Principado de Vergara

título nobiliario otorgado al general Espartero

El principado de Vergara fue un título nobiliario español creado por el rey Amadeo I de Saboya, en su condición de Rey de España, el 2 de enero de 1872, con tratamiento de Alteza, a favor del general Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro.[1]

Principado de Vergara
COA Prince of Vergara.svg
Primer titular Baldomero Fernández-Espartero y Álvarez de Faria
Concesión Amadeo I de Saboya
2 de enero de 1872
Linajes • Espartero
Actual titular Título extinto
Retrato de Baldomero Espartero, príncipe de Vergara, obra de Antonio María Esquivel (1806-1857).

Baldomero Fernández-Espartero (1793-1879) fue Capitán General de los Ejércitos, Virrey de Navarra, Regente de España (1840-1843).

El principado de Vergara fue el quinto título nobiliario que ostentó Espartero. Los otros cuatro fueron: duque de la Victoria (en 1839), duque de Morella (1840), conde de Luchana (1837), vizconde de Banderas (1837). Estos cuatro títulos fueron otorgados por la regente María Cristina de Borbón (regente entre 1833-1840), durante la minoría de edad de la reina Isabel II.[2]

AntecedentesEditar

Cuando la reina Isabel II fue destronada por la Revolución de 1868, el gobierno provisional ofreció a Espartero la Corona de España, ofrecimiento que el general rechazó.[3]​La Corona, finalmente, sería aceptada en diciembre de 1870[4]​por el masón[5]Amadeo I de Saboya, quien visitó a Espartero a finales de 1871 en su domicilio de Logroño.

Espartero fue a recibir al rey Amadeo I en la estación de ferrocarril vestido con traje de gala como capitán general, acompañado de autoridades civiles y militares de la ciudad, y recorrieron juntos el trayecto hasta la casa del general en medio del júbilo de la población que aclamaba a ambos. Pasó dos días alojado el monarca en la residencia de Espartero y apenas tuvo más contacto con la población que asistir a dos actos protocolarios. Se desconoce el contenido de las conversaciones durante el tiempo que estuvieron juntos, pero Espartero, cuando le acompañó de regreso a la estación de tren, dio muestras de alegría, respeto y le trató como rey legítimo de los españoles, reconocimiento que muy bien podría ser el que buscaba Amadeo.[6]

A su regreso a Madrid, el rey le concedió el título de Príncipe de Vergara (2 de enero de 1872), con tratamiento de Alteza.[1]

Posteriormente, en 1875, Espartero recibiría también en su domicilio de Logroño al restaurado rey Alfonso XII. Durante esa visita, Espartero impuso al Rey la Gran Cruz Laureada de San Fernando que el general había ganado en 1835.[7][8]

DenominaciónEditar

La denominación del título hace referencia al "Abrazo de Vergara" que se dieron Espartero (isabelino) y el general Rafael Maroto (carlista), el 31 de agosto de 1839, ante las tropas de ambos ejércitos reunidas en los campos de Vergara, en confirmación del Convenio firmado en Oñate (Guipúzcoa) el 29 de agosto de 1839, y que puso fin a la Primera Guerra Carlista en el norte de España.

Dicho Convenio fue firmado por Maroto sin el apoyo del pretendiente Carlos María Isidro de Borbón. En las negociaciones entre los generales Espartero y Maroto, fue decisiva la mediación del almirante lord John Hay, jefe de la escuadra de observación británica con base en Bilbao, y que ya desde 1837 había comenzado a sondear a los generales de ambos bandos para hacer fructificar la finalización de la guerra.[9]

Carta de otorgamientoEditar

Ministerio de Gracia y Justicia.

DECRETO.

Deseando dar una prueba de mi alto aprecio al Capitán General de los Ejércitos D. Baldomero Espartero, Duque de la Victoria y de Morella, Conde de Luchana; y queriendo premiar como merecen sus virtudes y eminentes servicios al pais, á los cuales se debe principalmente el afianzamiento de las Iibertades públicas, y con especialidad los que prestó en los célebres campos de Vergara poniendo término á la guerra civil que hizo correr en abundancia la noble sangre española, y restableciendo la paz que ansiaban y aceptaron gozosos todos los partidos, sin ajenas intervenciones y conciliando los más opuestos intereses; de acuerdo con el Consejo de Ministros,
Vengo en otorgarle el título de Príncipe de Vergara, con el tratamiento de Alteza y todas las demás preeminencias, prerrogativas y consideraciones propias de tan alta dignidad.
Dado en Palacio á dos de Enero de mil ochocientos setenta y dos.
AMADEO.
El Ministro de Gracia y Justicia,
Eduardo Alonso y Colmenares.

