Abrir menú principal

Periodismo satírico

El periodismo satírico se refiere a aquel que utiliza la sátira, normalmente en tono de humor, para referirse a hechos noticiosos. En otras ocasiones, presenta noticias reales como ficticias dando siempre claves para identificar estos textos como ficcionales, cuyo objetivo es evidenciar una realidad a través de la exageración, el absurdo o la parodia.

Toni Soler, director de Polònia definió el periodismo satírico durante un desayuno con Jordi Pujol,[1]​ cuando este político le increpó acerca de lo que mostraba en el programa, al que le respondió de esta forma:

El programa no pretende erigirse en juez de los personajes públicos en función de quién lo hace peor o mejor, sino hacer una parodia transversal, buscar la parte más grotesca y exagerarla hasta el máximo, sin hacer distinción de colores políticos o ideológicos.
Toni Soler, 2009

Su intención no suele ser la de informar sino la de criticar o hacer denuncias indirectamente. En España e Hispanoamérica ha habido una larga tradición de periodismo satírico.[2][3][4]

Antecedentes del periodismo satírico en México (1521-1842)Editar

El periodismo satírico tuvo sus inicios con los pasquines gracias al descontento e inconformidad del pueblo mexicano principalmente con el gobierno de la época.

Muy pocos pueblos del mundo poseen una protesta dinámica y muchas veces efectiva contra un mal gobernante, o un encendido elogio.

"De entre las muchas cualidades que se derivaron de la confluencia de las razas castellana e indígena y que significaron una esencia dentro de la naciente idiosincrasia de la nueva nacionalidad mexicana podemos apuntar, en preponderante lugar, la vena humorística. El innato ingenio y picardía del pueblo mexicano le permiten incluso emprender las tareas más difíciles, celebrar mejor un triunfo pero también arrostrar las más grandes desgracias incluyendo la muerte."[5]

Cuando recién finalizó la conquista, Hernán Cortés por presión de sus capitanes sometió a tormento a Cuauhtémoc para obligarle a confesar el paradero de sus riquezas, sobrevino una ola de rumores malintencionados contra el extremeño. Se decía que él había ocultado el oro y que había forzado al emperador azteca a no revelar a nadie más el lugar donde se hallaba. Poco a poco las murmuraciones fueron subiendo de tono y llegó a acusarse a Cortés de maniobras turbias para robar su parte a muchos soldados que habían combatido contra los aztecas. Fue entonces cuando empezaron a aparecer escritas ciertas manifestaciones de descontento por la supuesta burla de la que se decían víctimas varios grupos.

"Y como Cortés estaba en Coyoacán y posaba en unos palacios que tenían blanqueadas y encaladas las paredes, donde buenamente se podía escribir en ellas con carbones y con otras tintas –dice Bernal Díaz del Castillo-, amanecían cada mañana escritos muchos motes, algunos en prosa y otros en metros, algo maliciosos, a manera como de pasquines.”[6]

Tanto en los años siguientes a la conquista de Tenochtitlán como en la época virreinal y aún en el México independiente dichos dimes y diretes en forma de pasquines fueron hechos públicos subrepticiamente por gente deseosa de plasmar un elogio o una censura. Se da como una forma de comunicación y expresión de ideología.

Autores de periodismo satíricoEditar

Prensa satírica en TV e internetEditar

AlemaniaEditar

ArgentinaEditar

BrasilEditar

ChileEditar

ColombiaEditar

Costa RicaEditar

  • www.la-respublica.com
  • NO.ticiero.com

EcuadorEditar

EspañaEditar

HondurasEditar

UruguayEditar

Estados UnidosEditar

MéxicoEditar

En México se tiene una cultura chusca desde ya hace mucho tiempo. Desde épocas prerrevolucionarias se hacían caricaturas criticando la situación del país y la clase alta de la sociedad porfiriana, prueba de eso son las caricaturas de José Guadalupe Posada.[14]

México tiene uno de los más claros ejemplos de lo que es la mezcla entre humor y dar a conocer notas periodísticas: Brozo (Víctor Trujillo). Este personaje, con programas como El Mañanero, demostraba que no era necesaria la seriedad para informar a la población; la cadena mexicana Televisa lo definía[15]​ de la siguiente forma:

"Las intenciones de El Mañanero son las de presentar los problemas de nuestro entorno de una forma en que la gente los entienda para ya no temer a los desconocido y así poder enfrentar esta nueva etapa de México que, sin duda, no es nada fácil."
Televisa

A partir de 2012, en México se ha perdido un poco la cultura del periodismo satírico, sin embargo, aún hay claros ejemplos en los medios, ya sea en los periódicos con columnistas como Germán Dehesa o caricaturistas como Paco Calderón; en la radio con el programa La corneta,[16]​ o en medios digitales está Chumel Torres con su programa El pulso de la república.[17][18]

En el año 2017 nacen 2 sitio más: El Ruinaversal (www.elruinaversal.com) y El Univerfail (http://www.eluniverfail.com/), considerados como medios de sátira en México tras la venta de El Deforma que paso a ser propiedad de Televisa y perdió toda su credibilidad y audiencia, colocando a El Ruinaversal y El Univerfail como el medio predilecto en sitios de sátira en este país.

