Procurador fiscal

 

Un procurador fiscal, a veces llamado PF o fiscal, es un fiscal en Escocia, que tiene el poder de imponer multas fiscales. Investigan todas las muertes súbitas y sospechosas en Escocia (de forma similar a un forense en los sistemas jurídicos derivados del sistema jurídico inglés), realizan investigaciones sobre accidentes mortales (una forma de indagación única en el sistema jurídico escocés) y tramitan las denuncias penales contra la policía (las denuncias administrativas las tramita el Comisario de Investigaciones y Revisión de la Policía). También reciben informes de organismos de información especializados, como Her Majesty's Revenue and Customs.[1]

Para la mayoría de los delitos en Escocia, los procuradores fiscales presentan los casos de la acusación en los tribunales del sheriff y del juez de paz (y anteriormente en los tribunales de distrito), y los casos de la defensa son presentados por el acusado, un abogado o un procurador. El abogado trabaja para un bufete de abogados o, en algunas zonas de Escocia, puede ser un defensor público que trabaja para la Oficina de Abogados de la Defensa Pública.

El procurador fiscal tiene la facultad de no procesar y buscar alternativas libres de interferencias políticas, pero siempre está sujeto a las indicaciones de la Oficina de la Corona y del Lord Advocate.[2][3][4]

OrígenesEditar

El cargo tiene probablemente su origen en el administrador señorial romano-holandés y francés (procurator-fiscaal neerlandés, procureur fiscal francés), que, como sugiere el fiscal en el título, era originalmente un funcionario del sheriff (el encargado de hacer cumplir la ley local y el juez) con responsabilidades financieras (fiscales): el procurador fiscal recaudaba deudas, multas e impuestos.[5]

Un procurador-fiscal es un procurador o representante de la corte relacionado con el fisco o la hacienda, y por tanto con el cobro de multas o cuotas. En los registros oficiales, se habla de un procurador-fiscal del rey en 1457. Este funcionario parece haber surgido primero en los tribunales eclesiásticos. En el Formulare de San Andrés de 1514, se hace referencia a un nombramiento episcopal de un hombre como procuratorem et advocatum nostrum fiscalem en todas las causas del obispo, espirituales, civiles y penales, con amplios poderes; contiene una referencia también al poder que se otorga ex officio procuratoris fiscalis. Se le asignó el deber de buscar y perseguir a los delincuentes y desobedientes. A mediados del siglo XVI, el cardenal Beaton tenía dos procuradores fiscales. En esta etapa, parece claro que un procurador-fiscal era competente en causas civiles, penales y espirituales. Estas funciones de búsqueda y posterior persecución de personas pueden ser el antecedente de la policía en Escocia, que se estableció muy considerablemente después (en 1800). Esto puede explicar por qué, en Escocia, la policía tiene la obligación legal de cumplir con las indicaciones del procurador fiscal en asuntos relacionados con la investigación de delitos, ya que el propio fiscal fue en su día un investigador y, por tanto, realizó el mismo trabajo.

En el transcurso del siglo XVIII, las funciones de un procurador fiscal para recaudar impuestos y otros derechos fueron eclipsadas por su deber como fiscal en el tribunal del sheriff con la aprobación de la Ley de Procedimiento Penal (Escocia) de 1701. En calidad de tales, los procuradores fiscales se personaban en los procesos privados y ejercían la acusación en nombre de la Corona. La Ley de los tribunales del sheriff (Escocia) de 1867 otorgó a los procuradores fiscales la plena responsabilidad jurídica de la persecución de todos los actos delictivos en Escocia.[6]

En un principio, el fiscal era el funcionario del sheriff y la permanencia en el cargo dependía del sheriff. Con el declive de la persecución privada, el fiscal pasó a ser considerado cada vez más bajo el control del Lord Advocate. En 1776 el gobierno comenzó a pagar a los procuradores fiscales para que tomaran las precogniciones y en 1907 el derecho de nombrar a los procuradores fiscales fue transferido al Lord Advocate, y en 1927 los procuradores fiscales se convirtieron en funcionarios a tiempo completo.[7]

Persecución de delitosEditar

Los procuradores fiscales realizan investigaciones preliminares en casos penales, toman declaraciones escritas a los testigos (conocidas como precognición) y son responsables de la investigación y el enjuiciamiento de los delitos. Esto incluye la facultad de dirigir a la policía en su investigación, pero salvo en el caso de delitos graves, como el asesinato, la policía suele completar sus investigaciones antes de recurrir al fiscal.[8]

Según el procedimiento solemne del Tribunal Superior, una vez que alguien ha sido acusado de un delito y puesto en prisión preventiva, la Corona debe llevar el caso a una audiencia preliminar en un plazo de 110 días.[9]

