Porco celta

El porco celta es una raza de cerdo (Sus scrofa domestica) que hasta los años cincuenta era el típico de los establos en Galicia (España) y que fue desapareciendo poco a poco hasta nuestros días y hoy se encuentra en vías de extinción. Son animales muy largos, poco precoces (tardan mucho tiempo en crecer), con cabeza muy grande y con orejas muy largas que les llegan a tapar los ojos, muy altos y grandes andadores. La carne de estos animales es de gran calidad para la elaboración de embutidos y jamones y tienen gran cantidad de grasa.

porco celta
Porco celta Silleda 01-01.JPG
Ejemplar de porco celta en la feria de Silleda.
Nomenclatura biológica Sus scrofa domestica
Región de origen Galicia
Características
Tipo porcino
Tamaño 80 cm
Orejas Muy largas, caídas
Otros datos
Utilización cárnica

CaracterísticasEditar

La raza del porco celta agrupa animales de tamaño grande, dolicocéfalos y con perfil frontonasal de subcóncavo a recto; eumétricos y longilíneos, rústicos y armónicos, con un esqueleto muy desarrollado, sobre todo en su tercio anterior.[1]

Con la longitud de sus extremidades demuestra su aptitud para la marcha, que es viva, grácil y de la abaneo característico da raza.

  • Cabeza grande, fuerte y alargada. El hocico es ancho y gordo. Las orejas, grandes y caídas, cubren los pequeños ojos.
  • Cuello largo, estrecho y fuerte.
  • Tórax fuerte, profundo y poco arqueado.
  • Dorso y lomo estrechos, largos y arqueados. La línea dorsolumbar dibuja desde la cruz un arco que se hace más prominente en la unión de los lomos y cadrís.
  • Cruz posterior caída, con formación muscular media.
  • Rabo que se retuerce de forma característica, tiene una borla de sedas en su extremo.
  • Vientre recogido, con línea inferior plana, con un mínimo de 6/6 mamas formadas, espaciadas y de implantación amplia.
  • Extremidades bien formadas, largas y fuertes. Cuartillas de longitud media. Las pezuñas resistentes y duras, con ausencia total de pigmentación.
  • El color de la capa depende de la variedad:
La santiaguesa posee una piel rosada con ausencia de pigmentaciones.
La barcina posee pequeñas pigmentaciones a modo de lunares circulares de color gris-lousa.
La carballina se caracteriza por sus extensas pigmentaciones negras y brillantes que en ocasiones cubren todo el cuerpo.
  • Defectos objetables: defectos en el asentamiento de las extremidades o que sean cortas; hocico poco formado.
  • Defectos descalificadores: conformación defectuosa en grado acusado, hernias, anomalías en los genitales, formación corporal no acorde con la edad o pigmentación total o parcial de las pezuñas.

DistribuciónEditar

Son las tres variedades las que dibujan el mapa de su dispersión. La variedad carballina es originaria de la zona de Carballo y comarcas limítrofes de la provincia de La Coruña. Las otras de sus variedades se sitúan al sur de las provincias de Lugo y La Coruña, y en las provincias de Pontevedra y Orense.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b «Datos morfológicos». ARCA - Catálogo oficial de razas. 

Enlaces externosEditar