Abrir menú principal

En cosmología física, una protogalaxia, que también puede ser denominada "galaxia primitiva", es una nube de gas que se forma en una galaxia. [1][2]​ Se cree que la tasa de formación estelar, durante este período de evolución galáctica, determinará si una galaxia es una espiral o una galaxia elíptica; una formación de estrella lenta tiende a producir una galaxia espiral.[3][4]​Los más pequeños grupos de gas en una protogalaxia se forman como estrellas. [5][6]​El término protogalaxia principalmente fue usado en la teoría del Big Bang.[7]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Protogalaxias arcaicas». www.solociencia.com. Consultado el 10 de junio de 2019. 
  2. Press, Europa (2 de diciembre de 2016). «Un embrión supergaláctico, inmerso en una nube gigante de gas frío». www.europapress.es. Consultado el 10 de junio de 2019. 
  3. «El núcleo activo de las galaxias y su evolución». Chiapasparalelo. 1 de junio de 2018. Consultado el 10 de junio de 2019. 
  4. «Tayna, el objeto más tenue del Universo». abc. 4 de diciembre de 2015. Consultado el 10 de junio de 2019. 
  5. «Hallan un 'embrión' de galaxia». 15 de enero de 2013. Consultado el 10 de junio de 2019. 
  6. Mediavilla, Daniel (8 de marzo de 2018). «Descubierta una estrella que no debería existir». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 10 de junio de 2019. 
  7. Clarín.com. «Descubren las galaxias más antiguas y alejadas de la Tierra». www.clarin.com. Consultado el 10 de junio de 2019.