Pruebas de laboratorio en el lugar de asistencia

prueba diagnóstica que se realiza en el mismo lugar y al mismo tiempo que se atiende al paciente


Las Pruebas de Laboratorio en el lugar de Asistencia (POCT o análisis de diagnóstico inmediato) son pruebas de diagnóstico médico que se realizan en el lugar en el que se presta atención sanitaria o cerca de él, es decir, en el momento y lugar de atención al paciente.[1][2]​ Este tipo de análisis presenta una diferencia comparado con el modelo tradicional, en el que las pruebas solo se realizaban, en general, en el laboratorio clínico. Esto implicaba enviar muestras fuera del lugar de atención sanitaria y luego tener que esperar horas o días para conocer los resultados. El mayor inconveniente era que se debía continuar con la asistencia sanitaria sin la información apropiada.

Prueba de Laboratorio en el lugar de Asistencia (POCT)
(prueba diagnóstica)
Características técnicas
Clasificación y recursos externos
MeSH D000067716
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

TecnologíaEditar

Los análisis de diagnóstico inmediato son pruebas médicas sencillas que pueden realizarse al lado del paciente. En muchas ocasiones, esta sencillez no se pudo conseguir hasta que se inventó la tecnología correspondiente. El objetivo no fue solamente hacer posible la prueba, sino también ocultar su complejidad. Durante décadas, han estado disponibles varios tipos de tiras reactivas de orina. Sin embargo, en la década de los años 2000 y 2010 la ecografía portátil llegó a ser apreciada como una prueba avanzada, asequible y extendida. En la actualidad, la ecografía portátil es considerada como una prueba «sencilla». No obstante, anteriormente era más complicada, ya que no existía la tecnología necesaria para realizarse. De manera similar, en la actualidad, la pulsioximetría es un método rápido, sencillo, no invasivo y asequible que analiza la saturación arterial de oxígeno en sangre. En épocas anteriores era necesario hacer una punción con una aguja intrarterial y una prueba analítica. Las pruebas de diagnóstico rápido, como las pruebas de detección del antígeno de la malaria, se basan en las últimas tecnologías en inmunología, pero no han existido hasta las últimas décadas. Aun así, durante décadas, los análisis continúan acercándose aún más hacia el lugar de atención sanitaria. Una encuesta realizada recientemente en cinco países (Australia, Bélgica, Holanda, Reino Unido y EE. UU.) indica que los médicos generales/médicos de cabecera desearían usar más las POCT.[3]

La idea que impulsan las POCT es llevar la prueba al paciente de manera práctica e inmediata. Esto aumenta la probabilidad de que el paciente, el médico y el equipo de atención reciban los resultados de forma más rápida, lo que permite tomar mejores decisiones para un tratamiento clínico urgente. Una POCT incluye: pruebas de glucosa en sangre, gasometría arterial y pruebas de electrólitos en sangre, pruebas rápidas de coagulación, diagnóstico rápido de marcadores cardíacos, pruebas de detección de drogas, tiras reactivas de orina, pruebas de embarazo, análisis de sangre oculta en heces, detección de patógenos alimentarios, diagnóstico de hemoglobina, pruebas de enfermedades infecciosas (como las pruebas rápidas para la COVID-19) y pruebas de detección del colesterol.[4]

La POCT se suele llevar a cabo gracias al uso de instrumentos transportables, portátiles o de mano (p. ej., glucosímetro, electromiógrafo) y de kits para análisis (p. ej., CRP, HBA1C, homocisteína, análisis salival para detectar VIH, etc.). También se pueden usar analizadores pequeños de mesa o equipos fijos cuando no hay disponible un aparato portátil. El objetivo es recoger la muestra y obtener los resultados en un período muy corto de tiempo, allí donde se encuentra el paciente o cerca de él, para que se pueda adecuar el tratamiento según sea necesario antes de que se marche.[5]​ El uso de POCT ha aumentado gracias a aparatos POCT más baratos, rápidos e inteligentes, ya que suponen una rentabilidad para el tratamiento de muchas enfermedades, como la diabetes, el síndrome del túnel carpiano (CTS)[6]​ y el síndrome coronario agudo. Además, es muy conveniente medir simultáneamente diversos analitos en la misma muestra. Esto permite una cuantificación rápida, fiable y de bajo coste. Por lo tanto, durante la última década, los análisis múltiples de diagnóstico inmediato (xPOCT) se han vuelto fundamentales para el diagnóstico médico.[7][8]

