copiado. Niccolò de' Niccoli lo tuvo en su poder, en Florencia, hacia 1418. A la muerte de Niccoli en 1437, Cosme de Médici lo compró junto al resto de sus manuscritos, y pasó a la biblioteca del actual Museo Nacional de San Marcos, en Florencia; pero desapareció de allí después de 1500. [7]

Pausanias fue generalmente rechazado por los estudiosos de la antigüedad, del siglo XIX y principios del XX. Veían en él una inclinación puramente literaria, lo consideraban como poco más que un proveedor de historias de segunda mano; y se llegó a sugerir que no había visitado la mayoría de los lugares que describía. Solo hasta que los arqueólogos del siglo XX comprobaron su confiabilidad en los sitios que estaban excavando, la opinión respecto de Pausanias cambió. La investigación arqueológica moderna ha tendido a reivindicarlo. [8]

La Descripción de GreciaEditar

La Descripción de Grecia se divide en diez libros, dedicados a las siguientes regiones:

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. También conocida en latín como Graecae descriptio; ver Pereira, Maria Helena Rocha (ed.), Graecae descriptio, BG Teubner, 1829
  2. Esta sección es traducción de la página correspondiente, de Wikipedia en inglés
  3. Christian Habicht (23 de febrero de 1926 - 6 de agosto de 2018) fue un historiador alemán de la antigua Grecia y epigrafista en griego antiguo.
  4. Christian Habicht, "An Ancient Baedeker and His Critics: Pausanias' 'Guide to Greece'" Proceedings of the American Philosophical Society 129.2 (June 1985:220–224) p. 220.
  5. One Hundred Greek Sculptors: Their Careers and Extant Works, introduction.
  6. Habicht 1985:220
  7. Aubrey Diller, "The Manuscripts of Pausanias The Manuscripts of Pausanias" Transactions and Proceedings of the American Philological Association 88 (1957):169–188.
  8. Sobre esto, Heinrich Schliemann was a maverick and forerunner: a close reading of Pausanias guided him to the royal tombs at Mycenae.

BibliografíaEditar

  1. Volumen I: Libros I-II. ISBN 978-84-249-1651-0. 
  2. Volumen II: Libros III-VI. ISBN 978-84-249-1656-5. 
  3. Volumen III: Libros VII-X. ISBN 978-84-249-1662-6. 

Enlaces externosEditar