Pipirima es el nombre que reciben las Pléyades en tahitiano y otras lenguas austronesias. De acuerdo con la mitología tahitiana, se trata de dos hermanos que ascendieron al cielo como compensación porque no eran amados por sus padres.

MitoEdit

De acuerdo con algunas fuentes, los dos hermanos vivieron en Raiatea. Estos niños se llamaban Pipiri (o Pipi) y Rehua.[1]​ Los padres de Pipiri y Rehua eran pescadores y llevaban por nombre Taua y Rehua. En una ocasión se embarcaron y volvieron muy tarde, con gran felicidad porque habían tenido una excelente pesca de peces maraara. La madre dijo a su esposo que iría a buscar a los niños para que cenaran con ellos, pero estos habían simulado estar dormidos. La madre pensó despertarlos, pero el esposo le dijo que no lo hiciera porque de esa manera podrían tener más pescado para sí mismos.

Pipiri escuchó a sus padres decir esto y se lo comunicó a Rehua. Se pusieron muy tristes porque se dieron cuenta de que sus padres realmente no los querían y decidieron huir de casa. Ambos padres sintieron remordimiento y fueron a buscar a sus hijos, pero encontraron que habían hecho un agujero en la casa y se habían marchado. Salieron a buscarlos, pero ellos ya se habían ido lejos. Pipiri y Rehua llegaron a la cima de una peña y ahí clamaron a los dioses del cielo. Estos enviaron un cometa, los niños entraron en él y ascendieron al cielo, donde se convirtieron en Pipirima, el conjunto de las Pléyades.

Pipirima en la culturaEdit

La leyenda de Pipirima ha sido retomada en otras expresiones de la cultura de los pueblos polinesios. En Isla de Pascua (Rapa Nui) Margot Loyola recogió una canción sobre el tema, cuya interpretación incluyó en la antología de música pascuense que publicó en 1979. Topatangi, un grupo musical pascuense, ha realizado una obra con el título de Pipirima. De Tahití, Pupu Arioi y Tamarii Fantana han publicado un disco con el relato musicalizado de Pipirima. En la Polinesia Francesa trabaja una organización no gubernamental llamada Pipirima, dedicada a la defensa de los derechos de la infancia.

NotasEdit

  1. Algunas fuentes dicen que los nombres eran Maratiri'i y Pipirima, siendo el primero otro de los nombres en tahitiano para las Pléyades.

ReferenciasEdit

  • M. Hélène COSTE (2006), La Légende de Pipirima, Editions des Mers Australes. ISBN 9782905808097
  • Robert D. CRAIG (1989), Dictionary of Polynesian mythology, Greenwood Publishing Group, ISBN 9780313258909.