Otros ejemplos de periodismo satírico son:

PerúEditar

Puerto RicoEditar

República DominicanaEditar

VenezuelaEditar

InternacionalEditar

Prensa satírica impresaEditar

ControversiasEditar

Al ser un formato que genera polémica, el periodismo satírico es una difícil apuesta en los medios por razones como decir algún mal chiste que afecta a un publico sensible, tal y como sucedió con “Polònia” en Cataluña, España, cuando recibió duras críticas por un sketch que parodiaba al presidente Mariano Rajoy con varios de sus funcionarios en ambiente de la película de El hundimiento, ya que se argumentaba que el sketch tachaba de nazi al gobierno español.[1][20]

Otra cosa que hace difícil realizar este formato es saber hasta qué punto se puede mofar de la realidad. Un ejemplo es el programa Chumel x HBO, el cual fue blanco de duras críticas luego de decir insultos contra el presidente de Bolivia, Evo Morales.[21]​ Emisiones más tarde, volvería a estar en el ojo del huracán al burlarse de la forma de hablar de los chilenos, además de mofarse de otros países latinoamericanos.[22]​ El conductor del programa se disculparía en el siguiente programa; sin embargo, citando a un columnista de Grupo Milenio, solo se puede decir que “el humor termina cuando nos enfrenamos al odio”.[23]


ReferenciasEditar

  1. a b País, Ediciones El (11 de octubre de 2008). «Pujol no quiere mofas del Papa en 'Polònia'». EL PAÍS. Consultado el 10 de noviembre de 2016. 
  2. * 150 Años de Prensa Satírica Española. Centro Cultural de la Villa. 1991. p. 99. ISBN 8478121056. 
  3. * Castillo Linares, Francisco Armando (2002). «La Prensa Satírica en Los Andes y la Revolución Legalista de 1981». Mañongo (18). 29-45. 
  4. * Llera Ruiz, José Antonio (2003). «Una historia abreviada de la prensa satírica en España: desde El Duende Crítico de Madrid hasta Gedeón». Estudios sobre el Mensaje Periodístico (9). 203-214. 
  5. Reed Torres, Luis y Ruiz Castañeda, María del Carmen (1995). «2». El periodismo en México. 500 años de historia. México: EDAMEX. p. 19. 
  6. Fuentes: Reed Torres, Luis y Ruiz Castañeda, María del Carmen (1995). «2». El periodismo en México 500 años de historia. México: EDAMEX. p. 20. 
  7. El Telegrago (7 de diciembre de 2016). «La parodia que indigna a los hinchas del fútbol en redes». 
  8. El Extra (8 de enero de 2018). «Fernando Pico es denunciado por tráfico de influencias». 
  9. Diario Metro (17 de octubre de 2017). «Abdala Bucaram reacciona en Twitter a nota falsa de El Mercioco». 
  10. El Comercio (17 de julio de 2014). «El Mercio, desinformando con humor». 
  11. El Comercio (17 de julio de 2014). «Las noticias que no son noticias». 
  12. a b «El Dizque — Decano de la Prensa Cáustica y Pragmática». http://www.eldizque.com. Consultado el «6 de octubre de 2014». 
  13. a b c d e f g h i j k l m n ñ Cazottes, Gisèle; Rubio Cremades, Enrique (1997). «El auge de la prensa periódica». Víctor García de la Concha (dir.), Guillermo Carnero (coord.), ed. Historia de la Literatura española. Siglo XIX I (8). Madrid: Espasa Calpe. pp. 43-59. Consultado el 10 de octubre de 2017.  (Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2012)
  14. «Origen e historia de La Catrina». Cultura Colectiva. 16 de octubre de 2014. Consultado el 11 de noviembre de 2016. 
  15. «FOROtv | El Mañanero | Noticias, mesas de debate, opinión». Noticieros. 24 de junio de 2016. Consultado el 11 de noviembre de 2016. 
  16. México, Los 40 Principales. «La Corneta | Los 40». Los 40 Principales México. Consultado el 12 de noviembre de 2016. 
  17. «10 caricaturistas mexicanos que debes seguir | De10». de10.com.mx. Consultado el 11 de noviembre de 2016. 
  18. «Diario La Estrella | 09/03/2010 | Dehesa, un ángel crítico, amoroso y literario». www.diariolaestrella.com. Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2010. Consultado el 11 de noviembre de 2016. 
  19. «La Gallina ilustrada llega mañana a los quioscos». 
  20. Catalunya, El Periódico de. «El Periódico - Actualidad y noticias de última hora». www.elperiodico.com. Consultado el 11 de noviembre de 2016. 
  21. HBOenLatinoAmerica (1 de octubre de 2016), #CHUMELxHBO | Latinos Enemigos, consultado el 11 de noviembre de 2016 
  22. El Pulso De La República (22 de octubre de 2016), #CHUMELxHBO | CHILE: ¿PORQUÉ HABLAMOS COMO HABLAMOS?, consultado el 11 de noviembre de 2016 
  23. Cueva, Álvaro. «¡Qué malo es 'Chumel'!». Milenio. Consultado el 11 de noviembre de 2016.