Polémica

práctica de causar disputas y controversias en diversos campos discursivos

Una polémica es una discusión retórica que está destinada a apoyar una posición específica por las reivindicaciones directas y socavando las de la posición opuesta. Las polémicas se ven principalmente en discusiones sobre temas controvertidos. Una persona que a menudo escribe polémicas, o que habla polémicamente, se llama polemista.[1]​ La palabra se deriva del griego antiguo πολεμικός (polemikos): "belicoso, hostil",[1][2]​, a su vez de πόλεμος (polemos): "guerra".[3]

Las polémicas a menudo se refieren a cuestiones religiosas o políticas. Un estilo polémico de escritura era común en la Antigua Grecia, como en los escritos del historiador Polibio. La polémica volvió a ser común en la Edad Media y en los inicios de la Edad Moderna. Desde entonces, famosos polemistas han incluido al satírico Jonathan Swift, el escritor, historiador y filósofo de la Ilustración francesa Voltaire, el anarquista cristiano León Tolstói, los filósofos socialistas Karl Marx y Friedrich Engels, el novelista George Orwell, el dramaturgo George Bernard Shaw, el psicolingüista Noam Chomsky, el crítico social Christopher Hitchens, el filósofo existencial Søren Kierkegaard y Friedrich Nietzsche, autor de La genealogía de la moral. El periodismo polémico era común en la Europa continental en un momento en que las leyes de difamación no eran tan estrictas como lo son ahora.[4]​ Para apoyar el estudio de las controversias de los siglos XVII-XIX, un proyecto de investigación británico ha colocado en línea miles de folletos polémicos de esa época.[5]

Las discusiones en torno al ateísmo, el humanismo y el cristianismo han seguido siendo susceptibles de polémica en el siglo XXI; por ejemplo, en 2007 Brian McClinton argumentó en Humani que los libros anti-religiosos, como El espejismo de Dios de Richard Dawkins son parte de la tradición polémica.[6]​ El filósofo humanista Anthony C. Grayling publicó un libro titulado Against All Gods: Six Polemics on Religion and an Essay on Kindness en 2008.[7]

HistoriaEditar

En la Antigua Grecia, la escritura se caracterizaba por lo que Geoffrey Lloyd y Nathan Sivin llamaron "adversidad estridente" y "agresividad racionalista", resumida por McClinton como polémica.[6][8]​ Por ejemplo, el antiguo historiador Polibio practicó una "polémica moralista bastante amarga" contra unos veinte filósofos, oradores e historiadores.[9]

Los escritos polémicos eran comunes en la Edad Media y en los inicios de la Edad Moderna.[10]​ Durante la Edad Media, la polémica tenía una dimensión religiosa, como en los textos judíos escritos para proteger y disuadir a las comunidades judías de convertirse a otras religiones.[11]​ Los escritos cristianos medievales también eran a menudo polémicos; por ejemplo, en sus desacuerdos sobre el Islam.[12]Las 95 tesis de Martín Lutero, clavadas en la puerta de la iglesia en Wittenburg, fueron una polémica lanzada contra la Iglesia Católica.[6][note 1]​ La defensa de Robert Carliell de 1619 de la nueva Iglesia de Inglaterra y diatriba contra la Iglesia Católica Romana -la gloria de Britaine, o Un sueño alegórico con su exposición: conteniendo Los infieles de los paganos en la religión...- tomó la forma de un poema de 250 versos.[13]

Los principales polemistas políticos del siglo XVIII incluyen a Jonathan Swift, con panfletos como su Una modesta proposición, y Edmund Burke, con su ataque a John Russell, duque de Bedford.[14]

En el siglo XIX, el Manifiesto Comunista de 1848 de Karl Marx y Friedrich Engels fue extremadamente polémico.[6]​ La famosa obra de Friedrich Engels, Anti-Dühring, también fue una polémica contra Karl Eugen Dühring.

