Pirámide de Hawara

La pirámide de Hawara es la tumba del antiguo rey egipcio Amenemhat III de la XII dinastía del Imperio Medio. Forma el centro de la vasta necrópolis de Hawara, cerca de la moderna ciudad de Hauwaret el-Maqta. Su construcción se inició en el año 15 de reinado del rey después de que su monumento funerario original en Dahshur tuviera que ser abandonado debido a graves defectos de construcción. Con una longitud de lado de 105 metros y una inclinación de 48 ° 45' la pirámide de Hawara tenía originalmente una altura de 58 metros. Fue la última estructura importante de este tipo en completarse. La altura actual de la ruina es de alrededor de 20 metros.

Plano del complejo piramidal.

Historia de la investigaciónEditar

La primera documentación de la pirámide fue realizada por John Shae Perring en 1839. La publicación tuvo lugar en 1842 por él mismo y por Richard William Howard Vyse. [1][2]Karl Richard Lepsius visitó Hawara durante su expedición a Egipto de 1842 a 1846 y documentó las ruinas allí entre mayo y julio de 1843. Agregó la pirámide de Hawara a su lista de pirámides con el número LXVII. Identificó los restos del Laberinto y del complejo funerario de Amenemhet III, pero sus intentos de entrar en la pirámide no tuvieron éxito. [3]​ Luigi Vassalli tampoco lo consiguió cuando lo intentó en 1862. [4]

A partir de 1888, el arqueólogo inglés Flinders Petrie llevó a cabo extensas excavaciones en Hawara. Si bien la primera temporada de excavación fue en los cementerios circundantes [5]​, examinó la pirámide en 1889, logrando penetrar en el sistema de cámaras. [6]​ Después de pasar a otros sitios mientras tanto, Petrie regresó a Hawara en 1911 y llevó a cabo excavaciones en el área del Laberinto, que, sin embargo, no aclararon su apariencia original debido al severo grado de destrucción de la estructura. [7]​ En épocas posteriores hubo algunas excavaciones egipcias [8]​ y en 2000 un estudio en el área del Laberinto por Inge Uytterhoeven e Ingrid Blom-Böer de la Katholieke Universiteit Leuven. [9]

NombreEditar

Una característica especial de las pirámides de la XII dinastía es el uso de diferentes nombres para las varias partes del complejo piramidal. Si bien las instalaciones del Imperio Antiguo solo tenían un nombre para todo el complejo de la tumba real, las instalaciones de la XII dinastía contaban con hasta cuatro nombres, para la pirámide real, el templo funerario, las instalaciones de culto del complejo y la ciudad piramidal. De la pirámide de Amenemhet III solo ha perdurado el de Ankh-Imen-em-hat ("Amenemhat vive"), que probablemente se refería al templo funerario y al complejo de culto. Se desconocen los nombres de la pirámide real y la ciudad piramidal. [10]

La pirámideEditar

En su decimoquinto año de reinado el rey Amenemhat III comenzó la construcción de su segunda pirámide, que probablemente se llamó Amenemhat anch (Amenemhat vive). Con esta construcción regresó a la entrada de la cuenca de Fayum, cerca de la pirámide de Senusret II. Las razones de la construcción de una segunda pirámide fueron defectos de construcción en su primera pirámide en Dahshur.

La superestructuraEditar

Esta estructura también fue construida completamente de adobe, pero con un ángulo de pendiente más plano. Como de costumbre, la cubierta exterior estaba recubierta de losas de piedra caliza. El revestimiento de caliza original fue sustraído ya en la antigüedad, provocando que el núcleo de la pirámide sufriera cada vez más erosión.

El sistema de cámarasEditar

 
La subestructura.

La entrada está desplazada hacia el oeste en el lado sur, aunque ahora se encuentra enterrada. Una escalera baja hasta 40 m en la profundidad y luego se abre a una pequeña cámara, de la que sale un pasaje corto, que termina como un callejón sin salida. En la parte superior de este callejón sin salida se encuentra la entrada a otro pasaje, que estaba bloqueado con una barrera de granito de 20 t. Detrás de esta hay otra cámara, de la que se ramifican dos pasillos. El primero conduce directamente al norte y la campaña de investigación se detuvo entre agua y barro. El segundo corredor conduce al este hacia el centro de la pirámide y termina en otra cámara. De nuevo escondido en el techo y provisto de un bloque de piedra que cae, el corredor ahora gira hacia el norte nuevamente. La misma construcción sigue en la esquina noreste, pero aquí el paso estaba cerrado por un bloque. Detrás de esta barrera se pasa a la antecámara, en cuyo muro sur un hueco conduce a la cámara funeraria.