Muchos análisis de diagnóstico inmediato se desarrollan en forma de tiras reactivas fáciles de usar, que se encuentran dentro de un cartucho de plástico. Este modelo se suele llevar a cabo en sistemas de pruebas para detectar patógenos. Recientemente también se han desarrollado estos sistemas de pruebas para el diagnóstico reumatológico.[9]​ Para dichas pruebas se necesita únicamente una gota de sangre, orina o saliva. Cualquier médico general las puede realizar y explicar en cuestión de minutos. Recientemente, se ha dado a conocer un dispositivo de diagnóstico médico portátil llamado «BioPoC», que emplea biosensores a nivel de membrana mediante el uso de polímeros sensibles a enzimas de restricción independiente y un principio de transducción de bajo coste, diseñado para detectar la infección por Helicobácter pylori y urea.[10]

Recientemente, se propuso la utilización de sistemas microfluídicos en teléfonos inteligentes con el fin de proporcionar una tecnología POCT para la detección rápida de COVID-19 mediante muestras de saliva. El uso de PCR microfluídica en teléfonos inteligentes o RT-LAMP junto a la prueba ELISA posee el potencial para la detección rápida del COVID-19 en muestras de pacientes, en particular, de saliva. Dada la incorporación de los teléfonos inteligentes y de los sistemas microfluídicos hay disponible una tecnología fácil de usar, perfectamente accesible, miniaturizada y portátil. La combinación de teléfonos inteligentes o tablets con los microfluidos facilita una motorización fácil y continua de las personas o de la población durante y después de la pandemia del COVID-19. La fabricación y el desarrollo de aparatos tan rápidos y precisos podrá prepararnos de manera eficiente para hacer frente a los brotes actuales y, probablemente, futuros.

VentajasEditar

El acoplamiento de dispositivos POCT y de registros médicos electrónicos permite compartir los resultados de las pruebas con los médicos al instante. El uso de dispositivos móviles en el entorno de atención sanitaria también permite al personal sanitario acceder de manera rápida a los resultados de las pruebas (enviados desde un dispositivo POCT) realizadas al paciente.[11][12]​ En un estudio donde se utilizó el i-STAT para analizar los niveles de lactato en sangre tras una operación quirúrgica de cardiopatía congénita se ha asociado una reducción en la morbilidad y mortalidad con los tiempos rápidos de respuesta.[13]

El POCT se ha consolidado mundialmente[14]​ y desempeña un papel fundamental en la salud pública.[15]​ Muchas monografías escritas en tailandés[16][17]​ e indonesio[18]​ destacan el POCT como el modelo de atención sanitaria en situaciones catastróficas.

Los beneficios operativos más importantes incluyen una mayor rapidez en la toma de decisiones y en el triaje, la reducción de tiempo en el quirófano, en la unidad de vigilancia intensiva, en la atención posoperatoria, en la sala de urgencias, la reducción del número de consultas en el ambulatorio y de camas hospitalarias necesarias. De esta manera se garantiza un uso óptimo del tiempo profesional y reduciendo la medicación antimicrobiana.

FinanciaciónEditar

En el Reino Unido, el coste de los análisis de diagnóstico inmediato (que puede ser considerable) está establecido por la clínica de los médicos de cabecera y el coste de los medicamentos está controlado por el grupo de comisión clínica. Según indicaba el comité de Salud y Asistencia Social de la Cámara de los Comunes (House of Commons Health and Social Care Committee) en octubre de 2018, dicha norma crea incentivos irregulares.[19]

Véase tambiénEditar

Prueba rápida antígenos para la COVID-19

Prueba diagnóstica rápida (en inglés)

Análisis múltiple de diagnóstico inmediato (en inglés)