En el siglo 20, Rebelión en la granja de George Orwell era una polémica contra el totalitarismo, en particular, del estalinismo en la Unión Soviética. Según McClinton, otros polemistas prominentes del mismo siglo incluyen figuras tan diversas como Herbert Marcuse, Noam Chomsky, John Pilger y Michael Moore.[6]

Un ejemplo del siglo XXI es The Darkening Age, un libro de 2018 de Catherine Nixey. El profesor Tim Whitmarsh de la Universidad de Cambridge describió el trabajo de Catherine Nixey como "una polémica vigorizante y finamente elaborada". También advierte que el trabajo corre el riesgo de ser unilateral. Dijo que representaba una reversión a la visión de Edward Gibbon de los cristianos como instigadores de la caída de Roma. "Al tratar de exponer el error y la corrupción del mundo cristiano primitivo, Nixey se acerca a ocultar las propias cualidades bárbaras de los romanos precristianos", dijo.[15]​ Richard Tada, Ph.D. en historia antigua griega y bizantina de la Universidad de Washington, afirma que Nixey se aventuró "en áreas en las que está claramente fuera de su alcance" y, como resultado, su libro es "un trabajo de mala calidad que no llega a la nota ni siquiera como polémica", y que uno de los intentos de Nixey de culpar a los cristianos por supuestamente, la destrucción del mundo clásico es "simplemente deshonesta", donde ella tergiversa tanto las fuentes primarias como las secundarias.[16]

NotasEditar

  1. Se ha puesto en duda la historia de Lutero clavando sus Tesis en la puerta de la iglesia. Véanse las referencias en en:Martin Luther#Start of the Reformation - "la historia del anuncio en la puerta ... tiene poco fundamento en la verdad".

ReferenciasEditar

  1. a b «polemic» (s.v.). Merriam-Webster Online Dictionary. Springfield, MA: Merriam-Webster. 2005. 
  2. American College Dictionary. New York: Random House. 1959. 
  3. Henry George Liddell; Robert Scott. «πόλεμος». A Greek-English Lexicon. on Perseus. 
  4. «polemic, or polemical literature, or polemics (rhetoric) -- Britannica Online Encyclopedia». web.archive.org. 11 de abril de 2008. Consultado el 1 de marzo de 2021. 
  5. «Pamphlet and polemic: Pamphlets as a guide to the controversies of the 17th-19th centuries». St Andrews University Library. Consultado el 15 de enero de 2015. 
  6. a b c d e McClinton, Brian (July 2007). «A Defence of Polemics». Humani (105): 12-13. 
  7. Grayling, A. C. (2008). Against All Gods: Six Polemics on Religion and an Essay on Kindness. Oberon Books. ISBN 978-1-840-02728-0. 
  8. Lloyd, Geoffrey; Sivin, Nathan (2002). The Way and the Word: Science and Medicine in Early China and Greece. Yale University Press. ISBN 978-0-300-10160-7. 
  9. Walbank, F. W. (1962). «Polemic in Polybius». The Journal of Roman Studies 52 (Parts 1 and 2): 1-12. JSTOR 297872. doi:10.2307/297872. 
  10. Suerbaum, Almut; Southcombe, George (2016). Polemic: Language as Violence in Medieval and Early Modern Discourse. Taylor & Francis. ISBN 978-1-317-07929-3. 
  11. Chazan, Robert (2004). Fashioning Jewish identity in medieval western Christendom. Cambridge University Press. p. 7. 
  12. Tolan, John Victor (2000). Medieval Christian perceptions of Islam. Routledge. p. 420. 
  13. Sidney Lee, "Carleill, Robert (fl. 1619)", rev. Reavley Gair (Oxford, UK: OUP, 2004) Retrieved 27 May 2017. Pay-walled.
  14. Paulin, Tom (26 March 1995). «The Art of Criticism: 12 Polemic». The Independent. Consultado el 6 November 2016. 
  15. Whitmarsh, Tim (December 28, 2017). «The Darkening Age: The Christian Destruction of the Classical World by Catherine Nixey». The Guardian. Consultado el 30 de mayo de 2019. 
  16. Tada, Richard (11 de agosto de 2018). «The Myth That Christians Destroyed the Classical World Dies Hard». National review. 

Véase tambiénEditar