Abrir menú principal

Polinización por engaño

Cypripedium o zapato de dama atrae y entrampa un insecto que tiene que pasar cerca de la polinia asegurando así la polinización

La polinización por engaño es un mecanismo de polinización por medio del cual las plantas con flores transfieren el polen de un individuo a otro sin otorgar recompensas al polinizador.[1]​ La estrategia de no producir recompensas sólo será exitosa si la frecuencia de los individuos que no las producen es menor a las que sí las producen (selección dependiente de las frecuencias).

Este tipo de polinización ocurre en individuos que disfrutan los beneficios de la interacción planta-polinizador, pero no pagan los costos (inversión de energía). Se considera un tipo de mimetismo Batesiano, ya que las flores "engañan" activamente a los polinizadores por medio de su parecido con las flores que sí producen recompensas. Polinización se realiza a través de polinizadores inexpertos o explotando los sesgos sensoriales instintivos de los mismos[2][3]

La polinización por engaño ocurre en aproximadamente 32 familias de angiospermas. De las 7500 especies que la llevan a cabo, 6500 son orquídeas.

Condiciones para la evolución por engañoEditar

  1. Costos de producción de recompensas elevado, no producirlas constituye un ahorro de recursos importante.
  2. Polimorfismo en la producción de recompensas entre las flores.
  3. Polinización depende de las equivocaciones de los polinizadores durante el forrajeo[2]​.

Tipos de polinización por engañoEditar

  1. Engaño alimenticio. Estructuras morfológicas que se asemejan al alimento de los polinizadores como pseudopolen, pseudonectarios y pseudoflores (flores estériles). Señalan la presencia de recompensas sin proveerlas o las producen en menor cantidad.[4]
  2. Engaño de sitio de anidamiento o refugio. Estructuras morfológicas que imitan sitios de oviposición y/o refugio.
  3. Engaño sexual. Las flores funcionan como sitios de apareamiento o simulan a las hembras de ciertos grupos de insectos a través de aromas o formas.[4][5]

¿De qué depende el éxito de la polinización por engaño?Editar

  1. Frecuencia relativa de las flores sin recompensa.
  2. Grado de similitud entre los dos tipos de flor.
  3. Capacidades sensoriales de los polinizadores [2]​.

Novedad evolutivaEditar

Asociada a plantas con síndromes de polinización altamente especializados (Orchidaceae), sin embargo, fenómeno ampliamente extendido.[2]​.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Ferdy, Jean‐Baptiste; Gouyon, Pierre‐Henri; Moret, Jacques; Godelle, Bernard (1998). «Pollinator Behavior and Deceptive Pollination: Learning Process and Floral Evolution». The American Naturalist 152 (5): 696-705. PMID 18811344. doi:10.1086/286200. 
  2. a b c d Castillo, Reyna A.; Cordero, Carlos; Domínguez, César A. (26 de mayo de 2017). «Ecología y evolución de la polinización por engaño». Botanical Sciences (64): 57. ISSN 2007-4476. doi:10.17129/botsci.1582. Consultado el 24 de octubre de 2019. 
  3. Baker, H. G. (8 de marzo de 1963). «Evolutionary Mechanisms in Pollination Biology: Origins and functions of floral systems are being elucidated by genetical and ecological studies». Science 139 (3558): 877-883. ISSN 0036-8075. doi:10.1126/science.139.3558.877. Consultado el 24 de octubre de 2019. 
  4. a b Phillips, Ryan D.; Faast, Renate; Bower, Colin C.; Brown, Graham R.; Peakall, Rod (2009). «Implications of pollination by food and sexual deception for pollinator specificity, fruit set, population genetics and conservation of Caladenia (Orchidaceae)». Australian Journal of Botany (en inglés) 57 (4): 287. ISSN 0067-1924. doi:10.1071/BT08154. Consultado el 24 de octubre de 2019. 
  5. Grajales-Conesa, Julieta; Aceves-Chong, Lorena; Rincón-Rabanales, Manuel; Cruz-López, Leopoldo (2016-12). «Jatropha curcas flowers from southern Mexico: chemical profile and morphometrics». Revista Mexicana de Biodiversidad 87 (4): 1321-1327. ISSN 1870-3453. doi:10.1016/j.rmb.2016.08.001. Consultado el 24 de octubre de 2019. 

Enlaces externosEditar

  • Gotes Cano, José (11 de septiembre de 2013). «Un elegante truco de seducción». ecologia.unam.mx. Instituto de Ecología, Universidad Nacional Autónoma de México. Consultado el 24 de octubre de 2019.