Situación jurídicaEditar

El título fue otorgado con carácter vitalicio, es decir, no hereditario. En virtud de tal naturaleza, el título se extinguió con el fallecimiento del primer titular, acaecido en Logroño el 8 de enero de 1879. Por tanto, en la actualidad es un título histórico.

No obstante, en 1950 se solicitó la rehabilitación del título, con la denominación de "Duque de Vergara", por parte de José Montesino-Espartero y Averly.[10]​ Tras su fallecimiento, su hijo Pablo Montesino-Espartero y Juliá solicitó en 1973 la sustitución a su favor en dicho expediente de rehabilitación.[11]​ Sin embargo, tales expedientes de rehabilitación no llegaron a concluirse de forma satisfactoria a las pretensiones del solicitante.

Excepcionalidad de la concesión de PrincipadosEditar

Como regla general, en Derecho nobiliario español el título de príncipe se reserva al Príncipe de Asturias, heredero de la Corona. Como excepciones, nos encontramos con dos principados: el presente Principado de Vergara (vitalicio) y el principado de la Paz, otorgado en 1795 por Carlos IV a favor de Manuel Godoy y Álvarez de Faria, favorito y primer ministro del rey otorgante, título que fue expropiado por el rey Fernando VII y no fue rehabilitado por Isabel II -cuando rehabilitó los demás títulos de Godoy- por considerar el otorgamiento del principado de la Paz como ajeno a la tradición española.

Otras excepciones las encontramos en los títulos otorgados por los reyes de España en su calidad de soberanos de otros territorios europeos: Flandes, Milán, Nápoles, Sicilia, etc. Estos títulos pudieron ser rehabilitados en España, pero con la dignidad de Ducados (si ostentaron Grandeza de España) o Marquesados en los demás casos.[12]

Príncipes de VergaraEditar

Titular Periodo
Creado en 1872 por el rey Amadeo I de Saboya
I Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro 1872-1879
Título vitalicio

ReferenciasEditar

  1. a b Decreto de 2 de enero de 1872, publicado en la «Gaceta de Madrid», núm. 2, de 2 de enero de 1872, tomo 1, página 9.
  2. Elenco de Grandezas y Títulos Nobiliarios Españoles (2014), Instituto Español de Estudios Nobiliarios, Editorial Hidalguía.
  3. Shubert, Adrian (2000). «Baldomero Espartero (1793-1879). Del ídolo al olvido». En Isabel Burdiel y Manuel Pérez Ledesma, ed. Liberales, agitadores y conspiradores. Biografías heterodoxas del siglo XIX. Madrid: Espasa Calpe. ISBN 84-239-6048-X. 
  4. Elegido Rey por las Cortes Constituyentes en votación de fecha 16 de noviembre de 1870; aceptando la Corona el 4 de diciembre siguiente.
  5. Archivo Histórico Nacional de Salamanca (A.H.N.S.) (1872). Carta de la Logia Nueva Sparta al hermano (masón) Amadeo de Saboya, Grado 33º. Salamanca (A.H.N.S.). 
  6. VV.AA. Don Amadeo de Saboya: un rey electivo, Centro de Estudios Históricos (Cáceres), Círculo de Estudios Donoso Cortés (Badajoz), 1967.
  7. Revista Hidalguía número 304-305. Año 2004.
  8. El hecho de que el general "condecorara" al Rey es una manifestación más de aquello que le dijo la regente María Cristina de Borbón: "Hijo, le he nombrado Duque, Capitán General, Caballero del Toisón, pero no he podido hacer de Ud. un Caballero; es Ud. un patán".
  9. Convenio de Vergara: datos curiosos para la Historia contemporánea, Imprenta del Correo Nacional, 1840.
  10. Resolución del Ministerio de Justicia, anunciando haber sido solicitada la rehabilitación del título, con la denominación de Duque de Vergara. Anuncio de fecha 17 de abril de 1950, publicado en el Boletín Oficial del Estado núm. 114, de 24 de abril de 1950, página 1794.
  11. Resolución por la que se anuncia haber sido solicitada por don Pablo Montesino Espartero y Juliá la sustitución en el expediente de rehabilitación del título de Príncipe de Vergara, con la dignidad de Duque, por fallecimiento de su padre, don José Luis Montesino Espartero y Averly. Publicada en el «BOE» núm. 54, de 3 de marzo de 1973, páginas 4286 a 4287 (2 págs.).
  12. VV.AA. Tratado de genealogía, heráldica y derecho nobilario: segundo curso de la Escuela de Genealogía, Heráldica y Nobiliaria, Instituto Salazar y Castro, Ediciones Hidalguía, 2001, 379 páginas, ISBN 8489851336, 9788489851337.