Petrie descubrió allí el sarcófago de cuarcita en forma de bañera de 7 × 2,5 × 1,83 m, dentro de la cámara funeraria tallada en un solo bloque del mismo material que pesa aproximadamente 110 t. El sarcófago, dos cofres canópicos y un sarcófago más pequeño fueron traídos antes de que se completara la cámara funeraria. Aunque la cámara funeraria estaba bajo el agua subterránea cuando fue encontrada, Petrie informa de hallazgos de huesos en los ataúdes. En la antecámara se encontró una mesa de ofrendas de alabastro, que está inscrita para la princesa Neferuptah y que entonces se creyó la ocupante del segundo sarcófago. La cámara funeraria se diseñó de tal manera que solo se podía cerrar una vez mediante un dispositivo de drenaje de arena con el que se bajaba una poderosa losa de cuarcita sobre la cámara.

Aunque la estructura contaba con el sistema de seguridad para engañar a posibles merodeadores más complejo de todas las tumbas halladas en Egipto, con su entrada inusual, falsos pasadizos, entradas ocultas y numerosas losas bloqueando entradas, la cámara funeraria había sido saqueada por los ladrones de tumbas.

El distrito de las pirámidesEditar

Al igual que la pirámide de Zoser durante la IV Dinastía, la pirámide de Hawara se encuentra en un complejo piramidal rectangular perimetrado de 385 m de longitud y 158 m de ancho, dispuesto de norte a sur. Es el complejo piramidal más extenso del Imperio Medio. La pirámide se encontraba en la parte norte, la entrada al complejo estaba en la esquina sureste del patio, donde terminaba el camino de acceso. Había un templo funerario entre la entrada y la pirámide, cuya estructura pudo haber sido única. El geógrafo griego Estrabón (63-20 a. C. ) lo describió en detalle y lo elogió como una maravilla del mundo. Comparó las supuestamente más de 1500 habitaciones con el Laberinto de Minos. Desde la época romana, sin embargo, el templo funerario en ruinas sirvió como cantera, por lo que hoy solo se pueden ver los cimientos. Heródoto habló de patios cubiertos, Plinio el Viejo también de criptas. Durante las excavaciones realizadas por Petrie, se encontraron los restos de dos capillas de granito en el lado sur de la pirámide, cada una de las cuales contenía dos esculturas del rey. Numerosos fragmentos de estatuas dan testimonio de un interior antaño espléndido.

La tumba de la princesa Neferuptah fue descubierta a unos dos kilómetros al sur de la pirámide en 1936 y excavada en 1955. Además del sarcófago de granito, en su cámara funeraria se encontró el valioso ajuar funerario. Debido a este hallazgo, el lugar de enterramiento de Neferu-Ptah dentro de la cámara funeraria de la pirámide paterna se descubrió que no llegó a ser utilizado.

BibliografíaEditar

Visión general

  • Mark Lehner : El secreto de las pirámides. ECON, Düsseldorf 1997, ISBN 3-572-01039-X, págs. 181-183.
  • Bertha Porter, Rosalind LB Moss : Bibliografía topográfica de textos, relieves y pinturas jeroglíficos del Antiguo Egipto. IV. Bajo y Medio Egipto (Delta y El Cairo a Asyût). Instituto Griffith, Oxford 1968, págs. 100-103 ( PDF; 14.3 MB ).
  • Rainer Stadelmann : Las pirámides de Egipto. De la construcción de ladrillos a la maravilla del mundo (= historia cultural del mundo antiguo . Volumen 30). 2ª edición revisada y ampliada. Philipp von Zabern, Mainz 1991, ISBN 3-8053-1142-7, págs. 246-249.
  • Miroslav Verner : Las pirámides (= libro de no ficción rororo. Volumen 60890). Rowohlt, Reinbek bei Hamburg 1999, ISBN 3-499-60890-1, págs. 467-472.

Publicaciones de excavación

  • William Matthew Flinders Petrie : Hawara, Biahmu y Arsinoe. Field & Tuer, London 1889 (en línea ).
  • William Matthew Flinders Petrie: Kahun, Gurob y Hawara. Paul / Trench / Trübner, Londres 1890 (en línea ).
  • William Matthew Flinder Petrie, Gerald Averay Wainwright, Ernest Mackay : El laberinto, Gerzeh y Mazghuneh. Escuela de Arqueología de Egipto, University College, Londres 1912.
  • Inge Uytterhoeven, Ingrid Blom-Böer : Nueva luz sobre el laberinto egipcio: evidencia de una encuesta en Hawara. En: Revista de Arqueología Egipcia (JEA). Volumen 88, 2002, págs.111-120 ( JSTOR 3822339
).
  • Luigi Vassalli : Informe sobre las fouilles du Fayoum dirigido a M. Auguste Mariette, director de los monumentos históricos de l'Égypte. En: Recueil de travaux relatifs à la philologie et à l'archéologie égyptiennes et assyriennes: pour servir de bulletin à la Mission Française du Caire. Volumen 6, 1885, págs. 37-41 (en línea ).