ReferenciasEditar

  1. Kost GJ (2002). «1. Goals, guidelines and principles for point-of-care testing». Principles & practice of point-of-care testing. Hagerstwon, MD: Lippincott Williams & Wilkins. pp. 3–12. ISBN 978-0-7817-3156-0. 
  2. Quesada-González D, Merkoçi A (July 2018). «Nanomaterial-based devices for point-of-care diagnostic applications». Chemical Society Reviews 47 (13): 4697-4709. PMID 29770813. doi:10.1039/C7CS00837F. 
  3. Howick J, Cals JW, Jones C, Price CP, Plüddemann A, Heneghan C, Berger MY, Buntinx F, Hickner J, Pace W, Badrick T, Van den Bruel A, Laurence C, van Weert HC, van Severen E, Parrella A, Thompson M (August 2014). «Current and future use of point-of-care tests in primary care: an international survey in Australia, Belgium, The Netherlands, the UK and the USA». BMJ Open 4 (8): e005611. PMC 4127935. PMID 25107438. doi:10.1136/bmjopen-2014-005611. 
  4. «Point of Care Diagnostic Testing World Markets». TriMark Publications. 
  5. «College of American Pathologists POCT toolkit». Archivado desde el original el 22 de diciembre de 2010. Consultado el 11 de febrero de 2012. 
  6. Tolonen U, Kallio M, Ryhänen J, Raatikainen T, Honkala V, Lesonen V (June 2007). «A handheld nerve conduction measuring device in carpal tunnel syndrome». Acta Neurologica Scandinavica 115 (6): 390-7. PMID 17511847. S2CID 18119311. doi:10.1111/j.1600-0404.2007.00799.x. 
  7. Spindel S, Sapsford KE (November 2014). «Evaluation of optical detection platforms for multiplexed detection of proteins and the need for point-of-care biosensors for clinical use». Sensors 14 (12): 22313-41. PMC 4299016. PMID 25429414. doi:10.3390/s141222313. 
  8. Dincer C, Bruch R, Kling A, Dittrich PS, Urban GA (August 2017). «Multiplexed Point-of-Care Testing - xPOCT». Trends in Biotechnology 35 (8): 728-742. PMC 5538621. PMID 28456344. doi:10.1016/j.tibtech.2017.03.013. 
  9. Egerer K, Feist E, Burmester GR (March 2009). «The serological diagnosis of rheumatoid arthritis: antibodies to citrullinated antigens». Deutsches Ärzteblatt International 106 (10): 159-63. PMC 2695367. PMID 19578391. doi:10.3238/arztebl.2009.0159. 
  10. Tzianni, Eleni I.; Hrbac, Jan; Christodoulou, Dimitrios K.; Prodromidis, Mamas I. (2020). «A portable medical diagnostic device utilizing free-standing responsive polymer film-based biosensors and low-cost transducer for point-of-care applications.». Sensors and Actuators B: Chemical 304: 127356. doi:10.1016/j.snb.2019.127356. 
  11. Ventola CL (May 2014). «Mobile devices and apps for health care professionals: uses and benefits». P & T 39 (5): 356-64. PMC 4029126. PMID 24883008. 
  12. Quesada-González D, Merkoçi A (June 2017). «Mobile phone-based biosensing: An emerging "diagnostic and communication" technology». Biosensors & Bioelectronics 92: 549-562. PMID 27836593. doi:10.1016/j.bios.2016.10.062. 
  13. Rossi AF, Khan D (June 2004). «Point of care testing: improving pediatric outcomes». Clinical Biochemistry 37 (6): 456-61. PMID 15183294. doi:10.1016/j.clinbiochem.2004.04.004. 
  14. Tran NK, Kost GJ (2006). «Worldwide point-of-care testing: compendiums of POCT for mobile, emergency, critical, and primary care and of infectious diseases tests». Point of Care: The Journal of Near-Patient Testing & Technology 5 (2): 84-92. doi:10.1097/00134384-200606000-00010. 
  15. «Special Edition in Public Health». Point of Care: The Journal of Near-Patient Testing & Technology. December 2006. 
  16. Kost GJ (2006). «1. Overview of point-of-care testing: Goals, guidelines, and principles». En Charuruks N, ed. Point of Care Testing for Thailand (en tailandés). Bangkok. pp. 1-28. 
  17. Kost GJ (2006). «10. Point-of-care testing in province hospitals and primary care units (PCUs): Optimizing critical care and disaster response». En Charuruks N, ed. Point of Care Testing for Thailand (en tailandés). Bangkok. pp. 159-177. 
  18. Kost GJ, Tran NK, Tuntideelert M, Kulrattanamaneeporn S, Peungposop N (October 2006). «Katrina, the tsunami, and point-of-care testing: optimizing rapid response diagnosis in disasters». American Journal of Clinical Pathology 126 (4): 513-20. PMID 16938656. doi:10.1309/NWU5E6T0L4PFCBD9. 
  19. «MPs demand end to 'perverse' cost to GPs of testing before antibiotic prescribing». Pulse. 22 de octubre de 2018.