El fiscal nunca ha estado obligado a procesar y puede elegir el nivel en el que procesar (ya sea a través del procedimiento solemne o del sumario). El acusado no tiene derecho a elegir un juicio con jurado, ni la víctima puede decidir por sí misma presentar cargos, ya que la decisión de juzgar con jurado o sumariamente corresponde al fiscal.[10][11][12]​ Sin embargo, existe un mecanismo muy excepcional, denominado proyecto de ley de letras penales, por el que la víctima de un delito puede solicitar al Tribunal Superior de Justicia autorización ("pasar la factura") para ejercer la acusación; algo parecido a la acusación particular en otras jurisdicciones. El último proyecto de ley aprobado fue en 1982, y antes de eso, en 1909.[13]​ Hasta 1987, el poder discrecional del FP sólo se extendía al grado de enjuiciamiento, si es que lo había; no había alternativas al enjuiciamiento. La Ley de Justicia Penal (Escocia) de 1987 otorgó a los procuradores fiscales la facultad de ofrecer penas fijas en lugar del enjuiciamiento (una multa fiscal), en ese momento limitada a un máximo de 25 libras y posteriormente aumentada a 300 libras.[14][15][16]

Desde entonces, estas opciones se han ampliado a la advertencia, las multas fiscales, las órdenes de compensación, las órdenes de trabajo, las sanciones fijas de tráfico o el desvío del enjuiciamiento hacia el trabajo social, el asesoramiento psicológico o el tratamiento psiquiátrico.[17]

MuertesEditar

Todas las muertes sospechosas, súbitas y accidentales deben ser comunicadas al fiscal, que tiene la responsabilidad de identificar si se ha producido alguna acción criminal y, en su caso, procesar. Cuando se sospeche que se ha producido un delito, el fiscal dará instrucciones a la policía local para que investigue.[18]

Los accidentes mortales pueden ser objeto de una investigación de accidentes mortales, una forma de investigación judicial similar a una pesquisa, pero realizada sin jurado. Las investigaciones de accidentes mortales se llevan a cabo en un tribunal del sheriff. Se debe realizar una investigación para todas las muertes bajo custodia y accidentes mortales, y otras muertes accidentales están sujetas a investigación a discreción del fiscal.[19][20]

Delitos gravesEditar

Para los delitos más graves, el caso no será procesado directamente por el fiscal. En su lugar, el caso se verá en el Tribunal Superior de Justicia y la acusación se hará en nombre del Lord Advocate por un Advocate Depute.[21]

ÁreasEditar

Hay once procuradores fiscales en Escocia, cada uno de los cuales cubre una zona geográfica o jurisdicción con una oficina central. Fuera de Strathclyde, estas zonas suelen corresponderse con las zonas de policía de los antiguos cuerpos de policía territoriales de Escocia. Son (con las zonas de Strathclyde marcadas con un asterisco):[22]

Corte de Lord LyonEditar

 
El escudo del Procurador Fiscal del Tribunal del Lord Lyon.

Un procurador fiscal es designado para el Tribunal del Lord Lyon, que es un tribunal civil y penal que se ocupa de la heráldica y la genealogía escocesas en Escocia. Este Tribunal es único en la cultura escocesa y la heráldica desempeña un papel importante, especialmente en relación con el sistema de clanes. Los escudos de armas que se registran deben pagar una tasa a la Corona y deben cumplir normas específicas relativas a su forma, color e imagen. El procurador fiscal es nombrado en virtud de la Ley del Rey de Armas de 1867, antes por el Lord Lyon, pero desde que se introdujeron cambios por la Ley de Derechos de la Convención (Cumplimiento) (Escocia) de 2001, por los Ministros escoceses.

Si se incumple alguna de las normas relativas a un escudo de armas -también conocido como "un logro"-, es tarea del procurador fiscal, en calidad de fiscal independiente del tribunal, determinar si debe iniciar un procedimiento penal.[23][24]

