Poldavia

Poldavia (Poldévie o Poldavie en francés) es el nombre de un país imaginario, utilizado con el propósito de hacer referencia a una nación que en determinados contextos se puede intentar hacer pasar de forma engañosa por real. Tiene una especial relación con la cultura francesa, donde el término tiene su origen histórico.

OrigenEditar

Pese a que existen referencias a que el nombre de Poldavia pudo tener un origen anterior, relacionado con las actividades picarescas desarrolladas en el París de principios del siglo XX por inmigrantes del este de Europa,[1]​ el embrollo político que dio carta de naturaleza al nombre de este país imaginario tuvo su inicio en un fraude ideado por Alain Mellet, que comenzó el 18 de marzo de 1929, con el envío del duplicado de una carta a los miembros de la izquierda del Parlamento de Francia, en la que se les solicitaba ayuda en nombre del supuesto "pueblo oprimido de Poldavia".

Allain Mellet era un periodista del diario conservador La Acción Francesa, periódico ligado al político Charles Maurras y a su partido, Action française. Poco tiempo antes de enviar la carta, los diputados de la izquierda votaron a favor de una ley que se oponía a las organizaciones misioneras, y el propósito de Mellet era poner en ridículo a los diputados republicanos de izquierdas, evidenciando su posible interés solidario por el caso inventado de un pueblo oprimido, y su desprecio por lo que consideraba la acción real de las misiones. El propio Mellet reconoció que de haber enviado una carta similar convenientemente orientada a los diputados conservadores, el resultado hubiera sido el mismo.

A su primera carta solicitando ayuda (llena de detalles realistas, como una gramática francesa deliberadamente incorrecta; y con nombres inventados de sesgo humorístico intercalados en el texto, que hacían veladas referencias a su verdadero origen, como por ejemplo la herejía moracica ("maurassic"), en clara alusión a Maurras) solo contestaron cuatro diputados.

Visto el escaso resultado de la primera misiva, Mellet y sus colaboradores decidieron enviar una segunda carta todavía más conmovedora quince días después. En esta ocasión, contestaron cinco diputados, pero algunos otros solicitaron documentación. En respuesta a esta solicitud de documentación, Mellet respondió diez días después, cuando ya empezaron a aparecer los primeros artículos sobre el caso en el diario La Acción Francesa. Se enviaron otras ocho cartas.

Descubierto el engaño por los secretarios de algunos de estos diputados, la prensa aireó el caso, evidenciando la estupidez de los políticos que habían dado credibilidad a las cartas del supuesto país de Poldavia. El caso fue documentado por el propio Mallet en un libro prologado por René Benjamin, titulado Inteligencia y Parlamento. El caso Poldavo.[2]

Otras alusionesEditar

  • El grupo de matemáticos fundado en Francia en la década de 1930 con el nombre de Nicolas Bourbaki (un personaje imaginario que se creó en velado tono humorístico para difuminar la actuación personal de los distintos miembros del grupo), según la imaginativa biografía desarrollada por los matemáticos, tenía su origen en Poldavia.[3][4]
  • En la aventura de Tintín titulada El Loto Azul (originalmente publicada en 1934), aparece el embajador de Poldavia, que es confundido con Tintín.[5][6]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. En un artículo en tono burlesco, Michèle Audin, un miembro de la Oulipo, comenta que desde 1910 se sostuvo el engaño de unos viajes a una supuesta nación Poldava. (Véase: Michèle Audin "La verdad sobre Poldavia", 2009, publicado en el sitio web de la Universidad de Estrasburgo). Se hace referencia a André Weil, que en su obra "Souvenirs d’apprentissage" (Recuerdos de aprendizaje) señala que : "Alrededor de 1910, según la historia, algunos normandos se reunieron en los cafés de Montparnasse con individuos de diversos orígenes, que, durante unos aperitivos, se hicieron pasar por representantes de la nación de Poldavia". También cita a L. Beaulieu ("Mind Games and Memory Games at N. Bourbaki", en "The Memory of Science", en "For a Historical Ethnography of Memorial Rites", P. Abir- am (ed.), Ediciones del Archivo contemporáneo, París, 1998, p. 75-123, que atribuye la invención de Poldavia a Alain Mellet y añade en una nota al pie de página que, "de acuerdo con Weil, ya habría habido algo en 1910".
  2. Alain Mellet, Intelligence et parlement. Le Drame Poldève, prefacio de René Benjamin.
  3. «Historia de Poldavia». Antrópicos. 13 de noviembre de 2007. Consultado el 5 de noviembre de 2017. 
  4. PAUL R. HALMOS (1957). «Nicolás Bourbaki». Sociedad Andaluza de Educación Matemática Thales. Consultado el 5 de noviembre de 2017. 
  5. Reproducción facscímil de la página del Libro de Tintín donde aparece el embajador de Poldavia
  6. Referencia en el Loto Azul al país de "Poldo-Moldaquia"

BibliografíaEditar

  • Alain Mellet, Intelligence et parlement. Le Drame Poldève, préface de René Benjamin, suivie de La véridique histoire d'Hégésippe Simon, par Paul Matthiex, Abbeville, [sin fecha] (años 1930).
  • Philippe Di Folco, Histoires d'imposteurs, Vuibert 2012, p. 85 - 94.
  • Jacques Franju, Le Grand Canular, Seghers, París, 1963, p. 120 - 127.