Placa norteamericana

placa tectónica

La placa de Norteamérica es la placa tectónica continental en la que se asientan América del Norte (incluyendo Groenlandia), los archipiélagos de Cuba y las Bahamas en el mar Caribe, la parte occidental del océano Atlántico Norte (hasta la dorsal mesoatlántica), la mitad occidental de Islandia, una parte del océano Glacial Ártico y el territorio siberiano al este de la cordillera Verjoyansk. Las placas con las que limita son:

Placa americana.

En tiempos recientes (en términos geológicos), la placa norteamericana absorbió, por un proceso de subducción, a otras dos placas. La placa de Kula, ubicada originalmente al norte de donde hoy está la placa Juan de Fuca que desapareció por completo y la placa de Farallón. Esta última, que se está hundiendo desde el período Jurásico, ocupaba gran parte del occidente de la placa Norteamericana y solo cuando comenzó a desaparecer entraron en contacto las placas del Pacífico y Norteamericana, dando origen a diversos accidentes como la falla de San Andrés. La placa Juan de Fuca, la placa de Cocos y la placa de Nazca son los restos que aún quedan de la antigua placa de Farallón.

Con 75.900.000 kilómetros cuadrados es la 1ª placa tectónica más grande del mundo, solo superado por la placa del Pacífico.