ReferenciasEditar

  1. Procurators Fiscal: «The Scottish Criminal Justice System: The Public Prosecution System, pg. 2». Scottish Parliament. Consultado el 10 de agosto de 2009. 
  2. "The International Association of Prosecutors – Standards of Professional Responsibility and Statement of the Essential Duties and Rights of Prosecutors, which the Crown Office and Procurator Fiscal Service adopted in 1999, states "the use of prosecutorial discretion should be exercised independently and be free from political interference" and requires prosecutors to "perform their duties without fear, favour or prejudice."«Prosecution Code». Crown Office and Procurator Fiscal Service. Consultado el 10 de agosto de 2009. 
  3. "...the Lord Advocate as regards procurators fiscal may from time to time issue such instructions as may be deemed necessary for the purpose of giving effect to the provisions of this Act."«Sheriff Courts and Legal Officers (Scotland) Act 1927 s.8». Office of Public Sector Information. Consultado el 10 de agosto de 2009. 
  4. "The purposes for which the Lord Advocate may issue instructions to procurators fiscal under section 8(1) of the Sheriff Courts and Legal Officers (Scotland) Act 1927 shall include, in addition to the purpose mentioned in the said section 8(1), the speedy and efficient disposal of business in the sheriff courts."«Sheriff Courts (Scotland) Act 1971 s.20». Office of Public Sector Information. Consultado el 10 de agosto de 2009. 
  5. «The Prosecution of Crimes in Scotland and in Hungary». University of Edinburgh. Consultado el 12 de agosto de 2009. 
  6. Fionda, J., Public prosecutors and discretion: a comparative study. Oxford University Publishing. p. 65. ISBN 978-0-19-825915-2. Google Book Search. Retrieved on 2009-08-10.
  7. «Historical development of the office of Procurator Fiscal». Crown Office and Procurator Fiscal Service. Archivado desde el original el 12 March 2012. Consultado el 10 de agosto de 2009. «In 1907 the Sheriff Courts (Scotland) Act vested the right of appointment of procurators fiscal to the Sheriff Courts in the Lord Advocate. » 
  8. «The investigation of complaints against the police in Scotland: A Fair Cop?». Scottish Government. Consultado el 11 de agosto de 2009. «When a crime is committed it is the responsibility of the Procurator Fiscal to investigate it. Lord Justice Clerk Thomson Smith ». 
  9. Court of Session Act 1988: «110/140 Day Rule». Crown Office and Procurator Fiscal Service. Consultado el 10 de agosto de 2009. 
  10. "Although Scotland did not have the principle of 'legality' as in some foreign jurisdictions where the prosecutor has no discretion..."«Summary Justice Reform Thematic Report on the Use of Fiscal Fines, page 7». Scottish Government. Consultado el 10 de agosto de 2009. 
  11. «Procurator Fiscal Powers». David Hingston LLB. Archivado desde el original el 28 de mayo de 2009. Consultado el 12 de agosto de 2009. «We do not have the English system of someone deciding whether or not to press charges, nor of Magistrates [or in America, Grand Juries] deciding whether or not someone should be committed for trial, nor of the accused opting for trial by jury. In Scotland, these are decisions for the Procurator Fiscal to make. » 
  12. p. 46 Jones, Timothy H.; Christie, Michael G.A. (2008). Criminal Law. Edinburgh: W.Green. ISBN 978-0-414-01683-5. 
  13. Law Society of Scotland (2018). Petition PE 1633: Private Criminal Prosecution in Scotland. Edinburgh: Law Society of Scotland. 
  14. «The Criminal Justice (Scotland) Act 1987 s.56». Office of Public Sector Information. Consultado el 11 de agosto de 2009. «Where a procurator fiscal receives a report that a relevant offence has been committed he may send to the alleged offender a notice under this section (referred to in this section as a conditional offer) ». 
  15. "Conditional offer of fixed penalty by procurator fiscal" «The Criminal Justice (Scotland) Act 1987 Fixed Penalty Order 1987». Office of Public Sector Information. Consultado el 11 de agosto de 2009. 
  16. "Penalties as alternative to prosecution" «Criminal Proceedings etc. (Reform) (Scotland) Act 2007». Office of Public Sector Information. Consultado el 11 de agosto de 2009. 
  17. Alternatives to prosecution: «Victimes of crime in Scotland». Scottish Government. Archivado desde el original el 15 de febrero de 2011. Consultado el 10 de agosto de 2009. 
  18. "It is the duty of the Procurator Fiscal in the exercise of his function at common law and under statute to enquire into certain categories of death." «Death and the Procurator Fiscal». NHS Scotland. Consultado el 12 de agosto de 2009. 
  19. "Section 1 Paragraphs 1 (a) and (b)"«Fatal Accidents and Sudden Deaths Inquiry (Scotland) Act 1976». Office of Public Sector Information. Consultado el 12 de agosto de 2009. 
  20. "Fatal Accident Inquiries (FAIs) are held under the Fatal Accidents and Sudden Deaths Inquiry (Scotland) Act 1976. An inquiry must be held in cases of death in custody or as a result of an accident at work." «Fatal Accident Inquiries». Scottish Government. Consultado el 10 de agosto de 2009. 
  21. "For certain of the most serious crimes known as the “pleas of the Crown”, like Treason, Murder and Rape, the High Court has exclusive jurisdiction. It remains the duty of the Procurator Fiscal to investigate such cases and prepare them fully for trial." «The Prosecution of Crime in Scotland and in Hungary». University of Edinburgh. Consultado el 12 de agosto de 2009. 
  22. Location of procurators fiscal: «Our Offices?». Crown Office and Procurator Fiscal Service. Consultado el 12 de enero de 2014. 
  23. "An Act of the Scottish Parliament of 1592 gave the Lord Lyon responsibility for prosecuting as a criminal offence anyone who uses unauthorised Arms. The Court has its own Procurator Fiscal, an independent official prosecutor."«History of the Court of the Lord Lyon». Court of the Lord Lyon. Archivado desde el original el 2 de agosto de 2009. Consultado el 12 de agosto de 2009. 
  24. "If any of the rules concerning a coat of arms – also known as "an achievement" – is broken, it is the procurator fiscal's job as the independent official prosecutor of the court to initiate criminal proceedings – although "it is not simply case of punishing somebody", points out Mr Way." «Victoria Raimes meets the outgoing procurator fiscal for the Court of the Lord Lyon – a newly 'open' post». The Scotsman. Consultado el 12 de agosto de 2009. 

Enlaces externosEditar