Preguntas de detalle

  • Hartwig Altenmüller : Los nombres de las pirámides de principios del siglo XII. Dinastía. En: Ulrich Luft (ed. ): El patrimonio intelectual de Egipto. Estudios presentados a László Kákosy (= Studia Aegyptiaca. Volumen 14). Budapest 1992, ISBN 963-462-542-8, págs. 33-42 (en línea ).
  • Dieter Arnold : El laberinto y sus modelos a seguir. En: Comunicaciones del Instituto Arqueológico Alemán, Departamento de El Cairo (MDAIK). Volumen 35, 1979, págs. 1-9.
  • Felix Arnold : Los cementerios del sur de Lisht II. Las notas de control y las marcas del equipo (= Publicaciones de la Expedición Egipcia del Museo Metropolitano de Arte. Volumen 23). Museo Metropolitano de Arte, Nueva York 1990, ISBN 978-0-300-09161-8 (en línea ).
  • Ingrid Blom: Fragmentos de escultura y fragmentos de relieve del laberinto de Hawara en el Rijksmuseum van Oudheden Leiden. En: Oudheidkundige Mededelingen uit het Rijksmuseum van Oudheden (OMRO). Volumen 68, 1988, págs. 25-50.
  • Ludwig Borchardt : Catalogue Général des Antiquités Égyptienne du Musée du Caire. Nos. 1-1294. Estatuas y estatuillas de reyes e individuos en el Museo de El Cairo. Parte 2. Reichsdruckerei, Berlín 1911 ( PDF; 60,9 MB ).
  • Wolfram Grajetzki : El »Laberinto« de Hawara. En: Sokar. Volumen 11, 2005, págs. 48-55.
  • Peter Jánosi : Las pirámides de las reinas. Investigaciones sobre un tipo de tumba del Reino Antiguo y Medio (= Academia de Ciencias de Austria. Memorandos de toda la academia. Volumen 13 = Investigaciones de la sucursal de El Cairo del Instituto Arqueológico de Austria. Volumen 13). Editorial de la Academia de Ciencias de Austria, Viena 1996, ISBN 3-7001-2207-1, págs. 67–70.
  • Ahmed Bey Kamal : Catalogue Général des Antiquités Égyptienne du Musée du Caire. Nos. 23001-23256. Table d'offrandes. Imprimiere de l'Institut Français d'Archeologie Orientale, El Cairo 1909 (en línea ).
  • Alan B. Lloyd : El laberinto egipcio. En: Revista de Arqueología Egipcia (JEA). Vol. 59, 1970, págs. 81-100 ( JSTOR 3856044
).
).
  • Arno Sauerbier : El sarcófago de Amenemhet III. en la pirámide de Hawara. En: Sokar. Volumen 8, 2004, págs. 28-35.
  • A. Schwab: Los sarcófagos del Reino Medio. Un estudio tipológico del 11 al 13 Dinastía. Disertación, Viena 1989.
  • Narushige Shiode, Wolfram Grajetzki: una exploración virtual del laberinto perdido: desarrollo de un modelo reconstructivo y un sistema de planificación del complejo piramidal del laberinto de Hawara. En: Serie de documentos de trabajo del Centro de Análisis Espacial Avanzado. Documento 29 ( PDF; 0.7 MB ).
  • Eric P. Uphill : La puerta de entrada del faraón a la eternidad. El laberinto de Hawara del rey Amenemhat III. Kegan, Londres 2000, ISBN 978-0-7103-0627-2 .

Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar

  1. John Shae Perring, E. J. Andrews: The Pyramids of Gizeh. From Actual Survey and Admeasurement. Band 3, Fraser, London 1843, S. 20, Taf. 18 (Online).
  2. John Shae Perring, Richard William Howard Vyse: Operations carried on at the Pyramids of Gizeh in 1837: With an Account of a Voyage into Upper Egypt, and Appendix. Band 3, Fraser, London 1842, S. 82–83 (Online).
  3. Eduard Naville, Ludwig Borchardt (Hrsg.), Kurt Sethe: Denkmäler aus Aegypten und Aethiopien. Text. Zweiter Band. Mittelaegyptem mit dem Faijum. Hinrichs, Leipzig 1904, S. 11–30 (Online).
  4. Luigi Vassalli: Rapport sur les fouilles du Fayoum adressé à M. Auguste Mariette, directeur des monuments historiques de l'Égypte. 1885, S. 37–41.
  5. William Matthew Flinders Petrie: Hawara, Biahmu, and Arsinoe. London 1889.
  6. William Matthew Flinders Petrie: Kahun, Gurob, and Hawara. London 1890.
  7. William Matthew Flinders Petrie, Gerald Averay Wainwright, Ernest Mackay: The Labyrinth, Gerzeh and Mazghuneh. London 1912.
  8. Wolfram Grajetzki: Das »Labyrinth« von Hawara. 2005, S. 50.
  9. Inge Uytterhoeven, Ingrid Blom-Böer: New Light on the Egyptian Labyrinth: Evidence from a Survey at Hawara. 2000.
  10. Hartwig Altenmüller: Die Pyramidennamen der frühen 12. Dynastie. Budapest 1992, S. 35, 41.