Abrir menú principal
La Porta dell'Arco en Volterra.

La Porta dell'Arco (o all'Arco) de Volterra, que data aproximadamente de los siglos III-II a. C., forma parte del recinto amurallado de la ciudad, edificada originariamente por los etruscos y luego modificada sucesivamente en la Edad Media cuando la ciudad se hace comuna libre.

La Porta se ha resentido menos, respecto a construcciones similares en otras ciudades, a la dominación romana y de hecho presenta aún hoy el aspecto imponente típico de las puertas ciudadanas etruscas.

EstructuraEditar

La puerta está realizada con grandes bloques de toba colocada en seco. Como particulares destacados, al exterior se marcan los tres elementos principales del arco (la clave y los dos planos de imposta) por medio de tres cabezas tallados en la roca, representando a Júpiter (Tinia para los etruscos) y los dos Dioscuros, Cástor y Pólux o Uni y Menerva, divinidades protectoras, dispuestas según modelos orientales sobre las murallas de las ciudades las cabezas cortadas de comandantes enemigos, como una tácita advertencia contra cualquier presencia hostil.

Véase tambiénEditar